Deportes

¡El implacable Ramos!

Rafael Medrano / El Aventino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Real Madrid le repitió la dosis al Nápoles  venciéndolo  3 por 1.  Mertens, le daría inicio a una posible remontada que se diluiría en los primeros cinco minutos del segundo tiempo; el siempre letal Sergio Ramos remató de cabeza y frenó la avalancha destructora del Nápoles. Morata, le daría el golpe de gracia a  los napolitanos callando a la tribuna y dejándolos sin más remedio que cantar ante una derrota apabullante.

Todo se había juntado para una noche histórica del Nápoles: la victoria ante la roma, siendo éste  el rival directo por puestos europeos, el gran apoyo de la afición y las esperanza de los jugadores de clasificar ante el vigente campeón de la competencia más grande de Europa. Pero los dirigidos por Zidane colgaron sobre la balanza su camiseta e historia, y todo se decidió en cinco minutos.

El San Paolo estuvo abarrotado de los “tifosis” napolitanos, los cuales cantaron con el digno fervor  que le caracteriza. El Nápoles salió a dominar el partido y así lo hizo en el primer tiempo.  Los pases entre líneas, puestos por Hamsik,  cortaban como un bisturí las líneas defensivas del  Real Madrid, dejando a Mertens, Insigne y Callejón ante la saga merengue. Las constantes punzadas a la defensa madridista seria el ingrediente exquisito  que los napolitanos le agregarían a su pizza en el primer tiempo.

El primer aviso vino de un tiro de esquina cobrado por Ghoulam, el balón trazó una curva perfecta mientras se cerraba sobre el arco de Kaylor Navas. El arquero ‘tico’ alejó el peligro enviando el balón a otro tiro de esquina.   Al minuto 24 el Nápoles conseguiría el tan ansiado gol, vía un disparo cruzado de Mertens que tambalearía al poderosísimo “rey de Copas”

El Real Madrid apostaría a sus peligrosos contragolpes. La prensión alta ejercida por Modric Y Casemiro dio frutos; tras un robo de balón en la salida del Nápoles Ronaldo encaró y Gambeteó a Pepe Reyna  y estrelló su disparo en el poste.

El Nápoles intentó marcar el segundo gol que los clasificaría la siguiente ronda. Hamsik y Mertens ofuscaron a la saga madridista, pero siempre el escudo defensivo evito que la estocada mortífera hiriera el corazón merengue.  El primer tiempo finalizaría dejando una ventaja que colocaba al equipo local en una posición inmejorable ante un segundo tiempo que prometía una remontada histórica.

¿Habrá un jugador además de Ramos destinado a rescatar al Real Madrid cuanto cae inefablemente en el  precipicio de la derrota y el suplicio? ¡El implacable Ramos! Así habremos de llamarlo. Cuando menos  lo merecía el Madrid, Ramos apareció para darle vida a los suyos y arrebatárselas a sus contarios.  Al minuto 52, Ramos se levantó sobre rivales  y remató con contundencia Absoluta empatando el partido.  5 minutos más tarde Ramos volvería a imponerse por los aires con su gran capacidad física; Remató, tras un tiro de esquina, y Mertens  desvió la trayectoria del balón que tomó mal parado a Reina, y de esa sutil e heroica manera el Madrid se adelantaba en el marcador.

Un estadio sin afición es uno sin alma, y el que posee  una afición que ha perdido la esperanza es uno con un alma  desdeñada  que ha quedado sin  pulcritud alguna.  Luego de la estocada de Ramos en el minuto 57 la esperanza  de los ‘tifosis’  desapareció. El fulgor emitido al inicio del partido no volvió a presentarse.  Desde ese punto el encuentro entro en un bache sustancial. El Madrid se plantó firme en el terreno de juego, dominó  al Nápoles obligándolo a recular en ciertos sectores de la cancha.

El final era eminente. Morata ingresó por Benzema, y de inmediato los silbidos se hicieron presentes.  Ronaldo, remató cruzado y Reina  rechazó dejando a merced el balón a Morata, el delantero golpeó el balón que salió como un bólido y venció a su compatriota marcando el tercer gol que colocaba las últimas palabras sobre la lápida del Nápoles.

El partido finalizó con un Madrid que sale victorioso con su casta de campeón y su contundente pegada de peso completo y  con un Nápoles de buenas sensaciones que  no fueron más que eso.

Anuncios

Categorías:Deportes, Internacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s