Opinión

No más víctimas, no más violencia, carta a mi exesposo abusador

Mario R Vega / El Aventino

No más víctimas, no más violencia

La violencia contra la mujer es una preocupación que debe alarmar a los medios de comunicación, es deber proponer mediante la difusión masiva de información una cultura de tolerancia y respeto hacia la mujer, El Aventino rechaza firmemente toda violencia contra las féminas y te invita a compartir esta hermosa carta de una de nuestras lectoras, quien sufría de abuso físico y psicológico por parte de su exesposo.

Por un mes a partir de hoy, El Aventino en todas su publicaciones insertara un banner con un mensaje de tolerancia y respeto, para que cada uno de nuestros lectores sea participe de esta campaña en contra de la violencia hacia la mujer, situación que afecta grandemente a la sociedad y en el caso de Nicaragua con cifras alarmantes en lo que va del año.

Nuestra lectora

Karla Vega era una joven madre soltera con un niño de 4 años cuando decidió emprender su lucha para liberarse de su tormento, decisiones valerosas como emigrar indocumentada hacia el país del norte, coyotes y pasos fronterizos fueron las barreras que tuvo que derribar en su lucha por la libertad, una libertad que ningún hombre debe destruir.

Hoy, escribe una carta, un sentimiento que nunca pudo expresar libremente y que el abusador trató de callar por muchos años. Esta libertad es una muestra de lucha que las mujeres tienen en su camino ante una vida llena de sufrimiento en manos de abusadores que no valoran la vida de una mujer que puede ser su madre o hermana.

La autora dijo a El Aventino, que su principal objetivo es empoderar a las mujeres a que den el primer paso y hacer la lucha, acceder a la justicia que las respalda y llegar hasta el último momento, “aunque tristemente no todas logren gozar la libertad plena del abusador, debemos emprender la lucha” expresa Karla Vega.

Carta a mi ex-esposo Abusador

Hoy decidí escribirte y quiero que sepas que estoy muy bien. Gracias a Dios he salido adelante con tu hijo, mi hijo, un hijo por el que nunca estuviste y no hiciste falta, al contrario, no tenerte cerca fue lo mejor. Quiero que sepas que estabas muy equivocado cuando me decías que no servía para nada, sabes que lo hacías porque tú eras quien no servía.

Tus ofensas se las llevó el viento, tus golpes no borraron mi belleza, aun con todo tu maltrato florecí y llegue a ser aún más bella. El dolor y el miedo quedaron atrás y me hice fuerte pero nunca dura de corazón. Mi lucha continua, hasta ahora he hecho muy buen trabajo y estoy orgullosa de mi. Con todos tus abusos físicos, psicológicos y si, lo diré también, abuso sexual, no pudiste vencerme, que pena que así como tu hay muchos, pero seguimos en la lucha contra el maltrato a la mujer. Deje de ser tu víctima y yo te vencí. Y eso… ¿qué dices que te debo? ¿Qué es? ¿Es tu machismo dolido? Qué pena me das, digas lo que digas te vencí, ahora estoy lejos y feliz… Gracias a Dios bendecida y más fuerte que nunca!

Esto no es ningún secreto para quienes te conocen y me conocen. Amigos y familiares saben mi historia aunque por mucho tiempo fue un secreto por miedo a tus amenazas. No me da vergüenza que todos lo sepan ¿y a ti? Yo al contrario… Seguiré contando mi experiencia y ayudando a muchas mujeres para que busquen ayuda y pierdan el miedo .Ahhh no olvides que tus amenazas ya no me aterran, soy libre y feliz…

Yo tengo el control de mi vida.

Comparte este mensaje y haz el compromiso de transmitir un mensaje de tolerancia y respeto en las publicaciones de El Aventino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s