Psicología y Educación

¿Cómo y por qué enseñarles el hábito de la lectura a los niños?

Por MSc Eudilia Molina/Psicóloga/EL AVENTINO

lectura

La familia enseña la adquisición de hábitos sociales en cada uno de sus miembros. La lectura es uno de los hábitos más importantes de enseñar a los hijos en todas las etapas de la vida y se comienza leyéndoles cuentecitos a los 3 años, despertando así el interés, la curiosidad sana y divertida de la niñez y entran en el pensamiento asertivo de leer y escuchar, también aprenden a comunicarse asertivamente en el entorno familiar.

La asertividad, se define como aquella habilidad

personal que nos permite expresar sentimientos, opiniones y pensamientos en el momento oportuno, la forma adecuada de aceptar o negar ideas de otro, sin desconsiderar los derechos de los demás. También ayuda a definir y mejorar la autoestima, las habilidades individuales, aumenta la autonomía personal y la comunicación interpersonal, está directamente ligada e involucrada en la gestión de las emociones y el desarrollo comunicativo (Salmurri, 2004 p.179).

La familia debe fomentar el hábito de la lectura desde la niñez. El entorno familiar es potencialmente el más idóneo para iniciarlos en conductas asertivas como es el gusto por la lectura, ya que aprenden a disfrutar de lo que leen, lo hablan, lo comentan con otros de su entorno y de esa manera desarrollan el pensamiento y las ideas, aprenden a entrar a un mundo de creatividad y fantasías agradables, desarrollando individualmente habilidades y competencias, al compartir lecturas que le agradaron y se siente alimentado en sus sentimientos y autoestima y libertad de pensamiento.

Enseñar el hábito de la lectura en la familia, es una herramienta asertiva, sobre todo cuando los padres son muy ocupados y dejan mucho tiempo libre o solos a sus hijos, ellos aprenderán a deleitarse con la lectura. También los padres deben saber utilizar este hábito de lectura con los hijos y dedicar aunque sea un poco de tiempo cada día, para intercambiar contenidos del libro y ofrecer puntos de vista y opiniones que alimenten el interés y desarrollen la imaginación de los hijos, esto se puede hacer en todas las edades.

Un buen libro, una buena lectura dejará en usted y sus hijos un sabor agradable y una trasformación asertiva en los hábitos, pensamientos y emociones que alimentan el alma y trasformará su personalidad.

La realidad cotidiana de los hogares origina en los padres cansancio por estrés de trabajo, siendo el causante de la desmotivación de las relaciones interpersonales entre los padres y los hijos.  Es ahí donde un libro abrirá la puerta de la motivación y de la comunicación dando espacio al intercambio de conversaciones en la familia y surgirán nuevos conocimientos.

El hogar es un lugar propicio y generador de hábitos que permiten el desarrollo asertivo y progresivo en la persona, produciendo placer por leer y genera momentos agradables y divertidos, a la hora de intercambiar sus experiencias, haciendo bromas, discutir sanamente en un ambiente agradable y amigable.

La familia que educa en valores creará un lugar favorable y un entorno que formará en valores un desarrollo integral de la persona, un futuro profesional consciente basado en el respeto y aceptación de la libertad de gestión y pensamiento de su entorno del tiempo y de su espacio, por ende de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s