Noticias Nacionales

Nicaragua asiste asombrada a ola de hechos violentos

Fidelina Suárez / Colaboración Especial / El Aventino

FEMS

En un marzo del 2015, la noticia de que un hijo había matado a su padre, su hermana y su madrastra, sacudió a Nicaragua por la rareza con que se ven ese tipo de crímenes.

Fue Nahúm Bravo, un veinteañero ambicioso el que planeó quedarse con las propiedades y dinero del padre, para no tener que compartirlo con Lucía Bravo Murillo, su hermana de madre.

Bravo asesinó en una casa que servía de negocio familiar a su padre Santos Bravo, su hermana Lucía y a su madrastra, Rosibel Murillo.

El joven no pudo disfrutar de la riqueza pero sí de la fama que le dio el caso. La casa situada en el barrio Los Ángeles de Managua, está a la venta por 1.2 millones de dólares.

Nadie muestra interés por el lugar pese a estar cercano al mercado Oriental. A Bravo no le tocará ni un dólar de ese dinero por el que cometió el crimen.  Saldrá hasta en el 2045.

Resentimiento y vicios

Dos años después, en febrero de este año, se dio otro caso parecido. Un joven de apenas 18 años mató con un mazo a su madre y su padrastro y pretendió quemarlos para borrar la evidencia.

Yader Isaac Chávez había regresado con su hermano de Estados Unidos. Se estaba acoplando a una madre a la que hacía años no veía.

Ella, su padrastro y el muchacho tuvieron una discusión por la desaparición de una pistola de pelo, lo que molestó al joven que al parecer había usado el dinero de la venta del artefacto para comprar drogas.

Los hechos se dieron en el barrio Nueva Vida, cerca de Ciudad Sandino. Yader confesó que sentía resentimiento hacia su madre por haberlo enviado fuera y no estar con él.

Las nueras tampoco escapan

Se hacen chistes crueles de las suegras pero que lleguen a matar a una nuera, ya no es divertido.

Claudia Pérez Mendoza de 34 años, encontró la muerte a manos de su suegra de 56 años, Marcia Obando Ramírez, quien la atacó con una piedra, un cuchillo y un desatornillador.

La suegra estaba molesta porque creía que Claudia insistía en estar con su hijo el que ya estaba en una nueva relación.

Un día de abril de este año, la citó en un predio baldío y acabó con su vida, dejando sin madre a un pequeño.

Una suerte parecida tuvo Lucero Montoya de 23 años, asesinada por su ex esposo de nombre Norlan David Martínez.

Los hechos se dieron al finalizar el mes de abril, enfrente de la casa de la mujer, quien dejó tres niños en la orfandad.

Violadas y asesinadas

Fue así que terminaron madre e hija en Kukra River, una comunidad del Caribe Sur. El autor confeso es un joven de apenas 18 años, quien dijo haberlas violado después de matarlas a garrotazos.

María Cruz Dávila de 64 años y Vladimira Reyes Dávila de 42, murieron el pasado mes de mayo, todo porque Yeris José Mejía las señaló de desacreditarlo por decir que era un delincuente.

El pasado 26 de mayo, Catalina García Navarrete de 32 años y su hijo de 7, fueron encontrados en sacos de bramante, tirados junto a un río en una comunidad cercana a Quilalí.

La mujer fue violada y 4 hombres que son señalados de haber cometido el horrendo hecho, están tras las rejas.

Jessica de los Ángeles García Calero de 28 años, se sumó a la lista de mujeres asesinadas en el mes de la madre. Apareció estrangulada en un predio montoso cerca del lago de Managua.

Su esposo, del que intentaba separarse, Julio César Pérez de 34 años, se ahorcó después de matarla. Otros tres niños quedaron en total desamparo.

 

 

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s