Maestros de 47 colegios de Managua beneficiados con libros de Historia

Colaboración del historiador Lic. Clemente Guido para EL AVENTINO//

estudiantes

142 maestros de Ciencias Sociales de 47 Institutos y Colegios Públicos de Managua, miembros del Ejército de Nicaragua y representantes de Museos Comunitarios de Managua, Chontales, Diriamba y Ciudad Sandino, participaron en el Seminario de Historia de Managua Originaria, realizado del 9 al 10 de Octubre del corriente, en el Auditorio de Patrimonio Histórico Municipal Rubén Darío, de la Alcaldía Municipal de Managua.

libros 1

El evento fue organizado por la Dirección General de Desarrollo Humano, a través de la Dirección de Cultura y Patrimonio Histórico, y contó con destacados académicos como panelistas, entre ellos, Msc. Ligia Madrigal, Msc. Róger Norori, Dr. Patrick Werner, Arqueólogos Ramiro García, Edgar Espinoza Pérez, Bosco Moroney, William Vásquez Moreno, Humberto León Obando, y la Arquitecta Miriam Castillo. Coordinó el evento el historiador Clemente Guido Martínez.
Durante el evento se ofreció información científica reciente sobre los grupos sociales originarios que habitaron Managua desde 4,000 mil años antes de Cristo hasta los tiempos de la resistencia indígena (1524-1550), y aún después con la creación de la “nueva” sociedad colonial donde los sobrevivientes de las comunidades originarias terminaron siendo asimilados por el sistema monárquico español.
El seminario es un aporte de la Alcaldía del Poder Ciudadano a la formación académica de los maestros de ciencias sociales del Departamento de Managua. A todos los que participaron se les obsequiaron libros producidos por la Alcaldía de Managua, como: “El Maíz en la cultura ancestral”, “Gastronomía Nicarao y Chorotega del Siglo XVI”, “Managua Originaria” (Revista digital del seminario), “Managua Chorotega”, entre otras publicaciones.  Este seminario se realiza una vez al año.

A las puertas del pre mundial: Un empate tenebroso

José H. Currás / El Aventino
Foto cortesía: Ricardo Zúniga
La noche fue testigo del esfuerzo y la dedicación. Así es señoras y señores, nuestras guerreras de 17 años, Lucharon de manera impetuosa y sudaron de manera extraordinaria la camiseta Azul y blanco, al empatar 1 a 1; en el último minuto

José H. Currás / El Aventino

Foto cortesía: Ricardo Zúniga
La noche fue testigo del esfuerzo y la dedicación. Así es señoras y señores, nuestras guerreras de 17 años, Lucharon de manera impetuosa y sudaron de manera extraordinaria la camiseta Azul y blanco, al empatar 1 a 1; en el último minuto,  ante las robustas caribeñas de Tobago, en el primero de dos desafíos de preparación para el pre mundial de Abril, que tendrán en esta categoría.

Como un balde de agua fría cayó el gol de la Trinitense, Kayla Mcfarlane, en el minuto 27 y medio, de la primera mitad. Con tan solo un pase en profundidad, fue necesaria la acción, para que las seleccionadas de la Costa Atlántica pudieran penetrar y agarrar mal parada a Ana victoria Silva, una de las defensoras pinoleras. Y tras lo ocurrido en ese minuto, el estadio nacional de fútbol, se enmudeció por unos instantes al ver cómo nuestra selección, caía en esos momentos; pero “las guerreras“, como se conocen cariñosamente a nuestras chicas, nunca perdieron las esperanzas, mucho menos la barra, que minutos después olvidaron el acontecimiento y decidieron alentarlas, gritando eufóricamente “viva Nicaragua”, a lo que yo respondía “viva”, entre tanta gente

A pesar de la derrota momentánea, las nicas mantenían muy bien el ritmo con la resistencia, y un poco con el dominio del balón, en medio de la lluvia que casi al final del partido empezaba a caer, y la frustración que empezaba a deslumbrarse  en los rostros,  tanto en las jugadoras como en el de toda la fanaticada, ya que el encuentro estaba casi cocinado, faltaba poco para que las pinoleras izaran la banderita blanca, pero ya estaba escrito en el libro de la vida.

Faltando dos minutos para que finalizara el partido, la vida, vuelve a hacer de las suyas con la defensa, solo que en este caso la defensa visitante erró, una jugada dentro de los 11 pasos, provocándole falta a Eddy Pérez, y respirando más tranquilas por un supuesto empate que por cierto, se veía venir con mucha tranquilidad a través de la vía de penal; quien está a cargo de ejecutarlos es la del dorsal número cuatro y capitana del equipo titular la jugadora Nataly Orellana; aquí es donde quisiera comparar la canción aquella que dice “Sorpresa nos da la vida”, fue tanta la euforia de muchos fanáticos por cantar el gol esperado de parte de la tropa azul y blanco, que ese sueño se esfumó en los guantes de la arquera Makida Hebert, el disparo de Nataly fue muy al centro de la portería, y fue fácil la atajada, pero ahí no pudo culminar el encuentro porque la defensa trinitaria así con todo el desgaste físico, obligando al saque lateral a favor de las nacionales , que en ese momento estaban encimadas contra su contrincante,

Cuando se aproxima el pitido final en el minuto 98, lograban conseguir una falta, que por cierto causó polémica, toda Managua y toda Nicaragua, presencio que era otro penal, pero la jueza del encuentro dijo que era fuera del área, Perez fue la encargada de agarrar el balón, ubicarlo donde la árbitro le dijo y lucirse ante todos por la forma en que colocó magistralmente ese balón entre las redes, venciendo a la barrera y al mismo tiempo a la portera de Trinidad y Tobago.  Eddy, quien minutos antes había provocado el penal a favor, nunca se rindió aunque  haya sido un amistoso.