Deportes

EL Barcelona también gana con Alcácer

El FC Barcelona vence al Sevilla con dos goles de Pablo Alcácer en la jornada 11 de LaLiga.

Por Rafael Medrano

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Barcelona sigue ganando los partidos que dan títulos de ligas, esos que la temporada anterior le pasaron factura. El rival de turno era el Sevilla, y el partido se tornaba pedregoso: un encuentro donde no gana el buen fútbol sino el planteamiento táctico, la garra y el coraje. Ganarles a los andaluces significaba estar a 11 puntos del Real Madrid, significaba alejarse mucho más del eterno rival. Los blaugranas fueron a por ello, y sin mucho fútbol salieron victoriosos.

Después de tantos años de ver y vivir fútbol, uno sabe qué equipos son los que hacen un partido difícil, sin importar su posición en la tabla. El Sevilla es uno de ellos. Y así lo demostró contra el Barcelona.

El Sevilla esperó, cauteloso. El Barca se hizo con el balón, austero. Ambos se medían, pero eso sólo duró dos minutos:  el Barcelona decidió ir a por el gol tempranero. El balón fue enviado para Suárez, el uruguayo llegó al área buscando la diana, pero conectó suave. Esa fue la imagen del ariete blaugrana en todo el partido:  luchador y aguerrido, pero peleado con su eterno amor, el gol.

Valverde alineó a otro ariete: Alcácer. Entonces, si el que siempre marca no está fino, también aparece el otro; ése que espera su oportunidad para decir “Aquí estoy yo”. Paco lo hizo a gritos: Suárez se alejó del área del Sevilla, y pasó de goleador a asistidor; recibió el balón y lo envió en busca de Paco Alcácer, y frente al área falló Escudero, Alcácer facturó.

Alcácer repunta

El Sevilla logró hacer valer su cartel de equipo difícil. En el segundo tiempo la presión alta fue una constante en los primeros minutos, obligando a la zaga blaugrana a jugar balones “sencillos” de una manera complicada.

Entonces el partido se empató: fue por un córner, por medio del juego aéreo, ése que es llamado el otro fútbol. El balón fue enviado formando una extensa curva desde la esquina hasta el área del Barcelona, Pizarro entraba corriendo en busca del Gol, piqué saltaba con su cara desencajada… el jugador argentino llegó primero; martilló, el balón impactó en el césped, el agua salpicó: la esférica entró en la horquilla, ahí donde ni un arquero jamás ha llegado.   

Después de la bofetada recibida el Barca fue a ganar el partido, a sabiendas que en esos encuentros se ganan las Ligas, porque contra equipos como el Sevilla no sólo se empata, en muchas ocasiones también se pierde.

Suárez y el gol seguían peleados; Mejor dicho: Suárez y su mejor versión seguían peleados. Entonces Alcácer repuntó. Rakitic se tiró hacia la banda derecha, recibió un pase de Messi, levantó la cabeza y vio a Paco correr muy junto a uno de los centrales del Sevilla; ahí fue el balón, al corazón del área andaluza. Kjaer intentó cortar el envío, pero no pudo; Alcácer le puso la putilla del botín al balón, y marcó su segundo de la noche.

 Paco Alcácer fue a abrazarse con sus compañeros, con Suárez, Messi, Rakitic, Paulinho y todo el que se juntara cerca del banderín de córner, no sólo para celebrar el gol sino también la victoria, porque el Barcelona también gana con Alcácer.

Anuncios

Categorías:Deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s