Noticias Nacionales

Cuando los años y las arrugas valen poco

Fidelina Suárez/Colaboración especial El Aventino//

viejito2

Foto: Athziris García

Son cienes de años los que se juntan, muchas arrugas y achaques y poco dinero el que se llevan en la bolsa.

Hay gordos, flacos, negros, blancos, muy arrugados, con bastones, en sillas de ruedas, caminando todavía erguidos.

Es el retrato que se cuelga durante 4 o 5 días, una vez al mes cuando las delegaciones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social paga las pensiones de vejez, de viudez o invalidez.

El cuestionado INSS tiene 131 mil pensionados y casi 900 mil cotizantes de una Población Económicamente Activa (PEA) de 3.1 millones de personas.

Hay casi un millón de personas que no cotizan porque están en el mercado informal o porque no tienen trabajo.

Desde hace dos semanas, se viene hablando del estado financiero del INSS, un tema que preocupa a los viejos pero que debe ser un tema de interés de los jóvenes porque tal como afirmó un economista, los llamados “millenials” (los nacidos a partir del 2000) serán los que pagarán más adelante.

Nicaragua no aprovechó y no aprovecha su bono demográfico, estiman economistas nicaragüenses. Eso quiere decir que ahora que hay una gran cantidad de jóvenes en edad de trabajar, éstos no cotizan por la falta de oportunidades o porque se fueron del país.

Pero en aquel ambiente que se vive en los días de pago, nada de eso se toma en cuenta. Los viejos visten sus mejores trapitos, algunas llegan todas coquetas con las mejillas rosadas y carmín en los labios.

Mientras esperan sentados, intercambian experiencias sobre comidas saludables, recetas de medicina natural, porcentajes de presión arterial, diabetes, infecciones.

A veces, hay altoparlantes con música del recuerdo, de la época de ellos. Suena “El Boticario”, un chá chá del 50 o 60. No falta quien se tire a bailar en las aceras mientras los demás celebran.

Nadie piensa en el déficit de 1,560 millones de córdobas que acumuló el año pasado el INSS. Ellos pagaron y saben que tienen derecho a su dinero.

La salud financiera de la institución es tan precaria como la de sus jubilados, sobre todo aquellos que llegan en sillas de ruedas, renqueando, con andariveles o ayudados por algún familiar.

En las últimas semanas no se les está entregando las medicinas para enfermedades crónicas, el suplemento alimenticio Enterex y pañales.

Durante casi todos los gobiernos, se ha señalado al INSS de actuar como caja chica. En el presente, además del crecimiento de la planilla que paso de 1,200 empleados en el 2007 a 4,100 en el 2017, se señala a la institución de apostar el dinero de los asegurados en inversiones de alto riesgo como edificios que significaron préstamos de hasta 12 millones de dólares a la empresa privada y que son elefantes blancos, sin ningún uso.

Muchos expertos en seguridad social como José Dolores Gómez, Manuel Ruíz, Roger Murillo Sandoval y economistas como Enrique Sáenz y Néstor Avendaño han dado sus aportes en pro de salvar el futuro de las próximas generaciones.

Ellos (los jubilados) llegarán este mes con sus alegrías y sus tristezas. Irán al supermercado a comprarse medio pollo asado como un premio por la espera de un mes.

Comenzarán a tratar de estirar el dinero. Hasta el próximo mes. Otra vez suena “El Boticario”. ¿Será que tenemos ánimo de bailar?


Comparte nuestras noticias, comparte nuestro mensaje de tolerancia y respeto a la mujer, no más victimas, no más violencia.

No más víctimas, no más violencia

.

 

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s