Noticias Nacionales

Cuando 155 mil jóvenes se tomaron las montañas de Nicaragua

Por Heizel Sánchez, Jerson Muñoz y Douglas Ramírez G./EL AVENTINO//

Prof Orlando Pineda

Profesor Orlando Pineda, actual director de la Asociación Popular de Alfabetización Carlos Fonseca Amador, en Managua.

Hace 37 años un enorme ejército de más de 155 mil jóvenes se desplazaba por toda Nicaragua para erradicar el analfabetismo y conocer muy de cerca la vida del campesino. Ese 23 de marzo de 1980 iniciaba la Cruzada Nacional de la Alfabetización, uno de los acontecimientos más importante de la historia de los nicaragüenses y del mundo, acción reconocida por la UNESCO.

Los jóvenes nunca imaginaron que a escasos años serían los maestros como tampoco imaginaron los miles de adultos que un día iban a poder leer y escribir. “Ninguno de nosotros, sabía o tenía noción pedagógica, éramos jóvenes sin experiencia, desorientados por el aturdimiento de la guerra, pero con la fuerza y corazón para trabajar con los ideales que nos dejó Sandino”, expresó el profesor Adrián Cruz, quien era muy chico en ese entonces.

Prof Adrian Cruz

El profesor Adrián Cruz (der.) apoya y dirige las campañas de alfabetización que se realizan en todo el país, con la coordinación de la Asociación Popular “Carlos Fonseca Amador”.

Cruz es ahora responsable de logística y organización de campañas de alfabetización de la Asociación de Educación Popular “Carlos Fonseca Amador”, organización no gubernamental continuadora de la tarea de mantener la tarea alfabetizadora.

La Campaña de Alfabetización tuvo una duración de 6 meses, concluyendo el 23 de agosto de 1980, fecha en que los brigadistas declararon la misión cumplida al ideal de Sandino y Carlos Fonseca Amador que decía a su gente “Y también enséñenles a leer”.

“Yo tenía 31 años cuando aprendí a leer y a escribir”, dice muy orgulloso don Manuel Salvador, conocido en Nandasmo como “Don Chapadón”, pero también reconocido como la primera persona alfabetizada, porque su municipio fue el primero en haber sido declarado “Libre de Analfabetismo”.

Don Manuel

Don Manuel Salvador conocido cariñosamente como don “Chapadón” en Nandasmo, aún recuerda con nostalgia aquella época donde la alfabetización cambió radicalmente su vida.

Don Chapadón, ahora de 67 años, relató que cuándo se dio cuenta que una brigada estaba ubicada en su municipio e inmediatamente buscó enlistarse para recibir el pan del saber. Nandasmo es un municipio de Masaya, caracterizado por ser una zona eminentemente agrícola.

 

Por su parte, Eddy Velázquez, dirigente de la Alcaldía de Nandasmo, afirma que no existe ningún monumento alusivo a la Cruzada Nacional que causó y conmocionó un éxito en el corazón de los nicaragüenses. Velázquez consideró “una falta de respeto hacia la historia y a sus pobladores, que no exista un monumento en nuestro municipio”. Actualmente se realizan actos conmemorativos y marchas en conmemoración a esta gran festividad nandasmeña.

A partir de esta gran conmoción este municipio y sus pobladores se sienten orgullosos de estar en un pueblo de libre Analfabetismo del cual tuvieron una gran participación y colaboración de países amigos, que ayudaron con donaciones a este Municipio como˸ cotonas, lámparas, pizarras, tiza, botas, mochilas, cartillas. Ahora Nandasmo conformó una Junta Ministerial de Adultos para darles continuidad al aprendizaje dando un logro a los sueños de los que empezaron a luchar contra la ignorancia.

El presidente de la Asociación de Educación Popular, Orlando Pineda, cuenta que “el inicio para marcar esta pauta en la historia, se basó en la lucha contra la opresión del gobierno Somocista en contra de nuestros campesinos, marginados y engañados con una idea errónea, de nuestros mártires que dieron sus vidas por su patria soberana”.

Los alfabetizadores con gozo y regocijo luego de una revolución que le puso fin a la guerra, salieron de Managua rumbo a los departamentos y lugares más recónditos del país, con el ideal de un cambio drástico y significativo que marcó sus vidas de forma permanente.

La vida en la que se enfrascaron los alfabetizadores al empezar esta ardua labor los llevó a adquirir nuevas experiencias, fue la costumbre de los campesinos y sus formas de trabajar en el campo lo que determinó el desempeño de los educadores. “Ellos no sabían nada, ellos aprendieron a enseñar” la forma de vida de los campesinos hacia sus trabajos, les inspiró a seguir enseñándoles con la dedicación y la perseverancia de querer saber leer y escribir, expresó Pineda.

De esta manera los campesinos motivaron a los estudiantes y profesores a seguir esta gran profesión que para ellos era una forma de darles confianza, ya que eran dos cosas fundamentales para los alfabetizadores, la “captación y retención” de cada uno de ellos, y para esos eran más de cinco días en los que los niveles de educación eran corregidos y organizados en las figuras de alguna imagen que ellos conocían de la visión reflejada en el dibujo del libro o “cartilla”.

El profesor Cruz cuenta que el idealismo por mantener una patria libre de ignorancia, inicia cuando el general Augusto C. Sandino, un revolucionario nicaragüense, insistió en preparar no solo con estrategias de guerra a su ejército, si no que instó a que cada uno de ellos adquiriera la táctica más importante y la destreza fundamental de cualquier ser humano como lo es “Leer y Escribir”.

La UNESCO otorgó en dos ocasiones el reconocimiento más importante a nivel latinoamericano en materia de educación. Después de los seis meses de arduo trabajo de los alfabetizadores en el campo, la UNESCO con la ayuda de las estadísticas y censos que se realizaron en todo el país mostraron que del 50% de analfabetismos se logró minimizar con gran éxito al 13% del mismo, logrando con grandes expectativas la inserción de un mundo social democrático.

 Esta labor tuvo sus efectos posteriormente a largo plazo, porque actualmente se realizan brigadas conformadas por jóvenes de las diferentes universidades de Managua, para incentivar y promover la educación de aquellos que nunca tuvieron la oportunidad de leer y escribir.

Eva Cáceres, estudiante de la carrera de Periodismo de la Universidad de Managua (UdeM), consideró importante conmemorar la Cruzada Nacional de Alfabetización y que deberían hacerlos todos los centros de estudios a nivel nacional, “para que juntos conmemoremos esa fecha como uno de los avances de más importante de Nicaragua en educación y cultura. Aprovechando los métodos que nos brinda la tecnología en nuestra actualidad e impulsar con desempeño para que la educación siga transformando a niños, niños y adultos para un futuro mejor.

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s