Opinión

OPINIÓN: El Señor de todo y de todos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alysson María Adriana Moreno Jiménez / El Aventino

El gran yo soy, el Cristo de nuestras generaciones pasadas y futuras, ¿Es acaso justo que su cuerpo se esparza miembro por miembro cuando Dios mandó a su hijo unigénito para conformar una unidad?

Ahora pues me tomaré la libertad de escribir adjuntamente citas bíblicas, para que mis estimados lectores vean con qué bases me dispuse a escribir este texto.
(1 Corintios 12:13) “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados para formar un solo cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”

El mundo está viviendo actualmente una crisis, en donde la iglesia debería estar más fuerte que nunca. Día a día fallecen personas por diferentes causas, homicidios, riñas, accidentes, maltrato familiar, pobreza, infecciones, epidemias, las guerras; un sin fin de abruptos acontecimientos que están dejando tristeza, dolor y luto.

Particularmente considero que hay una gran población que ignora lo que sucede fuera de su zona de confort, lo que por cierto, no nos deja nada bueno; quienes sí estamos al tanto de lo que pasa con nuestra sociedad debemos hacer un llamado a dejar la ignorancia e indiferencia que se vive en el mundo.

Si Cristo es nuestro centro y con Él estamos siempre ¿Quién podría volverse contra nosotros? Estamos acostumbrados a salir de nuestros hogares rumbo a un templo, pero al regresar a nuestras casas retomamos los momentos fortuitos de la vida, sin dejar que sea el Espíritu nuestro guía, nuestro asesor.

No seamos partícipes del consumismo secular, no dejemos que éste entre a nuestras iglesias, mas reproduzcamos lo que hemos aprendido y lo que Dios ha hecho en nosotros.

(Marcos 16:15) “Y les dijo: Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda criatura”

A las iglesias les hablo, a los líderes, sea cual sea su denominación religiosa; porque realmente Dios no es católico, ni evangélico, ni mormón, ni de ningún otro grupo religioso. Dios es el Señor de todo y de todos, de las familias cómodas y de los que perecen a causa de la burguesía, de los niños y de los adultos mayores, de todo el que escucha su palabra e incluso del que ha sido llamado a escucharla y le ha dado la espalda a sus mandatos.

(Hechos 19:10) “…de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús”

Porque a los ojos de Dios somos todos iguales, sin distinción de posición económica, de raza, color, idioma, nacionalidad, somos parte de un mismo cuerpo y fuimos creados a su imagen y conforme a su semejanza. Yo me cuestiono ¿Por qué el ser humano es tan egoísta, egocéntrico y se proclama a si mismo único? Si bien todos tenemos actitudes y aptitudes que nos hacen especiales, a los ojos de Dios todos somos iguales y por ende nos ama de la misma forma a todos.

(Hechos 10:34-35) “Entonces Pedro, abriendo la boca dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación, el que teme y practica lo que es justo, le es acepto”

Díganme pues, ¿Qué sucede con las iglesias de la actualidad? Que entre unas y otras no se toleran, que llaman “avalancha” al ejercicio de evangelizar, y sugieren ser fieles a una religión. No mis estimados, la fidelidad se le debe únicamente al Señor de Señores, Rey de Reyes, no a una religión que se autodenomina “la indicada o correcta”, pues lo verdaderamente correcto y perfecto es Jesucristo.

No ensalcemos nuestro propio credo; ni cultos, ni procesiones nos sacaran de la iniquidad del mundo, solo un ser supremo puede hacerlo. Los insto a ser líderes pacificadores, como lo sugiere la palabra en Mateo 5:9.

Y si un miembro de nuestra nación no quiere escuchar el llamado, y prefiere obedecer a los falsos profetas de los cuales nos advierte la Biblia… “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en un hoyo” (Mateo 15:14)

Como periodista reconozco que debo plasmar de manera neutral lo que sucede. Y he decidido pronunciarme intentando mantener el respeto, ya que el respeto al derecho ajeno es la paz; sin embargo, como creyente tengo una misión la cual no debo postergar. Esta no es una crítica y espero que lo tomen de buena manera, el que cree en el Señor obedece su palabra, dentro o fuera de una congregación, recordemos que el templo es nuestro cuerpo y no cuatro paredes.

Sin embargo Dios a través de su hijo ha dejado principios y mandatos.
(Gálatas 5:14-15) “Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os devoráis unos a otros, mirad no sea que os destruyáis unos a otros”

Y si mi hermano toma posesión de la palabra de Dios y cumple sus ordenanzas conforme Dios ha puesto en su corazón ¿Quién soy yo para juzgar y para criticar? Si el altísimo nos ha enviado por distintos rumbos pero con un mismo propósito, que es obsequiar su verdad a todas las criaturas del mundo. Y si no actuamos nosotros mismos, por favor, dejemos que otros sí actúen.

(Romanos 12:10) “Amaos entrañablemente los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honor, dando la preferencia los unos a los otros”

Respecto a nuestra nación, tierra de lagos y volcanes, Nicaragua; agrego que siempre debemos tener presente que el Art.29, Capítulo 1, Título IV, la Constitución Política de la República de Nicaragua dice: Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia, de pensamiento y de profesar o no una religión. Nadie puede ser objeto de medidas coercitivas que puedan menoscabar estos derechos ni a ser obligado a declarar su credo, ideología o creencia.

Y de manera precisa este artículo es respaldado en el siguiente.
Art. 30 Los nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio.

Para finalizar este breve sermón, sugiero que lean Juan 14:6 y no olviden las palabras del cordero. Si somos creyentes, proclamemos el nombre de Cristo, si no lo somos, busquemos de Dios o respetemos la creencia de nuestros semejantes.

Anuncios

Categorías:Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s