Economicas

Cómo y por qué el BCN contrae la liquidez en córdobas

Néstor Avendaño / Colaboración / El Aventino

Economia-billetes

Después de haber disminuido en 3 mil 432 millones de córdobas el monto de córdobas que circula fuera del sistema financiero nacional entre enero y septiembre de este año, es decir, después de haber reducido la liquidez primaria en el mercado local, el Banco Central de Nicaragua (BCN) aún no ha explicado a la población cuál fue la causa que provocó esa tremenda contracción monetaria, equivalente a 114 millones de dólares, ni cuál es el objetivo que persigue, ya que la tasa de inflación interanual en agosto de este año, estimada y divulgada por la autoridad monetaria, ha permanecido en el nivel de 3.5% influenciada por la caída interanual de 0.7% de los precios al consumidor de alimentos y bebidas no alcohólicas, como resultado de una suficiente oferta de productos agropecuarios en dos ciclos agrícolas excelentes.

El balance monetario del BCN refleja la reducción de sus activos internos netos y el desplome de la cantidad de dinero en manos de los consumidores, conocida en la jerga económica como numerario.

Los activos internos de la autoridad monetaria muestran una muy pronunciada disminución de casi 8 mil millones de córdobas, debido principalmente (i) al aumento de los depósitos en moneda extranjera del sector público no financiero en el BCN, mientras que en el presupuesto nacional se puede constatar una disminución de 12% en el volumen de la construcción pública ejecutada entre enero y julio-; (ii) las inversiones financieras de entidades públicas, antes denominadas Títulos Especiales de Inversión y hoy conocidas como depósitos a plazos en el BCN; (iii) la disminución de la liquidez en córdobas en las cajas de los bancos comerciales; y (iv) la colocación neta (de redenciones) de Letras subastadas por el BCN. Esas cuatro variables monetarias ayudan a explicar la contracción del monto de dinero en córdobas que circula fuera del sistema financiero nacional.

Las contracciones de los activos internos netos del BCN y del numerario ayudan a explicar el aumento de 154 millones de dólares hasta 1 mil 660 millones de dólares en el saldo de las reservas internacionales netas ajustadas del BCN a finales del tercer trimestre del año en curso, de tal manera que el saldo de las reservas internacionales brutas de 2 mil 577 millones de dólares en poder del BCN es igual a 2.86 veces el saldo de la base monetaria, cifra superior al límite mínimo de 2.5 veces para garantizar la estabilidad macroeconómica, o sea, la estabilidad de una presión inflacionaria baja y la estabilidad del tipo de cambio.

Entonces, ¿por qué el BCN contrae la cantidad de dinero que circula en el mercado?  Sencillamente para evitar que los agentes económicos, productores, consumidores y Estado disminuyan sus compras de dólares para importar bienes y servicios y, por consiguiente, evitar la caída de las reservas internacionales y se exponga a un severo riesgo la estabilidad macroeconómica del país.

¿Qué provocó el riesgo de la caída de las reservas internacionales del BCN? El desplome de la cooperación petrolera de Venezuela. Cayeron el precio del barril de crudo WTI, el porcentaje del valor de cada embarque de petróleo y combustibles líquidos en concepto del préstamo, y los volúmenes del “oro negro” y de los combustibles líquidos suministrados por Venezuela. Es obvio que el principal beneficio económico que tuvo Nicaragua con la asistencia financiera de Venezuela fue proteger y fortalecer la posición de las reservas internacionales oficiales y, consecuentemente, fue el garante de la estabilidad macroeconómica del país.

Hoy, Nicaragua paga al contado el 72% del valor anual importado de petróleo y sus derivados, principalmente a Estados Unidos y México, mientras que en años recién pasados Venezuela suplía el 93% de los requerimientos anuales de hidrocarburos del país y el país sólo pagaba el 50% del valor de dichas importaciones.

Este riesgo sobre la estabilidad macroeconómica del país, o mejor dicho el riesgo de la disminución de las reservas internacionales del BCN, continúa latente. ¿Habrá otro país sustituto de Venezuela? Creo que no, porque el país sudamericano, en la mejor época, nos concedía un préstamo de 560 millones de dólares anuales en términos muy concesionales, es decir, con plazo de 23 años, 2 años de gracia y 2% de interés, términos financieros similares a los que no concedían las instituciones financieras multilaterales cuando Nicaragua era un país pobre y muy endeudado en términos de producción con sus acreedores internacionales.

Muy difícil que lo sustituya México, país que junto a Venezuela en el pasado han facilitado petróleo y combustibles a los países centroamericanos mediante el Convenio de San José, se encuentra con graves problemas económicos tras ser azotado por dos grandes terremotos y un huracán en este mes de septiembre y, además, está presionado por las políticas económicas, comerciales y migratorias de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. También se puede prever que el gobierno de Nicaragua no ha considerado a Rusia como un país suplidor de petróleo y combustibles, tanto por la distancia como por las restricciones económicas y financieras que enfrenta dicho país.

El riesgo que enfrenta las reservas internacionales no sólo está latente, sino que también puede agravarse con la muy probable aprobación de la “NICA Act” de parte del Congreso de Estados Unidos. Es obvio que la incertidumbre política afectará el flujo de inversión extranjera directa, que ahora es la principal fuente financiera no sólo del déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos, sino también del aumento de las reservas internacionales del país, por lo cual también es fácil prever que la “esterilización” de córdobas en el mercado local seguirá pujante en el corto plazo y mediano plazo.

Como en economía nada es gratis, con la desaceleración del gasto de consumo de las familias resultante de la contracción monetaria antes descrita también se desacelerará la tasa de crecimiento económico del país. Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADES), firma consultora que dirige el suscrito, previó que en este año la política monetaria desacelerará en 5 décimas porcentuales la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) Real. El pronóstico del crecimiento económico de COPADES para 2017 era 5.8% en julio recién pasado.

Donación

Deseas contribuir a este periodico digital? puedes hacerlo desde aqui o en la cuenta BAC Nicaragua 362227316

$5.00

Anuncios

Categorías:Economicas, Noticias Nacionales

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s