Economicas

Dinero, consumo y producción

Néstor Avendaño / Colaboración / El Aventino

DSC_8827.jpg

Cerró el mes de mayo con un menor riesgo económico y financiero que el observado en el primer trimestre del año en curso: aumentó el saldo de las reservas internacionales oficiales, continuó disminuyendo el saldo de la emisión de dinero y se fortaleció la condicionalidad de la estabilidad macroeconómica.

El saldo de las reservas internacionales brutas (RIB) en las arcas del Banco Central de Nicaragua ascendió a 2 mil 554 millones de dólares. Esta es la variable de cierre del actual modelo económico del país, porque su aumento garantiza la estabilidad del tipo de cambio y de una presión inflacionaria baja. En mayo, este saldo de reserva internacional se incrementó en US$54.1 millones debido, principalmente, a los desembolsos de préstamos por US$75.0 millones y US$10.5 millones provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en el mismo orden, para financiar programas y proyectos del sector público. Esto facilitó el mejoramiento de la condicionalidad de la estabilidad macroeconómica; en otras palabras, la razón macroeconómica del saldo de las RIB con respecto a la base monetaria pasó de 2.58 en abril a 2.81 en mayo, mayor que el 2.5 establecido por el BCN.

Entre enero y mayo de este año, el saldo de las RIB subió US$106 millones también influenciado por la compra neta de US$77 millones realizada por el BCN, pero se vio afectado por la disminución de US$42 millones del saldo de encaje en dólares mantenido por los grupos financieros en el BCN.

Para controlar la base monetaria en mayo, las colocaciones netas (de redenciones) de Letras subastadas por el BCN -las llamadas operaciones de mercado abierto (OMA)- sacaron de circulación 1 mil 239 millones de córdobas, mientras que los depósitos a plazo neto del Gobierno Central en el BCN -antes denominados Títulos Especiales de Inversión (TEI)- también contrajeron el  dinero de alto poder en 1 mil 104 millones de córdobas. Aunque estas operaciones se realizan en córdobas con mantenimiento de valor, continúa observándose la restricción de que un alto porcentaje de las colocaciones de Letras, el 91.3% en mayo, se concentran en plazos de 7 días, 14 días y 1 mes, y, por otro lado, las subastas de Letras en dólares no han sido efectivas. En los primeros cinco meses del año en curso, las OMA y los antes llamados TEI han esterilizado 3 mil 774 millones de córdobas en el mercado local de dinero.

El otro instrumento de regulación monetaria, el encaje, o sea, los depósitos de encaje en córdobas en el BCN que según la ley es 12.0% del saldo total de los depósitos en moneda local del sistema financiero nacional, contrajo la base monetaria en CS$981 millones en mayo y en C$440 millones en los primeros cinco meses de este año. La tasa de encaje diaria efectiva registrada al 31 de mayo era 20.4%, con un monto total de encaje de 7 mil 901 millones de córdobas y un excedente de 3 mil 243 millones de córdobas.

En conclusión, la estabilidad de los precios al consumidor y el tipo de cambio se ha logrado mantener en este año y se ha fortalecido en mayo recién pasado, lo cual también se comprueba con la magnitud de la brecha entre el tipo de cambio oficial y el tipo de cambio para la venta del dólar en el mercado financiero, la cual, en promedio de los primeros cinco meses del año, es igual 0.72% y menor en 6 centésimas porcentuales que la registrada en el mismo período del año pasado.

La bondad de la estabilidad macroeconómica tiene un costo, que es la desaceleración del crecimiento de la liquidez primaria en córdobas, tanto fuera del sistema financiero nacional (numerario) como en el mercado local de dinero (medio circulante). Esa desaceleración del crecimiento del dinero (en córdobas) está influenciada por la drástica caída del préstamo petrolero de Venezuela que protegía la posición de las reservas internacionales oficiales, a lo cual hoy se suma la incertidumbre inversionista provocada por el riesgo político relacionado con la muy probable aprobación de la “NICA Act” en el Congreso de Estados Unidos.

En términos promedio desde enero 2016 hasta mayo de 2017 y a finales de cada mes, las tasas de crecimiento interanuales del numerario (córdobas que circulan fuera del sistema financiero nacional) como el monto del medio circulante (numerario y depósitos en cuenta corriente o M1A en córdobas) han experimentado una reducción de la mitad de sus tasas de crecimiento interanual registradas en 2015, es decir, desaceleraciones de 20% a 10% en el crecimiento del medio circulante y de 14% a 7% en el crecimiento del numerario.

Con las subastas de Letras del BCN en córdobas con mantenimiento de valor y con los excedentes de encaje en córdobas depositados en el BCN se persigue la reducción de la demanda de divisas y la disminución del valor de las importaciones de bienes y servicios; por lo tanto, se trata de evitar que el saldo de las reservas internacionales brutas disminuya y de garantizar la estabilidad macroeconómica.

Sin embargo, el impacto de la desaceleración del crecimiento de la oferta de dinero trasciende en el sector real de la economía, o sea, en la oferta y demanda global de bienes y servicios no atribuibles a factores de producción. El gasto real de consumo o el volumen de bienes consumidos por las familias también desacelera su crecimiento o crece menos que antes, teniendo en cuenta que la informalidad afecta a casi el 80% del mercado local. Esa desaceleración se manifiesta actualmente en la adquisición de bienes y servicios de consumo masivo, tales como alimentos, bebidas, electrodomésticos, telefonía, artículos y útiles de oficina, entre otros

La desaceleración del gasto de consumo del sector privado también afecta las decisiones empresariales de corto plazo relacionadas con la producción y el mantenimiento de inventarios de materias primas,  productos en proceso y productos terminados. En consecuencia, tiende a desacelerarse el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) Real y a incrementarse el subempleo, no obstante la tasa de inflación se mantenga en un nivel bajo.

Cabe recordar que la estabilidad macroeconómica es una condición necesaria pero no suficiente para el crecimiento económico de un país y, en el caso particular de Nicaragua, la reducción de la actual incertidumbre inversionista será posible si disminuye el riesgo político.

Anuncios

Categorías:Economicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s