La tragedia de la terminal de Jinotepe, Carazo

Mario Vega / El Aventino

Tragicomedia

terminal-jinotepe1.jpg

Casi una tragicomedia resulta ver la anterior terminal de buses y comparar la actual donde lodo y charcos amenazan al transeúnte urgido de transporte  entre las principales ciudades y municipios de la costa pacifico sur de Nicaragua

Luego de un hermoso viaje por la carretera panamericana sur en un autobús Toyota, de transporte público con capacidad de menos de 25 pasajeros, que se convierte en un Marcopolo Mercedes Benz, se llega a la hermosa Jinotepe desde Managua.

Con suerte de sobrevivir al viaje en los Marcopolos con capacidad máxima y aventajando en peligrosas curvas, encontramos la primera terminal de buses moderna con capacidades superiores en estructura y estacionamientos debidamente ordenados, sin embargo, aquí empieza la tragedia de la terminal de Jinotepe, Carazo.

El traslado del mercado y la terminal de Jinotepe

El 6 junio de 2016  se hizo la primera entrega de los tramos del nuevo mercado ubicado en las afueras de la ciudad a los vendedores de perecederos, según se recuerda en la ciudad, Se hizo entre todos los comerciantes que se encontraban en la lista de la Alcaldía.

Aunque hubo chicheros que alegraban la tarde, en los rostros de varios vendedores no se veía cara de felicidad tras recibir sus nuevos tramos, al parecer avecinaban la tragedia que poco después se hizo real en los transportistas, comerciantes y visitantes.

La terminal fantasma y el lodazal

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La importante terminal de la ciudad hoy luce vacía, buses fantasmas y voces de vendedores y cobradores parecen escucharse como ecos entre los tramos vacíos y paredes de la moderna estructura bajo techo.

Los visitantes, ahora tienen que tomar otro transporte para dirigirse al “lodazal” como llaman a la nueva terminal de buses que conecta los principales municipios de los departamentos de Managua, Masaya, Granada y Rivas con Jinotepe.

La imagen es decadente, predios baldíos con monte creciendo a su alrededor, basura y un terrible desorden de autobuses que no se sabe dónde está cada ruta hasta que el grito del cobrador anuncia los destinos, el lodazal cubre la tierra desnuda y los charcos condenan a muerte los frágiles cuerpos de los buses que circulan las arterias de la ciudad

La promesa

La hermosa ciudad aun así recibe miles de visitantes que comerciantes y transportistas reciben con gran entusiasmo y alegría para ofrecer sus servicios.

Con gran esperanza y anhelo, usuarios y transportistas esperan la promesa del pavimentado, funcionarios prometen ordenamiento, y visitas esperan mejores condiciones, mientras, el “lodazal” es la tragicomedia de la terminal de Jinotepe, Carazo

Cuatro voces a Claribel Alegria

PEN NICARAGUA / Colaboración / El Aventino

Cuatro reconocidas poetas nicaragüenses unirán sus voces en una novedosa lectura coreográfica en homenaje a la gran poeta CLARIBEL ALEGRÍA con motivo de la presentación de su más reciente libro, “Amor sin fin”, el próximo viernes 23 de junio a las 6:30 pm en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra de la librería Hispamer.

En una presentación inédita, Gioconda Belli, Marianella Corriols, Blanca Castellón y Michelle Najlis alternarán la lectura de versos del extenso poema que compone la obra. Los escritores Angela Saballos y Mario Martz, por su parte, leerán textos sobre la vida y la obra de Claribel Alegría.

Durante la velada se le rendirá homenaje a la entrañable autora de “Saudade” y “Soltando Amarras” –entre centenares de poemarios publicados durante casi 70 años de trayectoria literaria–, en este año en que ha sido galardonada con el más importante premio a la poesía en español: el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamenicana 2017, al que fue nominada por PEN Internacional capítulo Nicaragua.

Será una noche de poesía, letras y emociones compartidas con Claribel Alegría, que asistirá como invitada de honor y también leerá algunos versos.

La actividad es organizada por PEN Nicaragua, el Centro Nicaragüense de Escritores, la Asociación Nicaragüense de Escritoras, ANIDE, el centro PAC y Anamá Ediciones, que publicó “Amor sin fin” y tendrá la obra de venta al público.

CLARIBEL ALEGRÍA

Nació el 12 de mayo de 1924 en Estelí, Nicaragua. De madre salvadoreña y padre nicaragüense, cultivó diversos géneros literarios aportando de manera sobresaliente a la literatura mundial una obra de relevancia con una trayectoria prolongada y exitosa en el tiempo, recogida en más de 40 publicaciones y traducida a 14 lenguas diversas.

Debido a sus méritos personales y a su labor literaria, ha incidido con fuerza en las luchas y el pensamiento tanto de Nicaragua, donde nació, como del El Salvador, donde creció, siendo reconocida como una poeta de dos patrias, una poeta centroamericana, iberoamericana y universal, una poeta de las causas justas.

En 1943 viajó a estudiar a Estados Unidos graduándose en 1948 en Filosofía y Letras de la Universidad George Washington. En ese período, el poeta español Juan Ramón Jiménez, luego Nobel de Literatura fue su tutor en poesía y le seleccionó su primer libro, Anillo de Silencio. En esa misma época se casó con Darwin J. (Bud) Flakoll, quien se convirtió en su colaborador y traductor hasta su muerte. La pareja se trasladó a México y a América del Sur donde entrevistaron a los nuevos valores en la literatura latinoamericana y conformaron una antología que llamaron Nuevas Voces de Hispanoamérica. Mientras vivieron en Sudamérica ya con sus cuatro hijos (Maya, Karen, Patricia y Erik), Bud Flakoll laboraba en el servicio exterior de Estados Unidos y Claribel escribió varios libros de poesía. Posteriormente la familia se trasladó a Paris donde estrecharon más sus relaciones con los escritores del boom latinoamericano como Julio Cortázar, Carlos Fuentes, García Márquez, Mario Vargas Llosa.  En ese período, Alegría y Flakoll escribieron la novela Cenizas de Izalco, que se centra en la masacre en 1932 de 30,000 campesinos en Izalco, El Salvador.

A fines de los sesenta, la familia Flakoll-Alegría se trasladó a Deja, Mallorca, donde Claribel continuó escribiendo poesía, narrativa y traduciendo a grandes escritores, como su amigo el mítico escritor inglés Robert Graves, vecino suyo en ese pueblo. De ese período el novelista  nicaragüense, Sergio Ramírez al presentarla a su Doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Nicaragua, en León, escribe: ”Mítica también Mallorca gracias a los relatos de Claribel en sus cartas, en las que sus palabras tintineaban entusiastas -sino temiera a lo cursi diría que tintineaban con alegría, como su apellido- invitándome siempre a llegar a verla a aquel pueblo encantado, con atractivos de feria para un escritor en ciernes como yo, nada menos que el poeta Robert Graves era su vecino, y en los veranos, desde su ventana, Claribel podía divisar a Julio Cortázar en la suya, un pueblo que me expliqué mejor cuando leí años después Pueblo de Dios y Mandinga, el relato de Claribel que mejor he gozado, porque la magia se trastoca con la risa, como si uno entrara por una trampa de doble fondo a la cueva de Montesinos y saliera de ella atormentado por las cosquillas”.

​En 1979, con el triunfo de la revolución Sandinista, Claribel Alegría y su esposo Bud Flakoll viajaron a radicarse en Nicaragua para documentar la experiencia. Su poesía mostró su desarrollado compromiso político y su lucha por los derechos humanos. La muerte de su esposo Bud Flakoll en 1995, en Nicaragua, inspiró su selección poética Saudade, pues como ella dice, “la poesía vino a mi rescate”. Desde entonces ha publicado quince libros más entre poemarios y antologías.

Entre los numerosos premios y reconocimientos recibidos, pueden destacarse los siguientes: Premio de Poesía Casa de Las Américas por su poemarioSobrevivo (1978); Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Eastern Connecticut, Estados Unidos(1998); Chevallier des arts et des lettres del Gobierno Francés (2004); Doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Nicaragua en León (2005); Premio Internacional Neustadt de Literatura, Oklahoma, Estados Unidos (2006); Orden Gabriela Mistral, Gobierno de Chile (2010); Stella de la Solidarita Italiana. Gobierno de Italia. 2010, y el Premio literario internacional Kons, Eslovenia (2013).