Noticias Nacionales

Desechos hospitalarios: ¿Incineración es la cura?

Mario Vega / Valeria Tenorio / El Aventino

WP_20170722_15_27_34_Pro.jpg

Incinerador ubicado en Hospital Lenín Fonseca

El manejo de los desechos de riesgo biológico y patológico es un tema urgente. Aunque hay siete incineradores en igual número de hospitales en Managua, no todos funcionan con un buen nivel. Según el ambientalista Kamilo Lara, no hay tecnología adecuada para neutralizar  por completo el daño ambiental de los desechos, ya que se ha estado quemando este tipo de desperdicios a 500 grados, y lo idóneo, de acuerdo con los estándares internacionales, es entre 1,200 y 1,700 grados. Según datos del Silais-Managua, la producción promedio de desechos por paciente en los distintos centros médicos es de 1.76 kilógramos al día, los que tienen que quemarse constantemente para evitar acumulación.

No se queman correctamente

Actualmente aunque hay más incineradores operando, según Lara en entrevista publicada en El Nuevo Diario en 2013, al quemarse los desechos a temperaturas inadecuadas, ocasiona que no se calcinen completamente y al final del proceso quede una “chamusca” que tiene que ser enterrada.

El peligro, advierte el ambientalista, es que los animales escarben y vayan dejando tirados esos desperdicios de alta peligrosidad. Agregó que al no deshacerse por completo de los desechos peligrosos se pueden propagar con facilidad enfermedades y contaminar los espacios con los malos olores que emita la “chamusca”.

Contaminación a el medio ambiente

En Nicaragua no existen estudios relacionados al impacto ambiental que estos producen debido a la centralización del Silais, el acceso a la información y lo delicado del tema. El Ministerio de Salud establece una serie de normas, entre ellas el chequeo de las emisiones que solo el hecho de encenderlos y el uso de combustible estimado en 20.7 galones por hora genera contaminación a la atmosfera, además de la gran cantidad de metales pesados generados en el proceso,

La normativa del Ministerio de Salud establece que este tipo de desechos deben ser incinerados diariamente bajo estrictas medidas de seguridad, Lara resaltó que se debe mejorar la temperatura de incineración y hasta habló de empresas interesadas en brindar el servicio, sin embargo no se pronunció sobre la cantidad de contaminación ambiental causada en el proceso.

Los datos del Silais indican que entre los hospitales “La Mascota”, “Lenín Fonseca”, Alemán Nicaragüense, “Roberto Calderón” y “Bertha Calderón” se produce el 71% de desechos sólidos hospitalarios de toda la capital.

En Nicaragua nadie quiere pronunciarse o realizar los estudios pertinentes por lo que se necesitan tomar referencias en la región.

Tipos de incineración.

Incineración por altas temperatura

Desinfección térmica húmeda. Se debe realizara una temperatura alrededor de los 125 a 160º C por un mínimo de 12 a 15 minutos. y a un rango de 2 a 3 atmósfera de presión, equivalente a 1,520 a 2280 milímetro de mercurio o 2,026 a 3,039 milibares.

Desinfección por microondas, que deben alcanzar y mantener una temperatura de 95 a 100º C por el tiempo necesario (según especificaciones del fabricante), previamente a esto los residuos Bioinfecciosos deben ser triturados y rociados con agua.

Incineradores, equipados con una cámara primaría y otra secundaria de combustión, provistas de quemadores capaces de alcanzar la combustión completa de los residuos y una amplia destrucción de las sustancias químicas nocivas y tóxicas (dioxinas y furanos entre otros), adheridas a los residuos sólidos bioinfecciosos.

a) En cámara de combustión primaria, se requiere de una temperatura de 800º C y de una hora de permanencia para que los desechos sean destruidos produciéndose cenizas y gases, entre los cuales se encuentra las dioxinas que puede generar cáncer.

b) En la cámara de combustión secundaria se deben alcanzar temperaturas alrededor de 1,100º C y debe operarse con un tiempo de permanencia de los humos de un mínimo de dos segundos. Para tratar el flujo de gases y las partículas arrastradas, antes de ser liberados a la atmósfera, se deben agregar torres de lavado químico, ciclones, filtros.

Los residuos generados en la incineración y desinfección son considerados como residuos peligrosos y deben ser depositados en bolsa debidamente etiquetada como residuo peligroso para ser depositados en celdas de seguridad en confinamientos controlados.

Se debe considerar en los residuos generados en la incineración y desinfección lo siguientes:

a) Control de emisiones a la atmósfera

b) Control de temperatura

c) Altura de la chimenea

d) Determinación de las emisiones debe de realizarse cada 6 meses

e) No debe de haber humo ni existir olores desagradables en la chimenea.

El manejo de estos desechos hospitalarios y el estudio del impácto ambiental deberían ser prioridad en instituciones academicas, estatales y organismos pro ambiente.

desechos-hospit_23611883_a8e36db232798193c84294456973f849fb438f82.pngFuentes:

Estudio Greenpeace Argentina

http://www.bvsde.paho.org/cursoa_reas/e/fulltext/curar.pdf

EL Nuevo Diario

Silais

Normativas y legislación ambiemtal nicaragüense

//www.thinglink.com/card/947685828329472001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s