Culturales

Cuatro voces a Claribel Alegria

PEN NICARAGUA / Colaboración / El Aventino

Cuatro reconocidas poetas nicaragüenses unirán sus voces en una novedosa lectura coreográfica en homenaje a la gran poeta CLARIBEL ALEGRÍA con motivo de la presentación de su más reciente libro, “Amor sin fin”, el próximo viernes 23 de junio a las 6:30 pm en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra de la librería Hispamer.

En una presentación inédita, Gioconda Belli, Marianella Corriols, Blanca Castellón y Michelle Najlis alternarán la lectura de versos del extenso poema que compone la obra. Los escritores Angela Saballos y Mario Martz, por su parte, leerán textos sobre la vida y la obra de Claribel Alegría.

Durante la velada se le rendirá homenaje a la entrañable autora de “Saudade” y “Soltando Amarras” –entre centenares de poemarios publicados durante casi 70 años de trayectoria literaria–, en este año en que ha sido galardonada con el más importante premio a la poesía en español: el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamenicana 2017, al que fue nominada por PEN Internacional capítulo Nicaragua.

Será una noche de poesía, letras y emociones compartidas con Claribel Alegría, que asistirá como invitada de honor y también leerá algunos versos.

La actividad es organizada por PEN Nicaragua, el Centro Nicaragüense de Escritores, la Asociación Nicaragüense de Escritoras, ANIDE, el centro PAC y Anamá Ediciones, que publicó “Amor sin fin” y tendrá la obra de venta al público.

CLARIBEL ALEGRÍA

Nació el 12 de mayo de 1924 en Estelí, Nicaragua. De madre salvadoreña y padre nicaragüense, cultivó diversos géneros literarios aportando de manera sobresaliente a la literatura mundial una obra de relevancia con una trayectoria prolongada y exitosa en el tiempo, recogida en más de 40 publicaciones y traducida a 14 lenguas diversas.

Debido a sus méritos personales y a su labor literaria, ha incidido con fuerza en las luchas y el pensamiento tanto de Nicaragua, donde nació, como del El Salvador, donde creció, siendo reconocida como una poeta de dos patrias, una poeta centroamericana, iberoamericana y universal, una poeta de las causas justas.

En 1943 viajó a estudiar a Estados Unidos graduándose en 1948 en Filosofía y Letras de la Universidad George Washington. En ese período, el poeta español Juan Ramón Jiménez, luego Nobel de Literatura fue su tutor en poesía y le seleccionó su primer libro, Anillo de Silencio. En esa misma época se casó con Darwin J. (Bud) Flakoll, quien se convirtió en su colaborador y traductor hasta su muerte. La pareja se trasladó a México y a América del Sur donde entrevistaron a los nuevos valores en la literatura latinoamericana y conformaron una antología que llamaron Nuevas Voces de Hispanoamérica. Mientras vivieron en Sudamérica ya con sus cuatro hijos (Maya, Karen, Patricia y Erik), Bud Flakoll laboraba en el servicio exterior de Estados Unidos y Claribel escribió varios libros de poesía. Posteriormente la familia se trasladó a Paris donde estrecharon más sus relaciones con los escritores del boom latinoamericano como Julio Cortázar, Carlos Fuentes, García Márquez, Mario Vargas Llosa.  En ese período, Alegría y Flakoll escribieron la novela Cenizas de Izalco, que se centra en la masacre en 1932 de 30,000 campesinos en Izalco, El Salvador.

A fines de los sesenta, la familia Flakoll-Alegría se trasladó a Deja, Mallorca, donde Claribel continuó escribiendo poesía, narrativa y traduciendo a grandes escritores, como su amigo el mítico escritor inglés Robert Graves, vecino suyo en ese pueblo. De ese período el novelista  nicaragüense, Sergio Ramírez al presentarla a su Doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Nicaragua, en León, escribe: ”Mítica también Mallorca gracias a los relatos de Claribel en sus cartas, en las que sus palabras tintineaban entusiastas -sino temiera a lo cursi diría que tintineaban con alegría, como su apellido- invitándome siempre a llegar a verla a aquel pueblo encantado, con atractivos de feria para un escritor en ciernes como yo, nada menos que el poeta Robert Graves era su vecino, y en los veranos, desde su ventana, Claribel podía divisar a Julio Cortázar en la suya, un pueblo que me expliqué mejor cuando leí años después Pueblo de Dios y Mandinga, el relato de Claribel que mejor he gozado, porque la magia se trastoca con la risa, como si uno entrara por una trampa de doble fondo a la cueva de Montesinos y saliera de ella atormentado por las cosquillas”.

​En 1979, con el triunfo de la revolución Sandinista, Claribel Alegría y su esposo Bud Flakoll viajaron a radicarse en Nicaragua para documentar la experiencia. Su poesía mostró su desarrollado compromiso político y su lucha por los derechos humanos. La muerte de su esposo Bud Flakoll en 1995, en Nicaragua, inspiró su selección poética Saudade, pues como ella dice, “la poesía vino a mi rescate”. Desde entonces ha publicado quince libros más entre poemarios y antologías.

Entre los numerosos premios y reconocimientos recibidos, pueden destacarse los siguientes: Premio de Poesía Casa de Las Américas por su poemarioSobrevivo (1978); Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Eastern Connecticut, Estados Unidos(1998); Chevallier des arts et des lettres del Gobierno Francés (2004); Doctorado Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Nicaragua en León (2005); Premio Internacional Neustadt de Literatura, Oklahoma, Estados Unidos (2006); Orden Gabriela Mistral, Gobierno de Chile (2010); Stella de la Solidarita Italiana. Gobierno de Italia. 2010, y el Premio literario internacional Kons, Eslovenia (2013).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s