Noticias Nacionales

El placer del aprendizaje en el nuevo paradigma de la educación

Por Eudilia Molina C., Psicóloga/Colaboración para El Aventino

FOTO ESTUDIANTES

Hoy les comentaré sobre un libro que con solo el título inspira amor y ternura, se denomina “Placer y Ternura en la Educación” del escritor brasileño Hugo Assman.  Si usted tiene la oportunidad de leerlo, hágalo con mucha dedicación y cuidado tomando en cuenta las consideraciones del autor.

Assmann, es uno de los personajes más controvertido de la Teología de la Liberación, nació en Brasil hace 56 años.  Fue sacerdote, abandonó el sacerdocio y contrajo matrimonio. Vivió 20 años en Costa Rica y actualmente es profesor de la Universidad Metodista del Brasil.

Este libro expresa el deseo profundo del autor, por reencarnar la educación e imbuir en un nuevo encanto la hermosa tarea de educar, dirigida ésta hacia una sociedad aprendiente. Assmann manifiesta que el ambiente pedagógico tiene que ser un lugar fascinante e inventivo ya que es un proceso que no debe inhibir sino propiciar la dosis de visión común, entusiasta y requerida para que este proceso de aprender, se produzca como mezcla de todos los sentidos.

Es importante tener conocimiento que el aprendiente es antes que nada un proceso corporal y debemos de tener en cuenta que todo conocimiento tiene un reflejo corporal que se acompaña de sensaciones de placer y no es un aspecto secundario.  Es decir una retroalimentación positiva que defina la capacidad que todo sistema viviente necesita para ser modificado y mantenerse viable, esto es un proceso de estructura y estado del sistema.

Cuando está ausente esta transformación, el aprendizaje es mecánico y solamente recibe información de los contenidos y el mundo.  El nuevo paradigma de la educación informa, instruye, es dinámico, innovador y creativo; es decir que el aspecto importante del aprendizaje consiste en que debe ser una central de servicios cualificados para la nueva educación universitaria.

La nueva experiencia del aprendizaje implica además de la instrucción informativa, la reinversión y construcción personalizada del conocimiento y en eso, el placer representa una dimensión clara, placentera y fascinante.  Tanto los estudiantes como los profesores deben aprender a saborear la trasmisión de los conocimientos en su más profunda dimensión vital y cognitiva.

En nuestro proceso educativo la trasmisión de conocimientos han sido rígidos y los estudiantes han sido solamente receptores de información, negándoseles el placer de ser dinámicos y ser parte de un proceso dinámico y ágil.  Es importante conocer que aprender es un proceso creativo, que se auto organiza y que todo conocimiento tiene una inscripción corporal del conocimiento.

Es decir, que la dinámica de la vida y la del conocimiento están unidos y el placer es un dinamizador del conocimiento, por lo tanto urge en nuestro proceso cuidar y flexibilizar los lenguajes pedagógicos.

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s