Noticias Nacionales

MARCHAMOS

Por Jorge Campos / Colaboración / El Aventino

No siempre fue tan colorido. Basta con leer algunas páginas de la historia para darse cuenta que Milk, Lorca, Pasolini, Wilde, Arenas, Turing, Gingsberg, Genet, Foucault, Mapplethorpe, entre otros, sufrieron la censura, el rechazo, la persecución y la condenación de un pueblo que no creyó en la posibilidad de un mundo diverso. Algunas cosas no cambian totalmente, ese pueblo aún existe en las calurosas calles del Medio Oriente, Asia y África del Norte, en las frías avenidas de Rusia, en las discotecas de Florida y México, en Centroamérica y en los púlpitos de las Iglesias los domingos, desde donde, sin vergüenza, han transferido aversión de generación en generación. Los cambios se dan a paso lento.

¿Día del Orgullo Gay?, preguntan acérrimos algunos. “Si no existe Día del Heterosexual”, se responden a sí mismos firmes en creer que es sólo otra necia forma de exclusión. Pero yo les digo, no se equivoquen. La conmemoración que nos une es la existencia de dignidad humana diversa y con ésta, la posibilidad de un trato en igualdad de derechos para todos. La estructura de esta sociedad fue construida para corresponder a la heteronormatividad. Sin embargo, nos unen causas sociales en las calles en expresión legítima de un pueblo: igualdad, justicia, tolerancia, respeto, democracia, verdad, entre otras. Esas expresiones no tienen ningún requisito de credo, sexo, color, ni raza sino la inefable condición humana. Algunos tienen la falsa esperanza de que las manifestaciones dejen de ser propias de homosexuales, de mujeres, de negros, personas con capacidades diferentes, es decir minorías. Pero éstas no desaparecerán en tanto exista la diversidad; ser humano es ser diverso.

“Nos ofende y no nos representan. Nos ofende que dos hombres se besen en plena vía pública. Ofende a nuestros niños y familia que hombres vistan de mujer. Nos ofende que dos hombres bailen juntos en una discoteca. Me ofende que obstruyan las avenidas para dar paso a ese show. No me representa que lleven tacones y penachos. No me representa que lleven lentejuelas. No me representan las alas. No me representan las diademas. No me representan las plumas. No me representan las pelucas ni el maquillaje. Tampoco me representan los afeminados. No me representan las marchas gays. No me representan los exhibicionistas. No me representan. No me representan… Me ofende”.

¿Qué nos representa? ¿Qué condiciones tiene que reunir un grupo humano para sentirnos plenamente representados si sabemos que somos diversos? ¿No es el respeto a la diversidad la causa que nos une? Nunca he observado indignación por los carnavales o por algún concurso de Miss que usa el escenario de un Teatro Nacional porque les ofenda que alguien camine en bikini sobre él. Así como tampoco se ofenderían muchos de los hoy indignados por ver a hombres varoniles y corpulentos marchar en bóxer porque quizás eso sí los representa: la falsa caricatura de un macho respetable. No caemos en cuenta que negar la existencia de uno o del otro es rechazar la posibilidad de una sociedad plural. No nos tiene que representar otra cosa que no sea nuestro pensamiento, lo demás es una vana excusa. Colorido o monocromático el discurso que nos cobija es la oportunidad de ser distintos.

Se nos olvida que varonil o afeminado ninguno está exento a ser víctima de un crimen de odio. Sí, dentro de la comunidad también hay diversidad como en todo grupo humano, pero el respeto a la libertad del otro a ser distinto ha de ser la bandera que nunca debe bajar. Desde la individualidad hacemos uno, porque nos une la misma aspiración: integración plena a la sociedad.

Trescientos sesenta y cuatro días al año travestis, transexuales, transgéneros se ocultan detrás de las peligrosas sombras nocturnas, donde pueden ser ellas mismas, porque muchas veces ni en los espacios abiertamente gays son aceptadas. Ahí donde nadie las escucha también pueden ser agredidas en silencio. Pero nos ofendemos cuando un sólo día del año las autoridades conceden el permiso de una manifestación en la que está abierta la opción de vestir como mejor les parezca sin causar daño a nadie. “No es un carnaval”, dirán algunos. Ciertamente no lo es, pero sí es la rebelde posibilidad de vivir sin miedo, es el rechazo a la vergüenza culturalmente impuesta por asumirnos homosexuales. Y han sido esos que nos ofenden quienes finalmente han roto el cristal de la sociedad con el grito transgresor que nos ha permitido hoy gozar de los cambios que han transformado la visión de esta sociedad.

La destrucción de estereotipos no nos caerá como maná del cielo, poseemos la cualidad del razonamiento y podemos construir un mejor concepto del humano partiendo por la destrucción del popular y falso axioma que vincula la apariencia con el respeto: “como te ven te tratan” como resultado de un asqueroso e ingenuo aval a la discriminación. El respeto no se pierde ni se gana, es inherente al ser humano.

No culpemos a los otros por nuestros dilemas internos. No está en ellos liberarnos de nuestras propias cadenas ni de abrirnos las puertas del encierro. No busquemos excusas para no asumir nuestra realidad con un “No me representa”. Nuestra conciencia necesita la justificación del cómodo silencio, porque sabe que tarde o temprano otros que no nos representan y ofenden harán el trabajo por nosotros.

Por una igualdad de trato y oportunidades.

Por la libertad de ser sin prejuicios.

Por el respeto a la dignidad humana.

Por la tolerancia como base de convivencia.

Por la justicia para todos.

Por la muerte de los estereotipos.

Por la destrucción del pensamiento excluyente.

Por una sociedad diversa.

Por el derecho de vivir en paz.

El autor es Escritor y Economista. Director y editor de revista cultural Vórtice 2012 – 2015 (revistavortice.wordpress.com). Actualmente escribe desde su blog personal “Manual del Desasosiego” (manualdeldesasosiego.wordpress.com). Recientemente publicó su libro de Poesía “Ruinas del Árbol” bajo el sello de la Editorial 400 Elefantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografias Ian David Briceño & Tyrone Aragón

Anuncios

Categorías:Noticias Nacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s