Economicas

Crecimiento económico y dependencia de la asistencia financiera internacional

Néstor Avendaño / Colaboración / El Aventino

nicaragua-economia

El crecimiento económico anual de Nicaragua ha estado muy cercano al 5% en el período 2011-2016. Así lo demuestra el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas (1960-2016) recientemente publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN). Cabe recordar que desde septiembre del año de 2013, Consultores Para el Desarrollo Económico Empresarial (COPADES) ha señalado que Nicaragua ya se apoderó del estadio de crecimiento económico anual de entre 5% y 6% anual.

Con base en datos oficiales del BCN, la apertura de la economía de Nicaragua es tremendamente abierta, porque supera el 100% del Producto Interno Bruto (PIB). Por ejemplo, en 2016 la suma del valor en precios constantes de 2006 de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios no atribuibles a factores de producción fue equivalente a 109% del PIB Real. El volumen de las importaciones fue igual a 1.7 veces el volumen de la exportaciones de ese año y se mantiene el persistente desequilibrio del balance comercial externo de bienes y servicios, que en 2016 fue igual a 17.9% del PIB.

Presentación1

Excluyendo el valor de las exportaciones de bienes y servicios no atribuibles a factores de producción, el flujo total anual de recursos externos –que comprende remesas, inversión extranjera directa y cooperación oficial destinada al sector público y al sector privado- recibido por el país ha oscilado alrededor del 33% del valor del PIB, pero en 2015 y 2016 mostró una disminución hasta 28.4% y 27.0% respectivamente debido a la reducción del crédito petrolero de Venezuela desde un monto promedio anual de US$550 millones en el cuatrienio 2010-2013 hasta US$478 millones en 2014, US$301 millones en 2015 y US$93 millones en 2016.

El efecto más importante que se derivó del préstamo petrolero venezolano fue el blindaje de las reservas internacionales oficiales del país, o sea, de las reservas internacionales en poder del BCN, al contribuir en gran forma que el saldo de las reservas internacionales supere el nivel de 2.5 veces el saldo de la base monetaria, tal como lo establece la condicionalidad de la estabilidad macroeconómica en el manejo de los asuntos macroeconómicos del país.

Ahora, frente al grave riesgo político-económico de la iniciativa “NICA Act” que se discute en el Congreso de Estados Unidos, podría continuar disminuyendo el ingreso de recursos externos que garantizan no sólo la estabilidad macroeconómica, así como la desaceleración de la tasa de crecimiento económico anual de al menos 5% que se observa en Nicaragua en los últimos seis años.

Con base en una muestra de datos comprendida entre 2007 y 2016, groso modo si el PIB Real de Nicaragua crece 1%, el flujo total de recursos externos (siempre excluyendo el valor de las exportaciones) aumenta 1.4%. Si aspiráramos a que la producción de bienes y servicios aumente 5% en 2017, sería necesario garantizar una entrada de recursos externos al país de US$3,813 millones, cifra que es 6.8% superior a la registrada en 2016, que fue igual a US$3,569 millones. En otras palabras, la búsqueda de recursos provenientes del exterior para financiar la brecha externa se incrementaría alrededor de US$244 millones con respecto al financiamiento externo total que se observó el año pasado. Continúa existiendo una alta correlación de 0.84 entre el crecimiento económico y la cooperación internacional en Nicaragua.

La anunciada oposición estadounidense a la contratación de nueva deuda externa de Nicaragua en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM/IDA) en el marco de la iniciativa “NICA Act”, ya amortiguada por el gobierno de Nicaragua con la contratación de nuevos recursos no concesionales del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), también afectará los flujos de la inversión extranjera directa, principal fuente de recursos para defender la posición de las reservas internacionales, porque su monto anual equivale al 11% del PIB y el 20% del flujo bruto de esta inversión acumulada en el período 1991-2015 se origina en Estados Unidos. También es muy probable que el anuncio de la “NICA Act” ya está afectando las inversiones de los grupos financieros locales en adquisición de títulos valores del sector público y, además, provocando incertidumbres en el balance del sistema financiero nacional.

Por otro lado, en la semana pasada la administración del presidente Donald Trump propuso al Congreso de Estados Unidos el recorte de la ayuda exterior a Latinoamérica. Si se aprobara este presupuesto, la asistencia a Nicaragua disminuiría de US$10 millones en el año fiscal de 2016 a 200 mil dólares en el año fiscal 2017.

El monto anual de donaciones que recibió Nicaragua de la AID en el año calendario de 2016 totalizó US$19.4 millones, y el total de donaciones provenientes de Estados Unidos sumó US$41.2 millones. El recorte de la ayuda de la AID afectaría la ejecución de programas y proyectos relacionados con desarrollo municipal, desarrollo democrático, desarrollo institucional, medios, Familias unidas por su salud, Acción comunitaria para la lectura y la seguridad, Prevención de la transmisión de VIH/SIDA, Voces para Todos y Educación técnica vocacional para jóvenes en riesgo.

La cantidad de dólares estadounidenses que ingrese al mercado local podría continuar disminuyendo. Por ejemplo, el congresista republicano por Alabama, Mike Rogers, propuso establecer un impuesto del 2% sobre las remesas que se envían desde Estados Unidos a Latinoamérica para financiar la construcción del muro entre Estados Unidos y México. En Nicaragua, esto significaría una reducción aproximada de US$14 millones anuales, tomando en cuenta que el 55% del flujo total de remesas proviene de Estados Unidos.

Se observa una aparente tranquilidad entre los servidores públicos, pero el presidente Daniel Ortega conoce muy bien las lecciones económicas aprendidas por todos los nicaragüenses en la década de los ochenta del siglo pasado. Confiemos en la sentencia del profesor John Maynard Keynes: “Cuando piensas que va a suceder lo inevitable, surge lo imprevisto”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s