Culturales

Retazos del amanecer de un 17 de julio de 1979

Ayax Aburtoruiz. / Memorias / El Aventino

15095458_1368453979840950_1782514399021809482_n.jpg

Se escuchaba a lo lejos gritos ininteligibles, una combinación de miedo y odio, la tarde había fenecido y la noche había cubierto el espacio con su manto oscuro, los gritos rompían el silencio que mantenía la población encerrada en sus casas, pues la genocida se había tomado la ciudad desde mediados del mes de junio.

Los habitantes adultos de la casa, mi casa de seguridad en Chinandega lógicamente los invade el temor se soban las manos nerviosas y se quedan quietas de repente los gritos se escuchan más cerca y se deja oír “denme ropa de civil nosotros les entregamos los fusiles y los uniformes” me quedo pensando no sé en qué pero les digo “ no se muevan esto es una artimaña para matar a los que salgan” pero atrás algunas personas habían salido y ya les daban persecución y los guardias asesinos acobardados van tirando fusiles y gritando.

Logré apoderarme de un fusil M-16 organizo el grupo y vamos detrás de la genocida que huye, su jefe Somoza los había abandonado, aunque lo correcto es decir que lo habíamos sacado a pija y candela, por que las fuerzas Sandinistas en todos los frentes avanzaban hacia la capital como marabunta destruyendo todo vestigio del somocismo a su temible paso, en su huida un genocida de origen campechano alto fornido portando un fusil m-16 se detiene frente a una casa donde una joven embarazada y un señor vestido de bombero en su curiosidad inocente se colocan en el umbral de la casa y el guardia les dispara una ráfaga que le parte el vientre a la joven truncando dos vidas y al señor bombero le parte la cabeza, lo ubicamos y vamos tras él y en la oscuridad se nos pierde, en una iglesia católica se habían parapetado un grupo de guardias y desde allí disparaban a la población continuando con su sed de sangre, combatimos un momento y llega el amanecer estoy detrás de una pared esperando avanzar de pronto unos voces infantiles gritando consignas populares en ese momento me sentí invadido por una sensación inefable vi una inmensa iluminación y me pregunté ¿es esto la felicidad?

Había llegado al triunfo sobre la dictadura y su asesino brazo armado y me encontraba vivo, al invadirnos el día comenzamos a organizar a la población, recuerdo que se dieron unas situaciones adversas producto de compañeros que todavía actuaban de manera sectaria que en esos momento peleaban por colaboradores y zonas.

El guardia que se nos había perdido lo ubicamos nuevamente y le damos persecución logramos captúralo y lo llevamos al cuartel provisional que habíamos conseguido, al ordenar que le aten las manos por su peligrosidad me queda viendo con una mirada que emanaba fuego de odio y me dice con una voz ronca y tenebrosa ¡mátame yeico hijueputa! Lo quedo viendo y no sé porque le pregunto ¿así como vos mataste a la muchacha embarazada y al viejito bombero? ¡Si así quiero que me mates maldito yeico comunista!, y procedí a retirarme había aprendido a controlarme, posteriormente este guardia fue juzgado por los tribunales populares.

Un comercial les voy a compartir: unas personas que se habían integrado en esos momentos dos varones para ser más precisos se me acercan y me dicen jefe le quiero pedir su autorización para matar a un hombre, ¿ideay por qué? Es que ese hijueputa me quitó la mujer y me la quiero desquitar, le veo a los ojos y le digo: esto no es para venganzas personales y mandé que les quitaran los fusiles, y después el problema fue cuando se dio el saqueo en las bodegas de los Pellas cajas tras cajas en los hombros de los saqueadores el ron corría por las calles como avenida después de un torrencial aguacero, eso fue el 17 de julio de 1978.

En este tiempo que les comparto ya me habían dado la Militancia en el FSLN, me la gané en las duras condiciones de la lucha guerrillera urbana, recuerdo que mi responsable la heroica combatiente y responsable Regional en occidente Carmen Moreno (QEPD) en un acto sencillo, en un acto guerrillero clandestino me dijo ya sos militante del FSLN, otro momento de felicidad porque ganarse la militancia en aquella condiciones le zumbaba la marimba.

Ayax Aburtoruiz. Militante II promoción del FSLN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s