Opinión

OPINIÓN: Evolución del universitario hacia un nuevo paradigma de la educación

Por Eudilia Molina C.* // Psicóloga

Estimados amigos lectores de El Aventino me invitaron a escribir un pequeño artículo de opinión y acepté con mucho gusto, y consideré referirme a la educación, empezando por la siguiente pregunta: ¿Saben los estudiantes cuáles son sus compromisos en esta nueva era de la globalización?

Busqué respuestas visitando una universidad, de la cual me reservo el nombre, y me llamó la atención uno de los salones de clase donde habían unos 40 estudiantes, observé que un grupo  hablaba entre si, otros parloteaban descuidados y la mayoría chateaban en su celulares, mientras el docente sudaba y esperaba que ellos se quisieran dar cuenta que estaba esperando el momento de iniciar su plan de clases.

Los cambios en la nueva estructura de la educación superior y las sociedades mundiales durante este nuevo siglo sumado a los avances tecnológicos en el campo de la información y los nuevos materiales integradores, obligan a revisar los paradigmas imperantes acerca del papel de la educación en general y las actitudes de los estudiantes universitarios.

Por lo tanto, el gran desafío que deben enfrentar los estudiantes es de cómo insertarse de manera competitiva en este mundo globalizado. Qué pasa? Que pese a que el estudiante lucha con muchas desigualdades de forma asimétricas, también tiene oportunidades, siempre y cuando se adecuen a las nuevas circunstancias y es donde radican los esfuerzos que realiza cada estudiante de la educación superior, y este debe reflexionar si está aprovechando de gozar de los nuevos conocimientos que ofrecen los docentes en la labor discipular.

Ahora me contesto la pregunta con la cual inicié.  La mayoría de los estudiantes universitarios hoy en día no reflexionan sobre la oportunidad que tienen de ingresar al ingresar a las universidades. Los grandes esfuerzos que realizan las autoridades encargadas de mantener estándares internos y externos de calidad y esfuerzo, procurando estar a nivel de la credibilidad del mundo, sin perder la calidad y la calidez del contexto humano, se puede mal lograr si el estudiante no llega convencido de que es ahí donde arranca su transformación hacia una mejor calidad de vida.

El estudiante universitario se forma en el salón de clases en un 30 por ciento y para poder cambiar el paradigma obsoleto que nos limita debe de buscar un 120 por ciento más a través de sus propios frentes evolutivos de conocimientos.  Si esos cambios de conocimiento no son bien asimilados con conciencia social, madurez y ética profesional, el estudiante no puede lograr el equilibrio entre la actitud natural por una actitud integradora pensando en el bien común, en el perfil del futuro profesional y en su aporte para el desarrollo de la sociedad.

*La autora es especialista en niños y adultos con problemas de aprendizaje y en trastornos emocionales.
E mail:  psicologamolina@gmail.com
Código Salud: 13041
Cel: 8804-1846

Anuncios

Categorías:Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s