ÚLTIMA EN LAS REDES

¿Cuáles son los Cultivos tradiciones nicaragüenses?

Situación actual de los cultivos tradiciones.

Alberto Cabezas Villalobos/ Opinión

La agricultura es un componente fundamental para el desarrollo de las economías centroamericanas en promedio representan un 17% de sus producto interno bruto (PIB). Veámonos:

  • Nicaragua un 30%
  • Guatemala un 25%.
  • Honduras un 20%
  • El Salvador y Costa Rica la agricultura no representa más del 11% del PIB.

Nicaragua es el país más extenso de Centro América y es  sumamente agrícola con amplias bases rurales y una población de 5.142.098 habitantes, según el VII Censo poblacional, alrededor del 45% de sus habitantes viven en el área rural.  

En otras palabras, una porción del suelo nicaragüense es ideal para sembrar, debido a las condiciones climáticas que permiten cultivar todo tipo de productos. Por su productividad, por el valor económico que generan, los cultivos nicaragüenses  más tradicionales o representativos son  el maíz, el frijol, sorgo y el arroz.

De estos se derivan, una serie de alimentos de la gastronomía nacional.

El 79% de la producción nacional de granos básicos se encuentran en manos de pequeños y medianos productores, unos 181 mil productores se dedican al cultivo de estas especies en el país.

En Nicaragua, el ciclo agrícola de granos básicos inicia en abril de un año y termina en marzo del siguiente y está compuesto por tres periodos de siembra.

Analizaremos detalladamente, cada uno de estos productos, posteriormente en que departamentos se siembran los mismos.     

Arroz

Nicaragua avanza en la soberanía e independencia alimentaria del arroz.

El Gabinete de producción presento en Noviembre del 2019 la estrategia nacional de ese rubro para el periodo 2019- 2023.

El país produce cinco punto tres millones de quintales  de arroz, equivalente al 73.6% del consumo nacional, mientras que en el 2006 era el 40%. Esto es fruto de la voluntad de la familia productora nicaragüense, que muchos se están auxiliando por nuevas tecnologías y semillas de calidad, sistemas de producción agroecológica.

Sin embargo, existen amenazas para los mismos, como por ejemplo las plagas.

Actualmente se registran veinticuatro mil quinientos productores del arroz, que cosechan noventa y nueva mil setecientas manzanas de arroz, de ellas ochenta y un mil ochocientas manzanas es de riesgo, diez y siete mil novecientas equivalentes al 18% es de secano.

El sorgo

Tiene un amplio abanico de utilidades. Gracias al mejoramiento de genéticos que ha venido teniendo en los últimos años se han venido obteniendo materiales nuevos con mayor calidad y que se pueden usar no solamente para consumo animal, sino para consumo de humanos.

Contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas. Por ejemplo, destacan las del grupo B (tiamina, riboflavina y niacina) y E. Esta riqueza lo convierte en un importante alimento antioxidante. Mientras que también es rico en hierro, calcio, fósforo, zinc y fibra insoluble.

El sorgo se está utilizando en la industria panadera, porque se ha visto que se obtiene buena calidad de pan, también en el comercio de las galletas, entre otros usos.

En Nicaragua el sorgo está en peligro de extinción por el cambio climático, que se traduce en falta de lluvias y además lo afecta algunas plagas.

Un sustituto del sorgo es el maíz amarrillo, el maíz genéticamente  modificado, la soya, también el ajonjolí. Son cultivos viables, de alto rendimiento y que pueden competir con las exportaciones que se están dando de Estados Unidos , Argentina y de Brasil.

Maíz

Existen diferentes variedades del maíz  que se adaptan muy bien en zonas tropicales, nichos agroecológicos, que son condiciones muy fuertes, con niveles ácidos, con niveles de alta precipitación, de suelo secos, entre otros.

Cuando un agricultor va a comprar una semilla, lo primero que debe tener presente es que la semilla que vaya a comprar se adapte al clima y al terreno. Existen semillas certificadas, que han hecho los test que certifica que si realmente es una buena genética.  El paso dos es saber en qué condiciones  agroclimáticas se encuentra y sembrar su variedad.  Algunos requieren viveros cristalinos, otros híbridos arenosos, todo depende de los suelos y de las condiciones climáticas.

Existen hídricos forrajeros y granífero.

¿Qué características tienen hídricos forrajeros?. Que presenta un alto nivel en la altura de 2.50 puede disponer de 2 a 3 mazorcas de acuerdo a su fertilización y manejamos los hídricos de grano que depende de la cantidad de hileras que tiene por mazorca.

Frijoles

La mayoría de los (as) nicaragüenses consumen frijol porque aporta importantes vitaminas y minerales a nuestro organismo, por eso cada día crece su cultivo en este país.

El mismo es originario de México.  Constituye una rica fuente de proteínas, hidratos de carbono. Además es abundante en vitaminas complejo B, niacina, ácido fólico, también proporciona hierro,  cobre, zinc,  fosforo, potasio, magnesio, calcio y presenta un alto contenido de fibra, entre otros nutrientes.

 El frijol sigue siendo uno de los cultivos de mayor aceptación no solo a nivel nicaragüense, sino también a nivel mundial.

Inclusive es uno de los cultivos más sembrados.

Pero también es uno de los cultivos de menor rendimiento por hectárea a nivel mundial.

Nicaragua, tiene una muy buena producción de frijol.  Tiene unos departamentos donde mayormente se ve esta producción.

Sembrar frijol es una alternativa viable teniendo en cuenta las alternativas medioambientales nicaragüenses, las laderas, las pendientes presentes en Nicaragua. 

No es un cultivo que requiere  tantos insumos para poderlo sacar adelante y es resiste cuando se maneja adecuadamente a ciertas enfermedades que principalmente atacan los cultivos nicaragüenses.

El frijol se adapta a alturas que estén entre los 800 y 2900 metros sobre el nivel del mar.  Eso quiere, decir, que el frijol, puede darse tanto en clima frio, como en clima medio. 

Lo que pasa es que el agricultor, debe escoger bien la variedad que va a escoger de acuerdo a la altura en que se piensa sembrar.

Siembra del frijol

La siembra del frijol en monocultivo se realiza a mano o con maquina sembradora enterrando la semilla a una profundidad de dos o cuatro centímetros, se recomienda que antes de sembrar, debe estar seguro que el suelo tenga suficiente humedad para garantizar una germinación uniforme.

La tierra antes de sembrar lleva una preparación como de 15 días, lo que el agricultor demore en picar la tierra,  echar la gallinaza y abonos orgánicos, taparla.

Para la siembra de primera en monocultivos se deben distribuir 11 semillas por metro lineal en surcos separados de 50 centímetros utilizando 56 kilogramos de semilla, con ello se puede alcanzar una población igual o mayor a 200.000 plantas por hectárea. Para el ciclo de postrera se debe procurar alcanzar la madurez fisiológica de la planta.

La preparación depende mucho del cultivo anterior y en qué estado se encuentra la tierra.

Una población ideal de 275 mil plantas lo que equivale a sembrar once semillas por metro lineal en surcos separados de 40 centímetros utilizando 70 kilogramos.

Universidad Nacional Agraria, Sede Camoapa.

Mata y guía

Existen dos tipos crecimientos de los frijoles predominantes dependiendo del tipo por ejemplo la mata y el guía.

  El frijol de mata forma un arbusto que puede medir entre 30 y 40 centímetros de altura.

Mientras que el frijol de guía  desarrolla tallos que pueden alcanzar un largo de 80 centímetros y llegan a expandirse  por el suelo o preferiblemente en una planta o malla.

Los frijoles crecen en vainas color verde conteniendo entre 4 a 6 semillas cada una.  Las semillas de sol tienen una forma aproximada de media luna su tamaño y color cambian de acuerdo a su variedad.

Este cultivo puede crecer perfectamente en pleno sol o un poco de sombra en lugares muy cálidos.

Pueden cultivarse en contenedores que tengan una profundidad mínima de 30 centímetros para que sus raíces se desarrollen mejor.

Antes de sembrar debemos preparar el contenedor o cama de cultivo. El frijol puede crecer en distintos tipos de suelo pero que tenga un buen drenaje. A la hora de sembrar es de vital importancia seleccionar una buena semilla preferiblemente de una cosecha anterior que haya tenido éxito propia o de alguien cercano ya que de esta forma se garantiza un cultivo sano y productivo.

En el sembrado se utiliza una palanca y una especie de catabre pequeño que se amara a la cintura y con el mismo abrimos un hueco en la tierra, se echa el frijol, algunos campesinos siembran de dos otros de tres en cada hueco y se siembra a distancia de dos cuartas en cuadro.  La persona raya la acera, más o menos que quedan 4 surcos.

Uno de los factores a la hora de tener en cuenta en el frijol es el manejo que debemos darle desde el inicio del cultivo. Primero que todo seleccionando una buena semilla. La cual me va a evitar número uno, perdidas en la producción.  Va a aumentar el porcentaje de germinación de la semilla. El frijol germina muy bien, pero es recomendable hacer pruebas de germinación de acuerdo a la semilla que vamos a utilizar para evitar pérdidas en tiempo y dinero que vamos a hacer en campo.

Prueba de germinación

Entonces una prueba de germinación sencilla se puede realizar en la casa tapando el frijol con periódico húmedo y allí vamos a evaluar que tantas semillas nos van a germinar.

 Si es una semilla que es resistente va a poder quitar por lo menos uno de los problemas de los frijoles y también que sean semillas limpias que no vengan de lotes que posiblemente vengan contaminados porque pueden traer enfermedades que van a presentar después en el mismo cultivo.

Las semillas se seleccionan que sean más o menos del mismo tipo de semilla porque a veces tiene como revueltas se puede conseguir donde un amigo o de la cosecha anterior.

Por lo general, hay semillas que vienen de diferentes frijol hay algunos que llamamos diablitos o otros que se llaman frijol rosado, Zaragoza, entonces se selecciona únicamente que sea Zaragoza o rosado.

También es importante identificar algunos características donde se desea sembrar esto es fundamental.

No solamente pensar en la variedad de acuerdo a la altura donde estemos ubicados, sino también al tipo de suelo y a la forma de cultivarlo.

Otros tipos de frijoles

Porque muchas personas conocen solo un tipo de frijol, en la región de Nicaragua, uno se mueve y observa un frijol de porte bajo, pero hay otro que es como una enredadera, ese es de porte alto a este se puede hacer una estructura  con alambres para poderlo dejar crecer.

Ambos se trabajan de forma diferente uno tenemos que hacer una estructura de soporte para el mismo y en el otro no, simplemente lo dejamos en el terreno y el allí tiene su desarrollo normal.

Inclusive cambia mucho en la cosecha, porque cuando nosotros tenemos, un frijol de enredadera, nosotros no necesitamos cosecharlo todo al tiempo sino que él va produciendo sus vainas y vamos haciendo la recolección paulatina del mismo en base a la germinación de la misma y cuando ya empiezan a secar en los granos entonces vamos haciendo una recolección manual en un recorrido que hacemos por el cultivo frente al cultivo de porte bajo.  En este caso se deja todo el cultivo al tiempo es un frijol de un ciclo muy corto es decir que nosotros los sembramos y a los tres meses dependiendo el clima ya se está cosechando.

Cuando el frijol supera los 30 grados Celsius, ya empieza a tener ciertos problemas de producción y también con las heladas tiene muchos problemas principalmente por el ataque de enfermedades y las heladas también les causan graves daños,  en Nicaragua no es común que caigan granizadas.  Si el granizo ataca a las plantas de frijol también los hongos y acaban el cultivo.

Existen múltiples variedades del frijol que se caracterizan por su color, tamaño y tipo de crecimiento.

Se cree que en el mundo existen más de 150 especies. Hay variedades de frijol que son retientes a ciertas plagas o enfermedades.

Las plagas son factores limitantes ya que atacan todos los órganos de la planta durante la etapa de crecimiento, causando daños directamente y en asociación con agentes patógenos.

El control debe realizarse a través de un programa de manejo integrado de plagas.

Se debe tener cuidado a la hora de cultivar el frijol, ya que puede tratar de comérselo la babosa, los gusanos que se comen el tallo, la mosca blanca, la ceniza, también se debe fumigar para la pica, al frijol le puede dar una pica en la avitualla que hay que control con venosos y fungicida obligatoriamente.

El cultivo del frijol tiene muchas plagas y muchas enfermedades en cada territorio tienen ciertas enfermedades.  

Se dice en la literatura que al frijol lo acatan entre 200 y 400 plagas de ellas no todas son de daño significativo, pero si a todas hay que tenerle las precauciones.

Plagas

El consejo que hay que seguir es revisar ¿cuales plagas son de incidencia en el territorio?. Para buscar una asesoría técnica para ese cultivo, en ese momento y en esa zona.

También en la parte de enfermedades no son tampoco pocas son más de 200 enfermedades que pueden llegar a atacar el frijol. Pero siempre hay algunas de mayor incidencia en ciertos territorios.

Una forma de controlar el ataque de plagas en el frijol y de aumentar la productividad es con el manejo de las arvenses o malezas, porque nosotros debemos a controlarlas desde el inicio del cultivo principalmente durante los primeros treinta días.

Finca San Matilde, (Camoapa, Boaco)

El cultivo se dice que tiene que estar limpio.

Existen algunos modelos de agricultura que es una labranza cero. En donde, solamente se abre el hoyo se siempre el frijol y allí solamente empieza a desarrollarse, esto significa menor mano de obra, pero también menor rendimiento por hectárea.

Se puede manejar así y si usted quiere manejar de esta forma una labranza cero, entonces sería empezar a probar, con una labranza a pequeña escala, es una forma para terrenos pendientes. Un terreno que puede erosionar.  Entonces, no podemos mecanizarlo de una forma abrupta sino que vamos a trabajarlo manualmente, con limpias manuales preferiblemente y no quemar el terreno para poder mantener la vida del suelo y que este vaya a ser importante para la producción del frijol. Cuando hacemos esa labranza mínima nosotros podemos limpiar y sembrar el frijol y después de tenerlo limpio por treinta días.  Lo podemos ir limpiando manualmente y ya finalizando la etapa lo podemos aporcar para poderle mejorar la productividad ahora bien si es un frijol en terrenos más planos ya son una labranza convencional, entonces hacemos un trabajo más mecanizado, podemos entonces mejorar la productividad, invertirle más pero también obtener mejor rendimientos por hectárea.

El frijol se fumiga de manera preventiva por lo menos dos veces por semana.  También se puede utilizar productos orgánicos, fertilizantes orgánicos como el Bokashi.

Cuando sembramos un cultivo de frijol y hacemos siempre fertilización química vamos al aporte nutricional al frijol para que este se desarrolle rápido.  Al ser un cultivo transitorio necesita absorber muy rápido los nutrientes de una forma casi instantánea debía estar absorbiendo y para ello el químico es ideal. Pero también tenemos grandes pérdidas de los químicos si no lo hacemos satisfactoriamente.

Agroquímicos

Los agroquímicos hay que aplicarlos en épocas de lluvias y que nosotros podamos tapar el fertilizante.

El frijol es muy rápido es decir en 3 meses ya se está sacando de la tierra y una fertilización orgánica se va a demorar mucho tiempo en dar los nutrientes.

Lo ideal es tener un suelo muy bien preparado, no para una cosecha sino para muchos cosechas.  Lo ideal sería 100 por ciento orgánico el cultivo con puros abonos compostados y aplicar la materia orgánica  lo necesario conforme a un analices de cultivo previamente. Además estarla aplicando por cada cultivo.

Las plantes de frijol se encuentran actas para ser cosechas desde el momento que las vainas comienzan a cambiar su color natural a uno amarillento este momento se conoce como madurez fisiológica donde el grano alcanza su tamaño máximo.

En adelante la planta entra en el proceso de secado en el cual se producen una perdida uniforme de la humedad del grano es el nivel que puede considerar seco.  En cualquier momento posterior en considerarse que la planta alcanzo su madurez fisiológica pueden ser arrancadas.

La cosecha debe de sacarse antes de que las vainas se sequen demasiado para reducir las pérdidas por desgrane.

El frijol tiene una duración de 70 días, cuando se empieza a poner amarillo uno dice que comenzó a madurar y ya uno puede cosechar el frijol lo puede arrancar, se le da la vuelta, de allí se deja secar unos 8 días dependiendo del clima, luego se pasa por una maquina que lo aporrea, que es un tractor .

Cuando tenemos un frijol de enredadera no necesitamos cosecharlo todo al tiempo sino que él va produciendo sus vainas, vamos haciendo la recolección paulatina del mismo en base al grado de maduración de la misma, cuando empiezan a secar los granos.  En este caso se deja todo el frijol al tiempo, este frijol es de un ciclo muy corto, es decir que nosotros lo sembramos y a los tres meses dependiendo el clima se está cosechando.

El frijol no tiene tanto problema de producción.  

Cultivos por departamento en Nicaragua

Según datos suministrados por INTA, el Ineter y el Ministerio Agropecuario (Mag).

El Caribe Sur destina 29% de su área agrícola a la siembra de palma africana.

Nueva Segovia el 59% al café y el tabaco

Jinotega, el 50% al café

Madriz, por estar situado en el Corredor Seco, durante el subciclo de apante deja sus tierras reposar.

Detalles de siembra

Región Autónoma de la Costa Caribe

El 62% del área dedicada a la producción agrícola está ocupada por cultivos temporales, principalmente frijol, maíz y arroz.

36 % a cultivos permanentes y semipermanentes, entre ellos café variedad robusta, cacao, palma africana o aceitera, raíces y tubérculos.

Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN)

El 56.7 por ciento de la superficie agrícola es utilizada para la producción de granos básicos, principalmente maíz y arroz secano. Los cultivos permanentes solo ocupan el 4.67 por ciento de la superficie agrícola que es representada por plantaciones de cacao y musáceas.

El resto se basa en plantaciones de pasto, tierra agrícola en descanso y vocación forestal.

Río San Juan

Con el 55 por ciento produce granos básicos, principalmente sorgo, arroz secano y de riego, frijol y maíz.

29 por ciento por plantaciones permanentes de cacao, café y palma africana o aceitera. Y el restante 13 por ciento por frutas, especialmente naranjas.

En Rivas,El 33.42 por ciento se usa en la producción de maíz y frijol, el 34 por ciento para musáceas, principalmente plátano, y el 27 por ciento para el cultivo de caña de azúcar.

En Managua utilizan el 47 por ciento de la superficie agrícola, en la que se destaca el arroz de riego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s