La grandeza personal está en promover el bien común

Por Eudilia Molina C. /Psicóloga/ para El Aventino//

20160728_100939 (1)

Estimado lectores:

Tengo como meta llegar a ustedes, a través de la educación de pequeños detalles que trasforme la personalidad.

El libro El Octavo Hábito, del doctor Stephen Covey, manifiesta que al encontrar tu propia voz y hagas que tu voz inspire a otros a encontrar su propia voz, esa actitud se transformará en grandeza personal.

Recuerda en el libro anterior, de Los Siete Hábitos de la gente altamente efectiva, el quinto hábito, hablaba de ganar, ganar, eso significa que si tú ganas tu compañero también debe ganar, que todos hagan el bien y que eso será parte de tu propio bien; en el fondo ganar es convivir, compartir, aprender a ganar con grandeza, con dignidad, con sabiduría, nunca alegrarse del mal ajeno, ni permitir que el otro pierda si lo puedes ayudar como dice un canto de unidad, dale la mano al hermano, dale la mano, enséñale a crecer en sí mismo

El Octavo Hábito constituye el camino hacia la vertiente de la realidad de hoy, aborda brevemente la dolorosa realidad, contrasta claramente con el dolor y la frustración. Covey, manifiesta que en el fondo, es una realidad eterna, es la voz del espíritu humano, lleno de esperanza y de inteligencia, fuerte por naturaleza, con un potencial inagotable para servir al bien común. Esta voz también engloba el alma de las organizaciones que sobrevivirán, prosperarán y tientan con impacto profundo el futuro del mundo.

La grandeza y la esencia de este libro, se inspira en la voz y la define como la relevancia personal única, una relevancia que se manifiesta cuando nos enfrentamos a nuestros mayores desafíos y que nos hace estar a la altura.

La voz se encuentra en la intercepción entre el talento ´´nuestros dones y puntos fuertes naturales, la pasión de lo que nos gusta y nos motiva y nos inspira de manera natural, la necesidad. Incluyendo lo que necesita el mundo y la conciencia, que es la vocecita interior que nos dice que está bien y que nos impulsa. Ahí se encuentra nuestra voz, nuestra vocación, la clave de nuestra vida.

Aprender a identificar la clave de nuestros problemas, comprenderlo, buscando como dominar lo que nos atrasa buscar solución del problema, uno a uno, cuando sentimos que son muchos, este problema arraigado arrojará una intensa luz sobre los retos a los que nos enfrentamos personalmente en nuestras relaciones familiares, laborales, en las organizaciones, al estudio o a las que dedicamos gran parte de la vida. Este libro ofrece una perspectiva de solución que supera el Octavo Hábito en las necesidades humanas universales.

El señor Covey, dice en el libro que después de la vida misma, la facultad de elegir es nuestro mayor don ya que somos el producto de lo que elegimos ser. Es innegable que la genética, la cultura, el entorno influye, pero el ser humano dispone de la libertad de elegir, hoy, es el espacio entre el estímulo y la respuesta, ese es el don.

Un segundo don es guiarnos por principios y leyes naturales.  No es posible gozar de una confianza duradera si no hay honestidad, por eso nuestros valores tienen que estar basados en principios, debemos analizar para darnos cuenta que las actitudes, las necesidades son dimensiones que son nuestros faros.
Para finalizar, las necesidades y las actitudes son dimensiones que necesitan ser honradas y respetadas, integradas y colocadas en un todo sinérgico, al hacerlo el ser humano encuentra su propia voz y a su vez, también puede inspirar a otros a encontrar su propia voz.

Crianza de caballos en Nicaragua

 

c2.jpg

Por: Alysson Adriana Moreno y Jose Humberto Currás/ Colaboración/El Aventino

El Sr Oscar Ramón Ortega, apasionado en la crianza-cuido de equinos y dueño del “Rancho Antares” ubicado en el km 13 carretera vieja a León, Ganadero de éste sector, nos cuenta lo que se debe saber sobre esta pasión

Ortega comenta que en esta ocasión no participó en EXPICA, pero sí se encuentra apoyando a dos amigos que también participan en los desfiles hípicos; sin embargo, lo ha venido haciendo en los ocho años anteriores.

Expresa que los equinos que exponen son de razas: español, peruano e iberoamericano (mezcla Español y Criollo) el cual gusta más en Centro América, por su elegancia y rapidez en el andar.

12 caballos de las razas antes mencionadas se podían observar en dicho rancho. Sobre la alimentación señala que estos animales consumen de 35 a 50 libras de zacate (Estrella y Aglenton) al día; y concentrado, de tres a cuatro libras en tres tiempos en total, teniendo esto un costo aproximado de $200 mensuales por cada ejemplar, sin incluir las medicinas y vitaminas.

Sobre el precio de cada animal, expresa que su valor es caprichoso, ya que depende del lugar en donde se vende, la raza, pureza y del comprador pero oscilan de cinco mil dólares en adelante. Además, se le puede sacar provecho a través del alquiler para las hípicas del país, cada caballo en alquiler anda en $200 o más, “siempre se debe tener en cuenta a quien se va a alquilar dicho equino para evitar daños físicos al caballo” afirma.

Así mismo el Dr. Oscar Meléndez –médico veterinario y criador de equinos- quien ha estado en el mundo de los caballos desde hace 12 años, nos explica brevemente en qué consisten las categorías de juzgamiento en las competencias y desfiles.

ccccc

“Eligen al mejor de cada categoría, estas son: Potrillo Joven, Proceso de Doma y adulto; posteriormente, se elige al que mejor se desempeñe y lo titulan como <<El gran campeón o la gran campeona>>”, expresa.

También se mencionan las cualidades físicas que tiene un equino ibero, por lo que la cabeza posee longitud media con proporción en el cuello (incluye su cabello), rectangular fina y descamada, su cuello arqueado y largo, grupa (ancas o nalgas) y aplomos traseros (muslos posteriores) de longitud y amplitud media con redondeado en las nalgas, levemente inclinadas y una firme musculatura.

Con respecto  su movimiento, la raza de iberoamericanos es ágil, elevados, extensos, enérgicos y un poco atléticos; posee un perfil craneal rectilíneo, con formación corporal balanceada y es más caracterizado por su trote diagonal, que suele ser atractivo para los ganaderos nacionales como internacionales.

El mundo de los equinos y la ganadería es bien amplia por lo que invitamos a estar en constante conocimiento de esta gran y noble pasión. Así mismo poder apreciar los ejemplares en los desfiles y presentaciones.

Comunicando a través de imágenes en movimiento

 

bbbb Fotos:  Eduardo Martínez Bendaña

Realizado por:  Eduardo Martínez Bendaña/El Aventno.

La Escuela de Cine Comunitario (ECC) realizó este domingo 31 de julio de 2016, en el país vecino de El Salvador uno de los primeros talleres de Producción para el rodaje de su primer largometraje sobre “La Migración en Mesoamérica”, en la cual participan los países como: México, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

En el taller Nicaragua fue representada por él joven Jorge Lenin González Amador de la comunidad de Taswa-Boaco, perteneciente a la Organización Juvenil “JORDI” (Jóvenes Organizados por su Desarrollo Integral) y del grupo de video “Pinoleros en desafío” y el joven Eduardo Martínez Bendaña, del Movimiento de Juventudes apoyados por CANTERA en Ciudad Sandino, en representación de los grupos de producción de “NICARAO y OMETEPELH” (Ciudad Sandino y Mateare). En el taller las y los jóvenes fueron capacitados con el  tema de pre, pro y post producción que se requieren para realizar dicha película.

Nosotros comenzamos el proyecto de Cine Comunitario en el año 2005, tuvimos una primera experiencia en un barrio aquí en San Salvador, luego tuvimos experiencias en diferentes partes del país, en Chalatenango, Ahuachapán, luego montamos la Escuela de Cine Mesoamericano a través de las conexiones que tiene AWO- International con las Copartes de los países (Instituciones u ONG), primero empezamos a trabajar con cuatro países que eran: México, Guatemala, El Salvador y Honduras, después en una fase siguiente ya trabajamos con México, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, el objetivo era hacer la proyección de una Escuela de Cine Comunitario con jóvenes con poco acceso a tecnologías y enseñarles cómo se puede hacer videos desde la comunidad y para la comunidad.

 Hemos tenido varias fases de formación, hay jóvenes que han estado desde el inicio con nosotros y en el proceso de este año estamos intentando comenzar la fase última del programa, que es la producción de una película sobre el tema de “La Migración” que una a los países, estamos acostumbrados a hacer en la Escuela cortos y ahora nos hemos propuesto hacer un largometraje.

b4

Esta iniciativa nace en que nosotros tenemos un enfoque de comunicación participativa en ACISAM (Asociación de Capacitación e Investigación para la Salud Mental) trabajado desde el protagonismo juvenil, justamente que los jóvenes sean gestores de su propio desarrollo, de su propia vida y en ese marco incluimos la comunicación participativa como un recurso de los jóvenes para expresar ante los demás, qué piensan, qué hacen,  por qué lo hacen, qué quieren hacer, cómo viven, cómo quieren vivir, cuáles son sus preocupaciones como jóvenes, cómo miran la realidad, etc. y comenzamos hacer nosotros directamente en ACISAM los programas de Cine Comunitario que también le llamamos televisión comunitaria.

 En un momento dado nos dimos cuenta que no bastaba andar de comunidad en comunidad trabajando, entonces decidimos mejor empezar a formar gente, para que sean los jóvenes quienes hagan sus propios materiales, había que darles las herramientas para que ellos nos digan cómo miran su realidad y su futuro.

 La ECC por ser un instrumento de comunicación participativa ha dado a los jóvenes grandes capacidades de expresión por ejemplo, capacidades de liderazgo, aquí se trabaja mucho el liderazgo porque para dirigir una película, un documental, un corto, lo que sea; se necesita cierto grado de liderazgo, también la creatividad porque hay que construir historias de la nada y llevarla a la práctica, hay que aprender a trabajar en equipo, no es lo mismo lo que hace un escritor, “se encierra en su cuarto y escribe una novela maravillosa” o a un pintor “que agarra su pincel y se pone a pintar un cuadro”, en el cine no, obligatoriamente se tiene que trabajar en colectivo porque una sóla persona no puede hacer todo los roles.

b6

 El cine genera, promueve el trabajo en equipo y por supuesto para que una película tenga un buen final, sea un corto lo que sea,  es importante construir en el equipo una gran capacidad de cohesión, el cine lo da, da en sí tareas específicas con un objetivo común porque la película es la misma, pero cada quien hace una parte.

El objetivo de la película es reflexionar sobre el tema de la migración desde los jóvenes, desde las comunidades y no de las Instituciones, ni de los gobiernos ellos tendrán una visión pero lo que nos interesa es que los jóvenes se den cuenta lo que implica y cómo es realmente tomando en cuenta los pro y los contra.  Dijó: Noé Valladares (Director Escuela de Cine Comunitario-El Salvador)

 Para mí formar parte de esta producción tiene gran significado porque ya no estamos en el nivel de producir documentales, ahora esto es un gran reto para todos, un compromiso, es practicamente un trabajo propio.

 En el año 2010 formé parte de la ECC, al inicio lo tomé como un taller cualquiera, pero después de un año de aprendizajes lo miré como una alternativa para mi desarrollo porque aprendí a realizar documentales, nos enseñaron como nace la idea para un  video, la sinopsis, escaleta e investigaciones (…).

 En el tercer año aprendí edición, me acuerdo que también aprendí con un señor que se llama Camilo Castro, él tiene una productora en Managua que se llama “Cale Videos Producciones”, él me asesoró en dos documentales que hicimos llamados: “Juventud Generando Cambio” y “La Fuerza de Dos Generaciones” en los años 2012 y 2013.

 Esta formación ha contribuido a obtener más conocimientos de la tecnología y también a mi desarrollo mostrando con videos las culturas y realidades que se viven en las comunidades rurales de Nicaragua. afirmó: Lenin González Amador (Estudiante de la ECC)