Internacionales

Niñez Guatemalteca es la más desafortunada por alcanzar el sueño americano en el 2017

Kary Flores / El Aventino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La migración infantil es un problema social muy grave en los Estados Unidos y México, la detección de los inmigrantes en las fronteras es alarmante, pese a que los datos de las deportaciones son bajos, respetando el Código de Migración y Protección de los Derechos Humanos de los retornados por las autoridades

Desde 2014 se empezó a hablar de una crisis humanitaria por el número creciente de niños, niñas y adolescentes que migraban del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) a través de México hacia Estados Unidos. Sobre todo se habló de crisis humanitaria porque muchos de ellos viajaban y siguen viajando solos.

El Triángulo Norte de Centroamérica (TNC) es el principal expulsor de niños y niñas adolescentes en occidente, y es una de las regiones más pobres y violentas del mundo. Pero en México los migrantes menores de edad encuentran más violencia y explotación de diversos modos por parte de diversos agentes, incluso de personal del Instituto Nacional de Migración (INM).

Acciones emprendidas por México, principalmente en la frontera sur, han contribuido significativamente a la reducción del número de niños, niñas y adolescentes no acompañados que intentan llegar a Norteamérica. La mayor proporción de migrantes menores de edad sin compañía son de Guatemala (59.5%), le siguen en orden de importancia El Salvador (53.7%) y Honduras (44.7%), cifras referidas al periodo de enero a agosto de 2015.

Los niños, niñas y adolescentes con y sin compañía se exponen a riesgos de abandono, abuso, explotación laboral y sexual, trata, así como a violaciones de sus derechos básicos a la salud, nutrición, educación e identidad. El flujo de migrantes menores de edad es mayoritariamente masculino, sin embargo la presencia de niñas y adolescentes en el flujo incrementaron desde 2014 de forma considerable.

El retorno de los infantes será vigilado por el Observatorio Regional de Migración Infantil, de los cuales la mayoría han emprendido el viaje hacia Estados Unidos de manera solitaria, pese al hambre, el miedo y el peligro, luchan por llegar para lograr salir la pobreza que viven en sus países de origen.

Este año 12 mil 274 menores no acompañados fueron detenidos en la frontera estadounidense y otros 4 mil 374 fueron deportados desde México, así informaron las autoridades migratorias correspondientes.

Superando así a los niños deportados a otros países centroamericanos y a México, el 2017 ha sido el peor año para los menores guatemaltecos.

Anuncios

Categorías:Internacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s