Noticias Nacionales

Mi hija adolescente está embarazada ¿qué hago?

Por MSc. Eudilia Molina C. / Psicóloga/ EL AVENTINO//  

El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, en su informe del 2016 coloca a Nicaragua en el primer país de América Latina con más embarazos adolescentes. Según sus estadísticas el país centroamericano tiene una tasa de 109 nacimientos por cada 1,000 mujeres en edades entre 15 a 19 años.

 

embarazada-2

La familia juega un papel muy importante en las decisiones y las implicaciones que conllevan un embarazo precoz; por ejemplo, en la continuidad de los estudios, en la estabilidad emocional de la adolescente embarazada y en algunos casos se muestra colaboradora en la relación de la pareja, con la finalidad de crear un ambiente estable en los adolescentes en su medio familiar.

Existe, además, un mea culpa de parte de la familia, particularmente del papá y la mamá que asumen la situación como que fueran culpables de la situación de su hija o de su hijo si es también adolescente.En otros casos, se produce la negación a aceptar el embarazo porque significa la pérdida de todos los derechos de la adolescente en el ámbito familiar, casi siempre por prejuicios.

Además la negación conlleva a muchos padres a no prestarle atención a los cambios físicos que se observan en su hija.  Esta situación de indefensión podría derivar en riesgos para la adolescente de sumergirse en estado depresivo hasta llegar al pensamiento de un aborto o suicidio, o a embarazarse nuevamente, de ser víctima de violencia intrafamiliar, de abandonar la escuela, perder la dignidad, hasta de sepultar sus anhelos o proyecto de vida.

Por lo general, a las adolescentes embarazadas no se le presta atención a los problemas psicológicos que esto puede acarrear, puesto que ellas no solo necesitan la manutención económica, las atenciones clínicas al embarazo, sino que necesitan ayuda para enfrentar los problemas emocionales que de ello se deriva.

El tema de la sexualidad en el hogar es un tabú, enmascarado con el conservadurismo familiar. En ese ambiente la adolescente se inhibe en contar de inmediato a sus padres o al médico de lo que le sucede, asumiendo situaciones de alto riesgo hasta entrar en trabajo de parto, lo que puede generar peligro tanto para su salud como para la de su bebé.

A las adolescentes les invade la culpa porque se siente que han defraudado a sus padres y demás familiares.  La familia, en vez de buscar culpables o insistir en haber evitado el embarazo, debe enfocarse en cómo asumir el presente y buscar ayuda profesional en todos los aspectos (médico, psicológico y consejero). Eso hará que la adolescente se sienta mejor, aún si habla con sus padres de manera franca y directa; ella verá que su familia está dispuesta a brindarle todo el apoyo.

Según Freud, en esta fase genital o adolescencia, la niña comienza a despertar en la pubertad las pulsiones psico-fisiológicas que reaccionan con fuerza inconsciente en la mente y el cuerpo de la niña púber, que en ocasiones causan tensiones y vehemencias que son características de esta etapa, para alcanzar la adolescencia. Ocurren muchos cambios, afirma Freud, que son notorios en el desarrollo físico y transformaciones en el carácter y actitudes que la familia deben saber controlar y dirigir, para que las jóvenes no sean víctimas del medio social, ni pase por situaciones subjetivas de la mente humana, por ejemplo, los hombres dicen “mírala, anda buscando hombre”.

El desarrollo normal y funcional es parte del proceso de la vida, desde que el ser nace y trae el sistema parasimpático, desarrollando las primeras pautas del aprendizaje, que comienza con los nuevos estímulos del medio, iniciando el desarrollo del sistema simpático, esto es la formación de nuevas sinapsis, y estas van regulando la actividad del sistema nervioso en madurez, la educación desde la madre y los estímulos ambientales son los que determinan el primer contacto con la realidad, y la maduración del cerebro.

La mente y el cuerpo de forma sistemática, ordenada y natural hacen los cambios estableciendo la personalidad del sujeto, en este caso de la niña púber que tiene que pasar por períodos difíciles de cambios psíquicos y fisiológicos que se le conocen en psicología como “pulsión sexual”. Es a partir de estas pulsiones sexuales activas y positivas que se desprende el “apetito de saber”, el exhibicionismo, y comportamientos alocados y comprometedores para ella misma, y que son mal entendidos por los hombres, hasta que esta fase llega a su final de la evolución fisiológica y psicológica de la reproducción, entre los 18 y 20 años de edad. Es en este preámbulo psicofisiológico, cuando ya está preparada la mujer para el embarazo.

Posibles efectos en los embarazos precoces

Son numerosos los efectos negativos tanto en la adolescente como en la familia en general, y por supuesto en el bebé. Voy a centrarme en lo que me compete: en la psicología de la futura madre.

Una de las primeras reacciones que muestra la joven es el impacto de recibir la noticia de que el malestar que le aquejaba es un embarazo a su mente le vienen miles de preocupaciones, pero la más difícil es cómo contarle a sus padres. Esto la lleva a que el miedo se apodere de ella, a buscar salidas de urgencias como huir de la casa, realizarse un aborto con el apoyo de una amiga, y la más cómoda es aceptar que las cosas se arreglen solas y éstas es la que tiene su prole numerosa en muchos de los casos con hombres diferentes.

En la mayoría de los casos, el hombre que puso la barriga toma la acción más cómoda: el no darse por enterado o niegan la paternidad. Sin embargo, existen casos de hombres que toman la responsabilidad y apoyan a la joven. En otros, la familia asume el embarazo de la hija y le niegan la paternidad al muchacho que desconoce la existencia de su hijo.

Entre los efectos que puede generarse en los embarazos precoces están el riesgo de mortalidad infantil, carencias nutricionales tanto en la madre como en el hijo, carencias afectivas en ambos, carencias formativas. Esto último en el caso de la madre adolescente pierde los propósitos de vida, deja de estudiar y se dedica a cualquier menester, aunque existen excepciones; en cuanto al hijo, la baja de autoestima de la madre y la falta de una relación paterna, le desarrolla con el tiempo minusvalía, inseguridad y llega a formar parte de los excluidos del sistema escolar. En estos casos también hay excepciones porque existen hijos que son adoptados por el entorno familiar que lo reafirman en el medio ambiente a través de una afectividad madura y estable, hasta llevarlo a convertir en un joven con futuro profesional y futuro familiar.

Los problemas de autoestima en la adolescente embarazada

La autoestima de una adolescente embarazada es el primer sentimiento que se muestra afectado y enfrenta los peores obstáculos, por ejemplo en la escuela se ve enfrentada a las habladurías, a palabras irrespetuosas, algunas amigas tal vez la abandonen ya sea porque los padres de ellas les impiden que le hablen. Las madres adolescentes pueden superar estos problemas de autoestima trazando un nuevo proyecto de vida que incluya a la de su bebé. La joven asume con responsabilidad la circunstancia.

Cómo apoyar a la hija durante y después del embarazo

Durante el embarazo, los padres o la familia junto a la joven adolescente deben implementar un proyecto de vida de acuerdo a su nivel psicosocial o mental que contribuya a transformar la conciencia de la futura madre en la nueva etapa que está viviendo. Es importante aclarar que por ninguna razón los padres o familiares deben tomar iniciativa propia en el proyecto de vida de la adolescente embarazada sin tomarla en cuenta a ella, mucho menos apropiarse de la circunstancia y del futuro bebé.

A través de ese nuevo proyecto de vida darle la oportunidad a que ella pueda realizarse como persona, dirigir sus propias decisiones y asumir con responsabilidad su papel de madre.

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s