Culturales

Terror en Masaya

Alba Aburto/El Aventino.

Una  noche aterradora y llena de gritos fue lo que vivió la ciudad de las Flores, durante el famoso desfile de los Agüizotes, en el cual participaron personas de todas las edades vistiendo creativos disfraces de las leyendas populares de Nicaragua y recorriendo así las diferentes calles, al son de los chicheros (músicos populares).

:14915084_1711245152532399_1061971923_n.jpgA pesar de que la mayoría de los participantes siguieron la tradición típica, los  más jóvenes optaron por imitar la cultura ajena y no utilizar los atuendos nacionales que son adecuados para esta celebración, muchos portaban vestuarios de payasos, Mickey Mouse, personajes de la trama El Escuadrón Suicida, entre otros, como si se tratara de Halloween.

Pobladores que observaban la tradicion desde sus casas se mostraban disgustados por la decisión y expresaron su deseo de mantener vivas las costumbres de Nicaragua.

“Ojalá que con esos disfraces no se pierda la tradición de nuestras leyendas como la cegua y chancha bruja”  expresó,  doña Vilma Hernández.

Por otro lado,  emocionados como los mismos nicaragüenses, extranjeros esperan con ansias el último viernes de octubre para unirse a esta fiesta, al menos una cuarta parte de los asistentes eran originarios de otro país, y por supuesto también decidieron usar un disfraz o pintarse el rostro para estar más en ambiente.

“Es una fiesta atractiva ya que no es como Halloween, aquí vemos los fantasmas que leemos en las leyendas nicaragüenses”, dijo Bettina Seidl, turista alemana.

Otros que no fueron parte de la fiesta comentaban que su iglesia no se los permitía por ser considerada una actividad satánica, sin embargo, esto no significa que no gusten de ella, al contrario, se muestran de cierta manera de acuerdo ya que esto es parte de nuestra riqueza cultural. (No todos piensan de esta manera)

Los Agüizotes y el comercio

14800915_1711245052532409_1067087548_n.jpg

Los comerciantes están  favorecidos, ya que lograron vender grandes cantidades de disfraces, pero sobre todo mascaras, las cuales pueden llegar a tener un costo de hasta 800 córdobas según el diseño.

Además de los artesanos los vendedores de comida del parque central de Masaya se mostraron satisfechos, ya que lograron mayores ventas de lo común porque el lugar era uno de los puntos estratégicos debido a la concurrencia.

De igual manera hubo quienes aprovecharon las circunstancias y decidieron cobrar por las fotografías que las personas pedían debido a sus hermosos trajes. Claramente no se hicieron faltar aquellos jóvenes creativos que ofrecían a todos los que llegaban sin disfraz o mascaras, pintar sus rostros con temperas.

Los agüizotes sin duda es una tradición que todas y todos esperan, ya sea para lucirse o entretenerse un rato mezclándose con la algarabía de la muchedumbre de espantos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s