Opinión

Empecemos a cambiar , cuidemos la naturaleza

OPINIÓN

Alina Gaitán M/El Aventino

Nuestro país ha sido afectado por el cambio climático y desastres naturales, entre estos el fenómeno del niño que nos ha hecho muchos daños, afectándose los cultivos, ganados, y peor aún todas las fuentes acuíferas. Este año no ha sido la excepción. En lo que va del primer trimestre se han visto muchas afectaciones, principalmente los ríos y lagos.

No es de sorprenderse que Nicaragua sufre de tala indiscriminada de bosques, pero esto se nos ha salido de las manos. Ahora ya ni aire fresco podemos respirar debido a que hay pocos árboles porque nosotros mismo somos los únicos responsables de todo esto. Cada día vemos que hay menos árboles en nuestras montañas y bosques, se recuerda aquella reserva  de Bosawás, pero al pasar de los años ha ido disminuyendo y hoy ha llegado al límite, ya que ni la sombra de esta reserva existe.

¿Esto es culpa de el gobierno actual? No, esto es culpa de nosotros mismo, la población, que no tenemos conciencia de lo que hacemos, solo sabemos buscar culpables en vez de buscar respuestas. Nunca se cumple el dicho de “donde se corta un árbol, se siembran ocho”, lo cierto es que no se pone en práctica porque ni uno al menos se siembra.

¿Qué pasa con todo esto? ¿Será que solo es ese el único problema que afecta el fenómeno del niño? Nuevamente la respuesta es “no” ya que por toda esta tala de bosques se secan nuestros ríos, lagos y así quedándonos sin esta fuente que es el sobrevivir de todos los nicaragüenses; el 70% de la población nicaragüense se ha estado viendo afectada porque muchos de nuestros recursos hídricos se han secado. Y el colmo de todos estos fue el Salto de Estanzuela.

Este no fue ni será el único en secarse, si sigue esta misma situación pronto nos quedaremos sin una sola gota de agua y será como vivir en un desierto. Ahora vemos que el río Guasaule ya no existe, ni una sola gota de agua de esa fuente de agua queda, también el Río Coco, uniéndose a esta lista el famoso Charco Verde, ubicado en la Isla de Ometepe, todos estos ya han sido víctimas de nuestra inconciencia y falta de amor hacia la naturaleza.

Entonces, ¿No se puede hacer nada para evitar que este problema siga? Claro que sí se puede hacer algo, comenzando por no botar basura en las calles ya que esto también afecta nuestro medio ambiente y cada día aumenta más este problema; que cumplamos en sembrar al menos cinco árboles o formar parte de las jornadas de reforestación que el gobierno central o municipal organizan y no contaminar las aguas de nuestros ríos, lagos y mares.

Lo más importante es ser partícipe de todas las actividades ambientales y comenzar por algo que es muy fundamental para todos: cambiar nuestra manera de pensar no andar echando culpa a nadie si los primeros culpables somos nosotros mismo la población.

Sea maduro, no culpe a nadie. ¿No quiere calles sucias? No las ensucie ¿No quiere delincuencia? Eduque bien a sus hijos. ¿Quiere que el país cambie? Empiece por usted. Eres izquierdista… genial… eres derechista… genial… el país va a mejorar el día en que todas las personas cambien su forma de pensar y dejen el egoísmo. Hay que cambiar esa mentalidad de que un presidente les va a resolver todos los problemas y hasta la vida. Si queremos un cambio… “Debemos comenzar por NOSOTROS”.

Anuncios

Categorías:Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s