Noticias Nacionales

La tragedia de la terminal de Jinotepe, Carazo

Mario Vega / El Aventino

Tragicomedia

terminal-jinotepe1.jpg

Casi una tragicomedia resulta ver la anterior terminal de buses y comparar la actual donde lodo y charcos amenazan al transeúnte urgido de transporte  entre las principales ciudades y municipios de la costa pacifico sur de Nicaragua

Luego de un hermoso viaje por la carretera panamericana sur en un autobús Toyota, de transporte público con capacidad de menos de 25 pasajeros, que se convierte en un Marcopolo Mercedes Benz, se llega a la hermosa Jinotepe desde Managua.

Con suerte de sobrevivir al viaje en los Marcopolos con capacidad máxima y aventajando en peligrosas curvas, encontramos la primera terminal de buses moderna con capacidades superiores en estructura y estacionamientos debidamente ordenados, sin embargo, aquí empieza la tragedia de la terminal de Jinotepe, Carazo.

El traslado del mercado y la terminal de Jinotepe

El 6 junio de 2016  se hizo la primera entrega de los tramos del nuevo mercado ubicado en las afueras de la ciudad a los vendedores de perecederos, según se recuerda en la ciudad, Se hizo entre todos los comerciantes que se encontraban en la lista de la Alcaldía.

Aunque hubo chicheros que alegraban la tarde, en los rostros de varios vendedores no se veía cara de felicidad tras recibir sus nuevos tramos, al parecer avecinaban la tragedia que poco después se hizo real en los transportistas, comerciantes y visitantes.

La terminal fantasma y el lodazal

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La importante terminal de la ciudad hoy luce vacía, buses fantasmas y voces de vendedores y cobradores parecen escucharse como ecos entre los tramos vacíos y paredes de la moderna estructura bajo techo.

Los visitantes, ahora tienen que tomar otro transporte para dirigirse al “lodazal” como llaman a la nueva terminal de buses que conecta los principales municipios de los departamentos de Managua, Masaya, Granada y Rivas con Jinotepe.

La imagen es decadente, predios baldíos con monte creciendo a su alrededor, basura y un terrible desorden de autobuses que no se sabe dónde está cada ruta hasta que el grito del cobrador anuncia los destinos, el lodazal cubre la tierra desnuda y los charcos condenan a muerte los frágiles cuerpos de los buses que circulan las arterias de la ciudad

La promesa

La hermosa ciudad aun así recibe miles de visitantes que comerciantes y transportistas reciben con gran entusiasmo y alegría para ofrecer sus servicios.

Con gran esperanza y anhelo, usuarios y transportistas esperan la promesa del pavimentado, funcionarios prometen ordenamiento, y visitas esperan mejores condiciones, mientras, el “lodazal” es la tragicomedia de la terminal de Jinotepe, Carazo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s