Astros los nuevos reyes del béisbol

Jason Isaac Mayorga Bustos / El Aventino

astroscampeones-ad1488781d891271ff71af4ce68546be-1200x600

Con un roletazo a José Altuve cayó el out 27 y el primer título para los astros, 55 años tuvieron que pasar desde que ganaban un anillo de campeón. La tercera más larga para un equipo que gana su primera serie mundial.

Inevitablemente, se cumplirán 30 años desde la última coronación de los Dodgers en una Serie Mundial. Y la ciudad que los adora se sentirá triste por un tiempo.

Listos para celebrar algo no conquistado desde 1988, los fanáticos de Los Ángeles acudieron vestidos de azul al parque. Terminaron entristecidos ante la derrota por 5-1 que los Dodgers sufrieron el miércoles ante los Astros de Houston en el séptimo juego del Clásico de Otoño.

El público local hizo su mejor esfuerzo para mantenerse optimista. Pero una pésima actuación de Yu Darvish se los dificultó. Los Dodgers quedaron en desventaja por 5-0 después de apenas dos innings, y nunca estuvieron cerca de reaccionar.

George Springer, abrió con doble ante los envíos de Yu Darvish en el primer inning luego anoto por rola a primera de Alex Bregman quien avanzó a la tercera por mal tiro de Cody Bellinger en asistencia a Darvish, quien también anotó por rola de Altuve a primera. Jean McCuller Jr, quien era el abridor ya contaba con ventaja de 2 carreras a 0 en la parte alta del segundo inning el jardinero central Springer pegó un jonrón con dos corredores abordo poniendo la pizarra cinco carreras a cero. Jean McCuller Jr, salió del encuentro con solo 2 inning y un tercio de juego lo relevó  Charli Morton lanzó cuatro innings permitiendo solamente una carrera silenciando definitivamente la ofensiva de los Dodgers.

George Springer quien fue el único que conecto de jonrón, empatando el record de una serie mundial de cinco jonrones y se una a Regie Jackson en 1997 y Chase Utley en 2009 como los únicos en lograr esta hazaña y fue elegido como el más valioso de la serie.

 

Feria de los Santos abre sus puertas al público

Comerciantes promocionan variedad de productos nicaragüenses en la Feria de los Santos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Alysson María Adriana Moreno Jiménez / El Aventino

Distintos platillos típicos, hamacas, trajes, pulseras, artesanías de barro, entre otros artículos se encuentran en la Feria de los Santos.

Dicha Feria se lleva a cabo en la Plaza de la Fe, en donde comerciantes de todo el país se han reunido para promover sus productos en el marco del día de los Santos, que se celebra a nivel nacional.

El evento esta organizado por la Alcaldía de Managua, el MEFCA y el Instituto Nacional de Turismo (Intur).

Rosario López, propietaria de una tienda de zapatos, comenta que el lugar abre sus puertas desde las diez de la mañana y cierra entre nueve y diez de la noche.
No solo es un beneficio para los comerciantes sino también para los capitalinos, ya que con este tipo de actividades logran salir de la rutina, expresó López.

El lugar cuenta con una tarima en donde artistas nacionales presentan su talento a los asistentes y realizan diversas dinámicas para favorecer a los participantes.

El principal atractivo es el paseo de los Santos, en donde se encuentran estatuas de tamaños variados, coloridos arreglos y música religiosa; éstas han sido traídas de todos los rincones del país como muestra de la devoción católica nacional.

De igual forma se puede apreciar una exposición de pinturas artísticas elaboradas por manos nicaragüenses, con diferentes temáticas y simbologías llamativas sencillas o abstractas.

La entrada a la Feria de los Santos es completamente gratuita y estará abierta al público hasta el día Sábado 04 de Noviembre.

Muere Ana Ilce Gómez, una de las voces poéticas más altas de la literatura nicaragüense.

22894224_1518057454896306_5051212059143915382_n.jpg
Ana Ilse Gómez, poeta nicaragüense. Masaya, 8 de agosto del 2012. LAPRENSA/Carlos Herrera /Archivo

Por Ian David Briceño / El Aventino.

Ana Ilce Gómez, considerada por muchas unas de las voces más célebres de la literatura nicaragüense, ha  fallecido a las 4:35 minutos de la tarde de este 1 de noviembre a causa de un cáncer convertido en metástasis alojado en los pulmones.

Escritores, editores, lectores y críticos, consideran que Gómez es una de las autoras más importantes de la Generación de los setenta, dueña de una poesía que alterna entre la sencillez y la elegancia, en la que trata con lucidez temas elementales de la vida y del ser mujer.

Licenciada en Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) con una maestría en Gestión y Organización de Bibliotecas, otorgada por la Universidad de Barcelona, España. Trabajó como periodista, creativa publicitaria y relacionista pública de instituciones financieras. Entre 1990 y 1997 ejerció el cargo de Directora de la Biblioteca del Banco Central e impulsó la restauración de la colección pictórica de dicho establecimiento, considerada la más completa del país.  Ana Ilce nació un 28 de octubre de 1945, en Masaya, también conocida como Ciudad de las Flores.

De su obra poética deja dos libros elementales, Las ceremonias del silencio, en su primera edición por la Revista  El pez y la serpiente, 1975, segunda edición, corregida y ampliada, Managua: Editorial Vanguardia en  1989, y Poemas de lo humano cotidiano por el sello editorial ANIDE, en el 2004.

El dia de hoy 02 de noviembre a las 10:00 am se realizará homenaje en el Teatro Nacional Rubén Darío, a las 2:00pm misa de cuerpo presente en la iglesia san Sebastián en Masaya y  homenaje del pueblo masayense y finalmente a las 4:00pm se realizara su entierro en la ciudad de Masaya.

YO HE MILITADO

Yo he militado no sin gloria
en las lides del amor
y mi obra no podrán destruirla
ni las lluvias persistentes
ni la perenne marcha del tiempo.
Porque mi arte no fue inútil
ni siquiera contigo,
contigo que jurabas no conocerme
pero que un día llenaste
la ciudad entera con mi nombre.

 

Máscara del sueño
Ana Ilce Gómez

Sueño que el agua borra mis pies
que tengo una zarza entre las manos
que me muero de sed
que hay una piedra.
Sueño con rostros abolidos
por la muerte lejana
con árboles y pájaros inciertos
con un vasto desierto
y una rama de olivo.
Sueño con el vino y el pan
del ofertorio,
sueño que olvido.
Recostada en el agua
sueño que soy un pez primerísimo
y lejano.
Sueño que soy poeta
y escribo este poema.

 

Desátame
Ana Ilce Gómez

Poesía,
sujétame las riendas
bébeme de una sola vez
atrápame porque me puedo ir
y no tendré para contarte más nada
Abrázame como si fuera la primera
o la última vez
y prueba conmigo todos los venenos
del cielo y de la tierra
Estréchame contra la pared y dime
si has visto brillo más infinito
que el de mis ojos.
Regrésame de nuevo
Súbeme al paraíso
Desnúdame en tu infierno
Átame
Desátame.

Aria
Ana Ilce Gómez

No soy ángel
que preside la vida
ni sabia
ni agorera.
Únicamente
soy una mujer
cálida
intensa
que en su más apartada
intimidad
cree tener voz
y canta.

 

Houston Astros se corona campeón de la Serie Mundial 2017

NOV 01 2017 Agencia AFP / El Aventino

Se coronaron campeones por primera vez en una Serie Mundial de béisbol en 55 años de historia de la franquicia

serie-mundial-los-astros-se-coronan-por-primera-vez-campeones-578821.jpg
Los Astros de Houston vencieron este miércoles 5×1 a los Dodgers de Los Ángeles en el séptimo juego y se titularon campeones por primera vez en una Serie Mundial de béisbol en 55 años de historia de la franquicia.

Los nuevos monarcas de las Grandes Ligas llegaban a su segunda Serie Mundial tras caer en 2005 ante los Medias Blancas de Chicago, mientras que los Dodgers buscaban su séptimo título y el primero desde 1988 cuando vencieron a los Atléticos.

La victoria fue para el abridor Chalier Morton (1-0) en función de relevo y el revés llegó a la cuenta del japonés Yu Darvish (0-2).

El primer bate de los Astros, George Springer, jonroneó en el partido para su quinto vuelacerca en la Serie Mundial, líder en ese departamento.

Anotación por entradas:

.          1 2 3  4 5 6  7 8 9   C  H  E

Houston    2 3 0  0 0 0  0 0 0   5  5  0

LA Dodgers 0 0 0  0 0 1  0 0 0   1  6  1

Conmemorando a nuestros fieles difuntos

Álvaro Ruiz Cruz / Opinión / El Aventino
MVC_9944-e1476328661652.jpg

El día dos de noviembre, la Iglesia y los cementerios se llenan de flores. Es día de los difuntos. Es una celebración que subraya nuestra unión con la iglesia purgante, cuando imploramos Misericordia de Dios para con las almas del purgatorio. El día de los difuntos hay un gran negocio de la sociedad materialista de consumo con la venta de flores. Cuando voy al cementerio y veo flores digo-todavía se acuerdan. Cuando veo a alguien llorando digo- todavía lo aman. Pero cuando veo lágrimas y flores y no veo oraciones digo: no tienen fe.

Es necesario que exista el día del recuerdo y la ayuda a nuestros hermanos y familiares difuntos, tan queridos y a quienes estamos tan obligados. “Tus hijos ausentes no te olvidan, se lee en muchos sepulcros ¡cuánta mentira en ellos a veces! Hay cementerios que no son visitados ni ese día.

El recuerdo de algunos hijos que tienen dinero llega a comprar un ramo de flores y envían a su trabajador a que le pongan en el sepulcro de la familia. Las flores y las lágrimas de nada vale a los muertos, ni tampoco las velas que le encendamos, son consuelo para los vivos. San Agustín dice: que las flores en el sepulcro son señal que los vivos todavía nos acordamos de ellos. Las lágrimas son señal que todavía persiste el amor. Las oraciones son señal de que hay fe.

Qué pronto nos olvidamos de nuestros seres difuntos… “Qué sólo nos dejan los muertos…” Creo que mejor se podría decir: “Qué solos dejamos a los muertos” decía un recordado jesuita. La única ayuda que podemos prestar a nuestros seres difuntos es la oración y la limosna. Creo en la comunión de los Santos… por esa unión podemos interceder ante Dios por ellos. El cuerpo místico nos hace junto con ellos miembro del mismo cuerpo”.

Por qué si morimos, morimos para nacer. Filosofaba Platón “filosofar es aprender a morir”. Porque la muerte es la entrada a la vida que dura para siempre. “El hombre brota como una flor y se marchita, huye como una sombra y no subsiste. Mi redentor vive y después que mi piel se desprenda de mi carne en mi carne contemplaré a Dios. Yo lo veré, lo verán mis ojos” (Job 19,23- 27).

Nuestra misión en este mundo es de paso. No tenemos ciudad permanente. Instalarnos es olvidar la provisionalidad de nuestra vida y de nuestra misión. El instalado almacena demasiadas cosas inútiles. Casa de rico es un escaparate de cosas bellas, pero en el fondo inútil. Es curioso de cuantas cosas presidiéramos, cuando tenemos que mudar de domicilio.

El Señor nos quiere viajeros.

Él fue gran viajero vino del cielo a la tierra trayendo sólo su divinidad. Regresó de la tierra al cielo desnudo de todo menos de su humanidad santísima. Desnudos vinimos al mundo y desnudos saldremos de él.

“Muero como el sol que se opone” ¿A quién se le ocurre llorar cuando se opone el sol y la oscuridad y la noche nos cubre? Sabemos que dentro de pocas horas el sol, volverá a salir más bello porque es más deseado después de la noche todos los días acaba en la negrura de la noche, de las melodías, el silencio, las fiestas, el cansancio, después del silencio aparecerá el nuevo día lleno de cantares con los Ángeles y el descanso eterno.

“La vida nos ha sido dada para buscar a Dios. La muerte para encontrarlo. La eternidad para poseerlo. P Alberto Hurtado S.J.