Culturales

Vigencia del modernismo Dariano

Presentación del libro El Hilo Azul

Por: Mario R Vega

Hay quienes  niegan la vigencia y actualidad del legado dariano, la influencia en la literatura y lo que significó la “Maravilla Dariana” en palabras de José Coronel Urtecho. Para sustentar el argumento, el jurista, educador y ensayista Carlos Tünnerman Bernheim, recurre a los estudiosos más eminentes de Dario y las figuras más notables de las letras hispanoamericanas contemporáneas, en su ensayo “vigencia y actualidad de Rubén Dario en siglo XXI” presentado en la revista literaria el hilo Azul.

Tünnerman presenta cómo la obra de Darío fue tránsito en las letras hispanas del siglo XIX al XX y también la visión, testimonio personal de la angustia, pesadumbre e incertidumbre que presentaba el hombre postmoderno del fin de siglo.

En 1967 en conmemoración a  “la Semana del Centenario del nacimiento de Rubén Dario”  se llevó  a cabo en la Universidad Autónoma de Nicaragua, en León, un simposio sobre la obra Dariana con la participación de ilustres invitados. La crónica del simposio fue incluida en el libro de oro del centenario, donde podemos encontrar señalamientos como el del profesor Rene F. L. Durand de la universidad de Dakar, en Senegal, quien afirma que la universalidad de Dario es con la presencia del negro en su poesía, lo cual se conoció años después como negritud o negridad, que llevaría a su esplendor al poeta senegalés Leopol Sengur. Por otra parte el poeta español Luis Rosales subrayó que Dario fue puente y unió a la lengua española a través del Atlántico por uno y otro continente.

Joaquín Calvo Sotelo afirma que Darío fue limitado al mundo hispánico por la dificultad de traducir su poesía a otras lenguas. Otros participantes del evento no estuvieron de acuerdo y señalaron el número de lenguas al cual fue traducido Dario, entre ellas, la traducción al japonés y la colección de antologías de la prestigiosa penguin, en inglés.

La opinión más negativa fue la del crítico español Guillermo Diaz-Plaja, quien sostuvo que Darío carecía de vigencia y como prueba de ello señaló que “Dario no interesa hoy día a nuestro hijos “y que su influencia se terminó con el final del ciclo modernista. Plaja fue categórico al insistir el no confundir admiración con la actualidad y que es necesario ponerle límites cronológicos y estéticos a su obra.

La feroz embestida de Diaz-Plaja fue calificada por el poeta nicaragüense Luis Alberto Cabrales como un ejemplo del “provincialismo anti-dariano” y fue refutada incluso por varios intelectuales españoles como el mismo Rosales, quien dijo que era el primer poeta existencial y moderno del idioma español. El nicaragüense Carlos Buitrago afirma que Darío al ser intérprete de su pueblo se hizo universal y que el modernismo había que distinguir moda literaria y la actitud modernista que es una posición innovadora

Legado

La renovación de la poesía castellana de Rubén Dario, afirma Pedro Enrique Ureña, está más allá de lo que imaginamos y puedo sostener “que de cualquier poema escrito en español puede decirse con precisión si se escribió antes o después de Rubén Dario”.

El lenguaje poético ha llegado a la multitudes incluso incorporado en el habla popular hispanoamericana como lo señala Carlos Monsiváis en su obra un aire de familia y citó “juventud divino tesoro, te fuiste para no volver” como saludo ante mayores o personas con tiempo sin verse. Por otro lado, Mario Vargas Llosa afirma que sin duda Darío es el precursor del vanguardismo, los recursos estilísticos, los paralelismos, neologismos, enumeraciones, metáforas etc. y que fue el padre de la vanguardia hispanoamericana.

Tempranamente cosmopolita fuertemente ligado a la modernidad de inicio de siglo xx Dario fue incorporando a América atina a la cultura europea rechazando tendencias nacionalistas extranjeras. Esta apertura hacia la universalidad es la lección perdurable de nuestro Príncipe de las Letras Castellanas que debería iluminar nuestra incorporación en los complejos procesos de globalización y de mercados abiertos a los que estamos sometidos. Su cosmopolitismo sostiene la necesidad de afirmar nuestra cultura y desde ella abrirnos a la cultura universal. La valoración de Dario hace del símbolo del mestizaje antropológico la expresión del hombre hispanoamericano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s