Noticias Nacionales

Los mil rostros del desempleo

Por Fidelina Suárez/ Colaboración para El Aventino//

vendedor

El muchacho sube al bus, se dirige a los pasajeros, cada uno sumido en sus propios pensamientos y problemas. Pide disculpas antes de comenzar y seguramente todos esperan un discurso de fanatismo religioso, de esos que te dicen que Cristo viene y es hora de arrepentirse.

Pero no. Abre una caja pequeña de cartón y detalla las bondades de los productos que vende: chocolate sólido, sin maní, caramelos de menta con miel, galletas de vainilla y caramelos de leche. Los precios de cualquiera de ellos no sobrepasa los 10 córdobas.

Más adelante, el ofrecimiento es de medicinas milagrosas. Otro joven expone las maravillas que el ginseng hace en la memoria, que el omega 3 termina con el colesterol, la vitamina B12 ayuda a los nervios y el extracto de malta, combate la anemia.

“5 y le marco” se oye en la parada de buses del Gancho de Camino, donde convergen unas 6 rutas de buses del transporte urbano de Managua. El pasaje cuesta 2.50 córdobas pero si una persona no tiene la tarjeta o la Tuc como la llama la gente, estos muchachos ponchan su tarjeta y cobran su propia tarifa.

En medio de aquel mar humano, otros ofrecen camisetas a 50 córdobas, bolsas de agua a 1 córdoba, fresco a 5 y semillas de marañón por 10.  Todos sudan copiosamente en el sol incandescente de Managua pero nadie desmaya en el afán de conseguir clientes.

En el trayecto de cuadra y media, hay tres champitas con techo de plástico negro, donde se ofrecen bananos, guayabas, frescos, gaseosas y chucherías como tortillitas, meneítos y palomitas de maíz.

En la embajada de Costa Rica en Managua, centenares de muchachos hacen fila desde la madrugada buscando una visa que les permita viajar y conseguir un empleo en el país vecino, donde actualmente viven 700 mil nicaragüenses.

Otros muchachos caminan por barrios y colonias de Managua ofreciendo sillas plásticas, cómodas, porta platos, muebles para cocina y electrodomésticos. La oferta es tentadora, una pequeña suma como prima y una cantidad cada semana pero que al terminar de pagar representa el doble de su precio de contado.

Son algunos de los rostros del desempleo en Nicaragua. Jóvenes que sin oportunidad de un empleo formal, se han lanzado a las calles a vender cualquier cosa, tal como lo hacen en las paradas, otra gran cantidad de adultos que cada día diversifican más su oferta en un afán por atraer a los compradores.

En las cercanías de las oficinas de Servigob en la avenida Bolívar, además de las comidas y refrescos, alguien ofrece platos, tazas soperas y cucharas de cocina, otros cuelgan de los árboles algunos peluches que seguramente consiguen en las tiendas de segunda mano que son otro ¨”boom” en el país.

La informalidad alcanzó un 75% durante el año 2014 y aunque según un informe de la Organización Internacional del Trabajo, no es Nicaragua, sino Costa Rica, el que tiene la tasa más alta de desempleo, el vecino del sur, tiene una tasa de empleo formal del 69%.

El embajador de Costa Rica en Nicaragua, Javier Sancho, declaró hace poco que el flujo migratorio de nicas hacia su país se ha incrementado, predominando las edades entre 18 y 30 años.

Costa Rica extiende unas 700 visas por día. Los jóvenes, incluso de las zonas rurales, ven en ese país la oportunidad de encontrar un trabajo, en la construcción, como vigilantes, cualquier empleo es mejor remunerado que en Nicaragua.

Cuatro de cada tres jóvenes no tiene un empleo y aunque cada año, salen miles de las universidades, las exigencias que han puesto los empleadores alejan cada día más el sueño de un trabajo. Además de la experiencia de uno, dos o tres años, hasta para un cargo de cajero, algunas entidades piden un título universitario.

Todo ello en el segundo país más pobre de América Latina pero que tiene 210 millonarios, más que Costa Rica, El Salvador y Panamá, tres de los destinos elegidos por los nicaragüenses para buscar un empleo, el que no encuentran en su propia tierra.

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

4 replies »

  1. Hola amiga. El artículo está interesante, pero me gustaría que haga un analisis educativo de esta información. para que nuestros estudiantes de periodismo consoliden conocimientos epistemológicos saludos sinceros. .

    Me gusta

  2. A mi criterio el desempleo responde a personas en edad apta para laborar y que se encuentran totalmente inactivas, en “paro forzoso”, no son productivas, es decir no generar ingresos. Me parece oportuno reconocer que las personas descritas en el articulo, son personas con empleos informales, autónomos, independientes que han tomado la iniciativa de generar un ingreso desde un oficio, desde la venta de productos, etc. Lamentablemente no cuentan con los beneficios que tienen las personas con empleos formales, pero sí cuentan con una amplia destreza para hacer negocios. Si la educación en Nicaragua estuviera orientada a motivar el emprendedurismo, ese 75% de empleados informales, fueran exitosos empresarios!.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s