Opinión

¿La paz capital?  ¿Luego que? ¿Sed del poder?

Renan GuevaraEspecialista en relaciones internacionales

Las implicaciones antropológicas de la sociedad comercial Smithiana muestran que Smith no está describiendo un mero sistema económico. Está proyectando una forma de articulación de la sociedad donde el núcleo de las relaciones entre los individuos que lo componen gira en torno a lo más visible e inmediato para su organización: la economía, el sistema legal y la política. En lugar de basarse en lo menos inmediato, a saber, la ética y la justicia.

La teoría de la paz capitalista sostiene que las naciones con un alto nivel de apertura de capital pueden evitar el conflicto entre ellas y mantener una paz duradera. En particular, las naciones con mercados de capital más libres dependen más de los inversionistas internacionales, ya que es probable que los inversionistas se retiren si el país está involucrado en una guerra o un conflicto interestatal.

Sin embargo, ¿cuántos países desarrollados hay? Según el anexo preparado por la División de Políticas y Análisis de Desarrollo (DPAD) del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas (UN / DESA) de 2012, Canadá, Japón, Estados Unidos, Francia, Italia, el Reino Unido y los Estados Unidos son los principales países desarrollados. Siguiendo la misma fuente, el resto de los países desarrollados serían los 28 formadores de la Unión Europea, Islandia, Noruega, Suiza, Australia y Nueva Zelanda. Significa que la teoría de la paz capitalista como sistema se aplicaría a 37 de 195 países

Bruce R. Scott, autor de “El capitalismo, sus orígenes y evolución como sistema de gobernanza” (2012) define al capitalismo como: “sistema indirecto de gobernabilidad basado en una negociación política compleja y en constante evolución en la que los actores privados son empoderados por un político autoridad para poseer y controlar el uso de la propiedad para obtener ganancias privadas sujetas a un conjunto de leyes y regulaciones. “También declara que el desarrollo capitalista requiere que el gobierno juegue dos roles, uno administrativo, en proveer y mantener las instituciones que sustentan el capitalismo, y el otro de emprendedor,

movilizando poder para modernizar estas instituciones según sea necesario. Parece ser un sistema competitivo muy difícil con una gran motivación de interés propio.

En 2006, investigadores del Instituto Mundial para el Desarrollo de la Universidad de las Naciones Unidas Economics Research publicó el primer documento para contar, para todo el mundo, todos los elementos principales de la riqueza de los hogares, desde activos financieros y deudas hasta tierras, viviendas y otras propiedades tangibles. Esta investigación, basada en datos del año 2000, encontró que el 1 por ciento más rico de las personas adultas del mundo con un valor de al menos $ 514,512, poseía el 39.9 por ciento de la riqueza familiar del mundo, un total mayor que la riqueza del 95 por ciento más pobre del mundo. menos de $ 150,145. El sitio web Inequatily.org publicó en 2017 que más del 70 por ciento de los adultos del mundo posee menos de 10,000 en riqueza. Este 70.1 por ciento del mundo posee solo el 3 por ciento de la riqueza mundial. Las personas más ricas del mundo, aquellas que poseen más de $ 100,000 en activos, suman solo el 8.6 por ciento de la población mundial pero poseen el 85.6 por ciento de la riqueza global.

La composición regional de los pobres en el mundo en desarrollo también cambió durante el período de 14 años. La participación de Asia meridional aumentó a casi el 50 por ciento, y la participación de África subsahariana aumentó al 31 por ciento.

Además, la comunidad internacional en instituciones especiales encargadas de erradicar la pobreza no ha ido más allá de la perspectiva objetiva. Se enfocan en lo que el hogar consume y cuánto necesitan a su alcance para superar la pobreza y los bienes. Sin embargo, ¿cómo identifican si ese hogar realmente tiene la capacidad potencial de invertir efectivamente ese consumo? Dado que una de las características centrales de la pobreza es un bajo nivel de educación. Todos estos aspectos económicos crean un escenario de humillación e injusticia.

Además de vivir en un sistema que nos conduce a niveles brutales de desigualdad, ¿Que es lo que exportan estos países líderes pertenecientes a la paz capitalista? Recordando que en este sistema el gobierno juega dos roles, uno administrativo y el otro de emprendedor,

Un hecho interesante es que de la base de datos de producción de armas del Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo (SIPRI) de 2013, se muestra que 40 de las 100 compañías productoras de armas más importantes del mundo tienen su sede en los Estados Unidos, siendo Lockheed Martin y Boeing las más importantes. el grupo.

La guerra de Corea tuvo lugar en 1953, que duró tres años y costó 1,2 millones. Estados Unidos ayuda a Corea del Sur a recuperar las fuerzas norcoreanas hasta que llegan a la frontera con China. China y la Unión Soviética más tarde vinieron a apoyar al Norte. Hickman, Bert G en su libro “La Guerra de Corea y la actividad económica de los Estados Unidos, 1950-1952” confirman que la guerra de Corea se financió principalmente a través de los impuestos. Ahora los Estados Unidos tiene varias bases militares y un aliado indiscutible en el noreste de Asia.

Otro ejemplo es la Guerra del Golfo. En el sitio web muslimnation.wordpress.com artículo “¿Quién pagó por la guerra de invasión de Kuwait en 1991 mientras que EE. UU.” Ganó “20 mil millones de dólares?” (2006) dice que el costo de la guerra fue de 40 mil millones de dólares. De los US $ 40 mil millones, EE. UU. Gastó solo US $ 10 mil millones o el 25%. El resto de los US $ 30 mil millones que comprenden el 75% del presupuesto de guerra fue gastado por Kuwait y Arabia Saudita del país árabe. Antes de la guerra, el precio promedio de un barril de petróleo crudo era de 15 dólares, con la guerra del Golfo, aumentó a 42 dólares. Allí consiguieron una ganancia extra de 60 mil millones de dólares.

De acuerdo con la ley “50% 50%” en los países árabes, el 50% pertenecía a los gobiernos. El otro 50% fue a las compañías petroleras multinacionales que controlan los yacimientos petrolíferos. La exploración y el comercio de petróleo en Oriente Medio se realiza en siete compañías (Shell, Mobil, Esso, etc.). Todas estas empresas son estadounidenses. El gobierno de los Estados Unidos posee cinco de ellos. Por lo tanto, del beneficio de 30 mil millones de dólares para estas compañías, cerca de 21 mil millones pertenecían al gobierno estadounidense y los restantes 9 mil millones al sector privado estadounidense. Esta guerra dejó alrededor de 1 millón de muertes.

El caso de Muammar Gaddafi también vale la pena mencionar, se estimó que tenía 144 toneladas de oro en sus bóvedas. El plan de Muammar Gaddafi era introducir una moneda con respaldo de oro, que esperaba que las naciones africanas y musulmanas adoptaran. Sintió que podría rivalizar con el euro y el dólar. Si Gadafi hubiera tenido éxito, los Estados Unidos y Europa se habrían visto obligados a comprar petróleo y minerales en la moneda respaldada por oro, lo que inclinaría la balanza. Este fue un horror que Occidente no se atrevió a experimentar. La situación habría sido una recreación más letal de las guerras de la moneda de Saddam Hussein cuando apoyó la nueva moneda del euro a expensas de el dólar de los Estados Unidos.

En este punto, los EE. UU estaban muy inseguros sobre los efectos de la nueva moneda en  su economía. La decisión de Hussein de vender petróleo en la entonces nueva divisa fue un golpe para EE. UU. Empeorado por la proclamación de que el dólar era la “moneda del enemigo”. Por lo tanto, las guerras de divisas han sido un hecho de la historia, ya que la situación de Hussein es un peculiar conflicto intra-occidental que culminó en la inestabilidad del Medio Oriente promulgada por las políticas intervencionistas de los Estados Unidos. Que Qaddafi sea asesinado por planear introducir una moneda africana en la refriega no es sorprendente, pero eso no lo hace aceptable.

Todo esto nos demuestra que el sistema capitalista y la teoría de la paz capital no solo simplemente beneficia a un porcentaje muy bajo del sistema internacional sino también que conduce a Estados a desestabilizar y exportar conflictos en territorios que su ángulo de satisfacción no alcanza. La sed de poder que genera el capitalismo nos dirija a un juego de suma cero que solo te enseña a competir y acumular riquezas.

Esta es una realidad difícil de derrotar como dijo Hobbes el hombre es malo por naturaleza “El hombre es un lobo para el hombre” enfatizando que el hombre es capaz de realizar grandes atrocidades y barbaridades contra elementos de su propia especie. O su contraparte, Rousseau, el hombre es bueno pero es bueno y libre pero la sociedad lo corrompe.

La esperanza es lo último que se pierde, y los sistemas socioeconómicos no son eternos. No necesariamente para que uno gane el otro tiene que perder, intelectuales necesitan seguir creciendo recordando que la dignidad humana es mucho más valiosa que el capital. De esta forma se podría lograr un nuevo sistema que responda ante las crisis humanitarias global.

 

Anuncios

Categorías:Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s