En Estelí El turismo se mantiene

Álvaro Mejía, es un Auxiliar de Chofer de la empresa Transporte Duarte, que es una ruta colectiva que hay de Managua a Estelí, tiene 4 años de laborar para la misma.

Álvaro Mejía, Auxiliar de Chofer.

Álvaro Mejía, es un Auxiliar de Chofer  de la empresa Transporte Duarte, que es una ruta colectiva que hay de Managua a Estelí, tiene 4 años de laborar para la misma.

Con   el conversamos sobre como observa el turismo en Estelí, ya que muchos de estos son transportados en buses desde la capital hasta este departamento.

Entrevista

¿Porque se mueve  el turismo en Estelí? ¿Cuales son los atractivos que hay?

En Nicaragua hay muchos lugares bellos.  Pero en Estelí tenemos Miraflor, El Salto de Estanzuela, entre otros.

¿Crees que en Nicaragua está preparada para recibir turismo, tomando en cuenta que Usted todos los días escucha a sus clientes conversar al respecto?

Claro, la gente turista nicaragüenses y extranjera conversa entre ellos mismos y yo los he escuchado, llego a la conclusión, que Nicaragua está muy preparada  para recibir el turismo. Nuestros usuarios, expresan que tenemos cosas muy bellas en Nicaragua. Que se siente bien con el trato recibido por nicaragüenses que operan el sector turismo.  Incluso en la empresa Duarte tenemos busetas que están metidas en el sector turismo.  Necesitamos del turismo, para que el país crezca un poco más e invitamos a que estén viviendo a turistear. En Nicaragua tenemos todas las condiciones para recibir al visitante.

Una de las cosas que dicen algunas personas que viven en el exterior  es que en Nicaragua hay tranques, hay un poco de inestabilidad y  que les da miedo visitarlo. ¿Como Usted ve eso?

Yo creo que en Nicaragua es el país más sano que hay en todo Centro América. Yo no conozco mucho todos los países, pues, de alrededor de Nicaragua, pero si Nicaragua es uno de los  países más sanos que tenemos y eso de tranque, creo que ya no va a ver, ni habrá.

¿Porque ya no va a ver tranques?

Porque ya todo está súper arreglado. Que vengan los turistas a Nicaragua seguros, porque va a ser algo bueno para nuestro país.

¿Qué tipo de turismo cree que se va a aventurar venir bajo las condiciones que todavía los medios de comunicación internacional hablan de Nicaragua?

Tuvimos una baja grande de turismo, pero gracias a Dios en Nicaragua todo está estable.  El turismo sigue marchando bien.

¿Crees que con el tema de los tranques que hubo en un pasado las rutas vienen iguales o vienen más vacías?

La economía del país está un poco baja, si se influyo los tranques, porque muchos de los nuestros han emigrado.  Pero si esta normal gracias a Dios.  Pero esta casi igual, porque en lo que es el transporte hay temporadas altas y bajas.

¿Cuales son las temporadas altas para Estelí?

Por lo menos Diciembre día de fiestas,  Semana Santa, Día de las Madres, 14 y 15 de Setiembre, fines de vacaciones que salen los universitarios y las escuelas. Además de las fiestas famosas que se realizan en Enero.  

Pero la verdad es casi tenemos todo el año de fiestas en Nicaragua.

Opinión: Bloque de Centro Derecha República Avanza en Nicaragua

Nace por la necesidad de aglutinar a todos los opositores al régimen que no ven representación política y social en la mal llamada oposición o coalición que claramente está dominada por la izquierda.

Martín Buitrago. Coordinador Nacional Frente Unido Democrático. (Integrante del Bloque)

Nace por la necesidad de aglutinar a todos los opositores al régimen que no ven representación política y social en la mal llamada  oposición o coalición que claramente está dominada por la izquierda.

El BCD, República Avanza es la aglutinación de miles de nicaragüense que coinciden en quitar al dictador y erradicar la ideología sandinista por ser lo más oprobioso que ha existido y que a la fecha sigue cobrando vidas inocentes al pueblo.

Somos un bloque hasta hoy de #30 organizaciones, personalidades, y en su mayoría ciudadanos que hemos coincidido en la lucha, en experiencias y en resistencia.

Esto está  comenzando y sabemos que aglutinaremos el sentir antidictadura que en las últimas elecciones significan más del 56 % del voto.

Optamos por la unificación  y hacer sentir nuestras expectativas de cambio, exigir a unísono la liberación de nuestros presos políticos y exigir el cese de la represión y de los asesinatos.

Exigir un clima de respeto a los derechos y garantías civiles para poder manifestarnos.  

Martín Buitrago / Opinión

Estelí: Imagen a lo externo de Nicaragua afecta los negocios

Alex Castellón, Ingeniero Agropecuario y propietario del Hotel Quiabuc ubicado en Estelí, está bien sabido de esto, argumenta que el turismo y por ende los empresarios se ven afectados por los problemas sociopolíticos que acontecieron en el país y eso vino a dar una imagen negativa a nivel internacional debido a eso la economía se ha detenido un poco, es por eso que mantenerse en el mercado hotelero nicaragüense según asegura requiere de mucha imaginación, perseverancia y mucha valentía que son necesarias para mantener una carrera empresarial.

Los expertos coinciden en que todos tienen la posibilidad de convertirse en emprendedores si desarrollan una serie de cualidades. Eso sí, el verdadero emprendedor ha de ser realista y saber que le espera mucho trabajo y algunos problemas.

La estabilidad absoluta en el empleo prácticamente ha desaparecido y muchas veces prefieren crear su propia empresa con todos los riesgos que ello conlleva, antes de aceptar contratos que no ofrecen ninguna estabilidad.

Estos emprendedores, en primer lugar, deben mostrar independencia, ambición y deseo de crear su propio modo de vida. Tienen confianza en una idea y desean darle forma.

Alex Castellón, Ingeniero Agropecuario y propietario del Hotel Quiabuc ubicado en Estelí,  está bien sabido de esto, argumenta que el turismo y por ende los empresarios se ven afectados por los problemas sociopolíticos que acontecieron en el país y eso vino a dar una imagen negativa a nivel internacional debido a eso la economía se ha detenido un poco, es por eso que  mantenerse en el mercado hotelero nicaragüense según asegura requiere de  mucha imaginación, perseverancia y mucha valentía que son necesarias para mantener una carrera empresarial.

Con el conversó Aventino:

Entrevista 

¿Que oportunidades económicas, culturales, sociales y ambientales ofrece Estelí para su hotel?

En cuanto a las económicas es una ciudad que económicamente está muy bien, tiene muchos lugares comerciales donde la gente de los alrededores de la ciudad puede venir, por ende de la capital y de los departamentos a comercializar a la ciudad.

En culturales tenemos un museo.

En ambientales tenemos 4 reservas naturales con lugares donde la gente puede hacer caminatas, senderismo, bosque, pueden visitar algunos lugares que tienen unos miradores y también tenemos el Salto de la Estanzuela.

En sociales tenemos los eventos que ocurren en la ciudad como conciertos y demás actividades que realiza el INTUR.

¿Cuáles son los objetivos de su hotel?

Brindar una alternativa económica, a las personas que nos visitan de afuera de la ciudad y darles un  buen servicio.

¿Y los propósitos?

Porque existía en la ciudad una deficiencia de alojamiento a la hora de un evento social por ejemplo. Por ejemplo un concierto la ciudad se miraba colmada de visitantes y en la parte de hoteles estábamos muy limitados.

Entonces ese fue el objetivo de nosotros de venir a llenar ese espacio que hacía falta.

¿Qué es más importante el intelecto de la persona que vende o lo que vende?

Pues yo creo que el intelecto de la persona que vende porque es el que va a ofrecer el material que tiene y si lo sabe vender con mucha más razón.

¿Este hotel se esfuerza para satisfacer las demandas, preferencias y demandas de sus clientes?

Claro que sí, brindando el mejor servicio a las personas que nos visitan.

¿Si sube los costos en su hotel disminuye la demanda?

Probablemente si porque estamos una situación económica bastante difícil.

¿En qué consiste su estrategia competitiva genérica frente a otros hoteles y restaurantes?

Nosotros tenemos una ventaja que tenemos habitaciones muy practicas y económicas. Además de eso tenemos un amplio parque interno, que eso nos viene a dar una fortaleza y cantidad de habitaciones con que contamos son 70 habitaciones. Entonces es una fortaleza como hotel.

¿Usted es un arriesgado?

Ha claro. Pues como le digo hacer un hotel de 60 habitaciones es una inversión muy grande.  Entonces estamos apostando por la ciudad por el país.

¿Tiene confianza Usted en Usted mismo?

Claro que sí, porque de la manera que nosotros vendamos el servicio a los clientes del hotel es una forma de atraer más clientes. 

¿ qué riesgos tiene a la hora de ser empresario?

Saber que del negocio dependen muchas familias que tienen que alimentar a sus hijos, a su familia.

¿Qué pasos siguió para convertirse en un verdadero emprendedor empresarial?

La educación que nos dio la familia desde pequeños nos enseño a trabajar duro, a luchar y siempre ir adelante. 

¿Entonces definió ser empresario por la influencia familiar?

Así es.

¿Cómo se ha capacitado?

Nosotros tenemos experiencia en otros tipos de negocio. Eso te brinda un abanico de oportunidades y de visionar cosas muy más allá de lo que es un solo negocio.

Conceptos:

¿Que es un emprendedor?

Es un individuo que es capaz de acometer un  proyecto que es rechazado por la mayoría. Sabe interpretar las características reales del entorno a pesar de que no es aparentes a su competencia. Es capaz de luchar ante cualquier inconveniente que se le atraviesa a su estrategia y no le teme al fracaso. Además, es capaz de crear un grupo con motivación que le da estructura requerida.

Para muchos el éxito es considerado como un factor de suerte y encierran sus lamentaciones en la poca dicha que han obtenido. Estos representan lo opuesto del emprendedor. No son capaces de aceptar las razones reales que producen la riqueza y siempre serán inconformes de oficio con sus oficios.

Características del emprendedor

  1. Tener ilusión
  2. Tener confianza.
  3. Ser optimismo.
  4. Tener capacidad de actuar y querer aprender.
  5. Ser paciente.
  6. Ser arriesgado.
  7. Ser disciplinado
  8. Ser localizador
  9. Ser curioso. No es que usted tiene que investigar.
  10. Estar orientado a la acción. A los emprendedores exitosos les gusta “ensuciarse las manos”.
  11. Ser realista. El sentido común viene con la madurez y la madurez viene rápido para los emprendedores.  
  12. Tener capacidad de compromiso.
  13. Tener vocación por el trabajo.
  14. Tener constancia.
  15. Tener empuje.
  16. Tener conocimiento.
  17. Poseer una cultura.
  18. Tener capacidad de asociación: Una idea grande, difícilmente se desarrolla por una persona, la capacidad de asociarse ( bien) es clave en el éxito.
  19. Tener capacidad de mando.
  20. Tener visión.
  21. Tener capacidad de asumir riesgos.
  22. Tener capacidad autocrítica.

Habilidades personales de un emprendedor.

  1. Habilidades comunicativas. Es fundamental que el emprendedor conozca técnicas de comunicación.
  2. Capacidad de gestión.
  3. Habilidades para organizar.
  4. Habilidades para conocer y aprovechar el entorno.

Empresario

El empresario es la persona que inicia, organiza, administra y asume la responsabilidad de una empresa o un negocio.

Algunos tipos de empresarios.

Empresario capitalista: Es el propietario de los medios de producción y es el que realiza las funciones de empresario, necesita un cierto control sobre el uso que se realiza de las maquinas. Pagos los salarios, el resto es el beneficio o renta residual que se lo apropiaría.

Empresario riesgo: El verdadero empresario es aquel que asume riesgos. Si la empresa va bien, se apropiará de las rentas residuales como premio, en definitiva, lo que realiza es asegurar todas las rentas menos la suya.

Empresario innovador: El verdadero empresario es el que innova, es el inventor. Muchas veces son denominadas como empresarios técnicos.

En Estelí. Comerciante desmiente a periodistas extranjeros sobre situación nicaragüense

Desde Estelí, María Julia Palacios, propietaria del Comedor Amadita, desmintió a los periodistas internacionales que publican noticias falsas sobre la situación de Nicaragua que perjudican su negocio.

María Julia Palacios, propietaria del Comedor Amadita.

Desde Estelí, María Julia Palacios,  propietaria del Comedor Amadita, desmintió a los periodistas internacionales  que publican noticias falsas sobre la situación de Nicaragua  que perjudican su negocio.

El mismo se ubica en COTRAN Sur Estelí. Con ella converso el Periódico El Aventino.

Entrevista

¿Cree que ha bajado un poco el turismo en Estelí?

 Si ha bajado un poco.

¿Que deben hacer las  autoridades para reactivarlo?

Ponerse de acuerdo para salir de esta situación.

¿Y la ciudadanía?

También.

¿Cree que la gente de Nicaragua no debería estar hablando mal de su país con periodistas extranjeros como una manera de no transmitir un mensaje al exterior negativo que venga a perjudicar los negocios?

Creo que tienen que ponerse de acuerdo para no estar así, ya que de esta manera no  vamos a llegar a ningún acuerdo, ya sabe. Ponerse de acuerdo con la misma gente de Nicaragua para no estar en conflictos porque los perjudicados somos nosotros.

¿Cree que las noticias negativas que salen de Nicaragua al exterior perjudican al negocio como el suyo?

Si perjudica la gente viene con miedo. Ya no viene con el mismo ánimo de antes. Lo que dice la gente es que tienen miedo porque dicen que esta peligroso Nicaragua, así se expresan.

¿Cuando sale a las calles ve un peligro en las calles de Estelí?

No, como aquí vivo yo no veo peligro. Aquí no se ven policías armados.

¿Ha escuchado de asaltos recientes a turistas?

No escuchado de turistas asaltados, más bien cuando se van se dan cuenta que las  noticias que salen de Nicaragua al exterior  son amarillistas.

¿Entonces cual es el miedo de algunos turistas que prefieren no visitar Nicaragua?

Es que existen periodistas irresponsables que les meten miedo, dicen que asaltan, que roban pero eso es falso. 

Alberto Cabezas / El Aventino

En Jinotepe: Muchas familias tienen que hacer Plan B ante crisis económica

The Economist Intelligente Unit (EIU) argumento que este año 2020 el indicador rozaría a el 10% La cifra significa casi el doble de la tasa existente en el año 2018, según reporta la esta firma británica, la consecuencia de pérdida de empleos para muchos (as) jefes de hogar.

Reynerio Mongalo Blandino.

The Economist Intelligente Unit (EIU) argumento que este año 2020 el indicador rozaría a el 10%  La cifra significa casi el doble de la tasa existente en el año 2018, según reporta esta firma británica, la consecuencia de pérdida de empleos para muchos (as) jefes de hogar.

Reynerio Mongalo Blandino, es Propietario de Bar y Restaurante plan B con 37 años, es casado y tiene una hija  y de profesión Ingeniero Civil. 

Según Mongalo “La idea de este negocio es que trabaje 11 años para la empresa privada y fui despedido, entonces yo hablando con mi esposa decidimos que una parte de mi liquidación debía  hace para crear este negocio plan b, que desde la infraestructura hasta las mesas y todo eso fue comprado desde un inicio, que hoy en día el 20 de abril cumplimos tres años de haber iniciado con esta idea que al inicio se hizo un poco difícil porque no teníamos ninguna idea de cómo se trabajaba en un Bar y Restaurante.  Mi esposa es Licenciada en Farmacia actualmente ejerce su carrera, pero al inicio trabajamos ella como cajera  y yo como mesero, más una persona de cocina y haciendo las compras.  A mí al inicio se me hacía difícil en el momento de yo comprar las cosas, porque los mercaderos se aprovechan de uno cuando uno está entrando al negocio, te venden carne duro, un sinnúmero de cosas que son obstáculos para desempeñar bien la función del Bar Restaurante, pero gracias a Dios ya la experiencia llegamos a un 70% porque nunca dejamos de aprender hoy en día ya creció el órgano de trabajo que tenemos, ya tenemos a dos compañeros más y cuando necesitamos ayuda contratamos a uno para viernes, sábado y domingo”.

Con él converso El Periódico Aventino, leído en 17 países del mundo.

¿Qué significa Plan B?

Nace de la idea que a mi esposa le toco la dura tarea de buscar un nombre para el negocio. El mismo surgió porque de un inicio nosotros íbamos a construir nuestra casa en este terreno estamos hablando de un terreno de 105 metros cuadrados, entonces ya teníamos el diseño como yo mencionaba soy ingeniero, ya tenía presupuesto y todo. Nace la idea de Plan B, porque por coincidencias de la vida o del destino, vienen y cierran la empresa donde yo estaba trabajando.  Le dije a mi esposa, de un día para otro,  tengo una idea el dinero que me van a dar pongamos algo, así, así, porque tenemos una universidad cerca aprovechar la cercanía de la universidad para la venta de comida, entonces me dijo “que bueno”. Recuerdo que lo más que dilate en hacer el diseño fueron 2 días, hicimos el presupuesto y sacamos números para ver cuánto podíamos vender diario, ¿ cuánto era la meta de venta?,. Entonces, allí nació la idea de plan B, que el 20 de abril cumplimos tres.

¿En ese momento que se sintió ser despedido?

Es algo que se venía casi dando porque ya nos veníamos preparando yo cuando inicie a trabajar eran 32 compañeros entre los cuales eran ingenieros y arquitectos. De esa cantidad de compañeros solo llegamos a quedar tres en el transcurso de 7 años.

Porque hacían evaluaciones trimestrales, de los cuales tres compañeros éramos los que salíamos gracias a Dios bien.

Entonces se venía venir y me sentí un poco mal, porque tú sabes perder tu trabajo donde tienes un salario fijo mensual, a comenzar a empezar el mundo de la persona que no labora y encontrar a buscar trabajo es difícil.

De allí nació la idea de construir Plan B.

¿El despido esta a la orden del día en Nicaragua?

Hoy en día podríamos decir que si, por el problema de la crisis que estamos atravesando.  Pero hace dos años atrás había más estabilidad laboral.

Hoy en día estamos luchando por eso, una de las funciones de mi parte gerencial en Plan B, es mantener a los trabajadores porque ellos tienen familias que mantener.

Anualmente a finales de febrero tenemos pagar todos los permisos relacionados al Bar y Restaurante.

Por ejemplo, los permisos con el MINSA que tiene que ver con la seguridad alimentaria.

¿Hay hambruna en Nicaragua?

Sí, pero en Jinotepe, lo logramos ver menos, porque estamos enmarcados en la parte central.  No andábamos en las comunidades que es donde me imagino que debe haber más problemas de desnutrición.

¿Como está la responsabilidad social de su empresa?

Programa en sí no tenemos.  Pero si tenemos las ganas de siempre apoyar a la gente necesitada por ejemplo hay un señor que es una persona ciega que viene casi todas las semanas le damos de comer se le manda en un taxi, o si yo ando en mi vehículo lo voy a dejar hasta su casa.

¿Podrán en algún momento un menú en braille para personas ciegas?

 Si claro.

¿ tienen productos orgánicos?

Miel de abeja y café orgánico criollos de Carazo.  También muchos de nuestros productos vienen del lado del norte como las legumbres.

Existen también ferias en Jinotepe ecológicas donde los productos vienen a ofrecer su producto y de igual manera, uno hace presencia  y si puede compra.

¿Algo más que quisieras agregar?

  Ocupamos un apoyo más de la parte social, que a veces apoyamos más al transnacional que al propio nicaragüense.

Pero ya vamos a cumplir tres años y no tengo ninguna queja, hemos tenido una aceptación muy positiva de la población.

Alberto Cabezas Villalobos/ El Aventino

Opinión: Resumen de los principales conceptos que expongo en mis artículos y conferencias

Una reflexión introductoria. No conozco ninguna experiencia exitosa de erradicación de la pobreza rural que haya sido lograda a través de gobiernos populistas travestidos de “generosos” amigos de los pobres. La pobreza rural solo podrá ser erradicada a través de una educación instrumental/funcional que esté deliberadamente orientada a desarrollar las potencialidades latentes de los educandos para convertirlos en eficientes solucionadores de sus problemas personales, familiares, laborales y comunitarios.

Polan Lacki

 Una reflexión introductoria. No conozco ninguna experiencia exitosa de erradicación de la pobreza rural que haya sido lograda a través de gobiernos populistas travestidos de “generosos” amigos de los pobres. La pobreza rural solo podrá ser erradicada a través de una educación instrumental/funcional que esté deliberadamente orientada a desarrollar las potencialidades latentes de los educandos para convertirlos en eficientes solucionadores de sus problemas personales, familiares, laborales y comunitarios.

Durante los 48 años de mi largo ejercicio profesional como ingeniero agrónomo extensionista  he  buscado respuestas a la siguiente pregunta: si en el agro de todos los países latinoamericanos tenemos tan envidiables y extraordinarias potencialidades para producir alimentos, riquezas e ingresos familiares (en  muchas regiones pudiendo producirlos durante los 365 días del año) ¿por qué tenemos tantos agricultores tan pobres, y por qué siguen  siendo pobres aún cuando sus gobiernos les proporcionan tierra, animales de producción, herramientas e insumos modernos?  La respuesta más convincente que he encontrado es la siguiente: tenemos tanta pobreza en el campo porque nuestro sistema de educación rural no les proporcionó los conocimientos y procedimientos mínimos para que ellos puedan practicar una agricultura más eficiente, más productiva e “incrementadora” de sus ingresos familiares. Entonces, si la “problemática” de fondo de la  pobreza rural reside en  no saber cómo generar más riquezas e ingresos, la solución de fondo no puede y no debe ser otra. Ella debe consistir en proporcionar a las familias rurales nuevos conocimientos,  habilidades/destrezas/aptitudes, principios, valores,  actitudes y  comportamientos, acordes a las necesidades del mundo rural moderno, globalizado y altamente competitivo. Teniendo en cuenta que los  recursos productivos que ellos utilizan, sean propios o de terceros, suelen ser  escasos es necesario empezar enseñándoles a producir más y mejor con menos recursos, practicando  una “eficientización” gradual y progresiva  en los procesos de producción, administración rural y comercialización; priorizando la introducción de aquellas muchas y muy eficaces soluciones, de bajo o cero costo. La factibilidad y eficacia de e stas soluciones graduales que proponen partir de lo posible para llegar a lo deseable, están ampliamente descritas y técnicamente  fundamentadas en el libro ”Desarrollo agropecuario: de la dependencia al protagonismo del agricultor” que está disponible, en forma gratuita, en las páginas web:    http://www.PolanLacki.com.br/agroesp  y                

http://www.fao.org/docrep/010/ai006s/ai006s00.htm 

                ¿Cuál es la causa más profunda de la pobreza rural?

Partiendo de la premisa de que el subdesarrollo rural es consecuencia de la inadecuación, insuficiencia y obsolescencia de conocimientos y competencias, son los educadores rurales y sus respectivas instituciones quienes deben asumir este desafío de adecuar la pertinencia/relevancia/aplicabilidad de los contenidos curriculares, modernizar los métodos pedagógicos  y mejorar la calidad de nuestro  disfuncional y anacrónico sistema de educación rural. Me refiero clara y objetivamente a las siguientes instituciones:

  1. las facultades de educación/pedagogía/escuelas normales/institutos de formación docente que  forman los maestros de la educación básica
  2.  las escuelas primarias/fundamentales rurales en las cuales estudian prácticamente todos los futuros productores y trabajadores rurales
  3. las facultades de ciencias agrarias que forman los principales agentes de modernización  de la agricultura y de la ganadería
  4. los servicios públicos y privados  que brindan asistencia técnica a los productores rurales

Mejorar la calidad educativa no necesariamente requiere de altas decisiones políticas o de recursos adicionales 

Tal como está descrito en las referencias bibliográficas adjuntas a este texto, muchas de las antiguas y crecientes disfuncionalidades, debilidades e inercias instaladas en estas cuatro instituciones podrían y deberían ser evitadas, corregidas y/o eliminadas por los propios directores y profesores o extensionistas de dichas instituciones. Porque su corrección no siempre ni necesariamente requiere de recursos adicionales a los que ya están disponibles en dichas instituciones, ni de altas decisiones políticas de los ministerios o secretarias provinciales/departamentales de educación. La tarea de adecuar estas instituciones a las  necesidades y prioridades de los habitantes rurales es mucho más  educativo-gerencial que político-financiera; por esta razón ella  puede ser realizada por los educadores y no necesariamente  por los políticos.  Si los propios directores y educadores de estas instituciones  no asumen este protagonismo en la ruptura de la inercia instalada en el sistema educativo rural, nadie lo hará. Y en tal caso, los habitantes del campo seguirán  siendo pobres y subdesarrollados; por más tierra, maquinaria, riego, créditos, refinanciaciones y condonaciones de deudas, subsidios, insumos y garantías de comercialización que los gobiernos eventualmente les proporcionen. Prueba de ello es que durante los últimos cincuenta años  los gobiernos de todos los países  latinoamericanos han ejecutado  grandes y muy costosos   programas de erradicación de la pobreza rural  que fracasaron exactamente porque nuestro sistema educativo rural no cumplió de manera satisfactoria con su cometido. Me refiero al objetivo de desarrollar las potencialidades  latentes de las familias del campo para que ellas estén aptas a evitar, corregir y/o eliminar las ineficiencias y distorsiones  que ocurren con mayor frecuencia en sus hogares, fincas/parcelas, comunidades y mercados rurales.

La causa más profunda del subdesarrollo agrícola y rural está silenciosamente instalada en el  sistema de educación. Para confirmarlo:

— basta con analizar nuestros aún bajísimos rendimientos promedio por unidad de tierra y de animal

—constatar que dichos rendimientos son consecuencia directa de las ineficiencias, generalmente elementales y primarias, que la gran mayoría de los productores rurales  comete

—observar que los agricultores  siguen cometiendo dichos errores, principalmente, debido a la insuficiencia/obsolescencia de los conocimientos que poseen y a la falta de espíritu asociativo/solidario con sus vecinos. En muchos casos apenas dominan aquellos saberes agrícolas de antaño que heredaron de sus padres y abuelos, con los cuales ya no es posible sobrevivir económicamente en la competitiva agricultura del mundo moderno y globalizado

—constatar que muchos productores rurales están empobrecidos y endeudados, no necesariamente porque no hayan tenido acceso a los factores materiales y financieros de producción (propios o de terceros), sino porque la mano de obra, la tierra y los animales que ya utilizan tienen bajísima productividad y consecuentemente mínima capacidad para generar riquezas e ingresos familiares, fundamentalmente por falta de conocimientos y actitudes que favorezcan su autodesarrollo. Y todo esto ocurre  porque nuestras instituciones educativas rurales no les enseñaron cómo aplicar, de manera correcta, las medidas necesarias: para aumentar los rendimientos por hectárea y por animal, para reducir los costos por kilogramo producido, para mejorar la calidad de sus cosechas, para diversificar y reconvertir los rubros/especies que producen, para reducir las pérdidas durante y después de la cosecha (físicas y de calidad) y para obtener mejores precios en la venta de sus excedentes al incorporarles valor y al comercializarlos con menor intermediación. Este es el problema de fondo que no podemos seguir subestimando y mucho menos ignorando .

Las ineficiencias que  los propios agricultores podrían eliminar, si recibiesen una adecuada formación y capacitación,  son las siguientes:

Primera y segunda ineficiencias. Los productores rurales son víctimas de su propio individualismo el cual los conduce al fracaso económico, entre otros motivos, porque: a) adquieren los insumos siempre en forma individual, en pequeñas cantidades, con alto valor agregado y del último eslabón de una larga cadena de intermediación; b) al comercializar sus cosechas hacen exactamente lo contrario, es decir, venden al primer eslabón de dicha cadena, al por mayor, sin incorporarles valor agregado; además los venden en la peor época del año, cuando todos los agricultores necesitan vender para quitar sus deudas y aparentemente pocos desean comprar. Esto significa que, por falta de un elemental asesoramiento técnico-gerencial, están perdiendo dinero en estas dos importantes etapas de su negocio agrícola; porque, innecesariamente, están compartiendo sus escasas ganancias con demasiados intermediarios. Muchos de éstos podrían ser eliminados de las cadenas agroalimentarias si los agricultores fuesen orientados a organizarse en  forma solidaria para encargarse ellos mismos de la ejecución de algunas actividades anteriores a la siembra y posteriores a la cosecha.c) adicionalmente suelen endeudarse al hacer inversiones individuales en maquinaria sobredimensionada y de muy alto costo (por ejemplo sembradoras y cosechadoras ) que utilizan pocos días al año. Este individualismo debería haber sido desestimulado en las actitudes y comportamientos de los niños cuando ellos frecuentaron las escuelas primarias/fundamentales rurales; desafortunadamente dichas escuelas no lo hicieron y siguen no haciéndolo.

Tercera ineficiencia.   Aún cuando sus recursos productivos son escasos y no existen severas adversidades/restricciones climáticas, paradójicamente muchos agricultores mantienen la tierra, los animales y la mano de obra con muy baja productividad y/o subutilizados o improductivos durante largos períodos al año; mientras tanto se quejan de que necesitan tener más tierra y más animales. Si los recursos son escasos, con mayor razón las familias rurales deberán ser capacitadas para saber utilizarlos en la plenitud de sus potencialidades productivas y generadoras de ingresos.

Cuarta ineficiencia. Según los datos estadísticos de la FAO los rendimientos que, en promedio, los productores latinoamericanos obtienen por unidad de tierra y de animal son muy inferiores a los que ellos podrían alcanzar si recibiesen un asesoramiento técnico acorde a los recursos productivos que los productores rurales realmente poseen en sus fincas. Analicemos apenas dos ejemplos que demuestran que el éxito económico de los productores  rurales depende mucho más de conocimientos adecuados que de créditos abundantes:

a)  En la agricultura nuestros rendimientos promedio podrían ser duplicados, triplicados y en ciertos casos hasta cuadruplicados, si los productores rurales estuviesen debidamente capacitados para aplicar de manera correcta aquellas tecnologías que, para ser adoptadas, no necesariamente requieren de recursos adicionales a los que ya están disponibles en las fincas. En el caso del frejol/frijol, uno de los cultivos más tradicionales y más importantes en la dieta de los latinoamericanos, estamos cosechando, en promedio, menos de 900 kilogramos por hectárea. Si dividimos estos 900.000 gramos por las 225.000 matas que normalmente deberíamos tener en una hectárea de tierra, llegamos a la sorprendente conclusión de que cada mata de esta leguminosa está produciendo apenas 4 gramos de frijoles lo que en promedio corresponde a 14 granitos, que a su vez corresponden a dos vainas de frejoles por planta. Este bajísimo rendimiento ocurre porque los agricultores, otra vez por falta de un elemental asesoramiento técnico, ni siquiera utilizan aquellas  tecnologías más sencillas que todos ellos podrían adoptar (no hacen el test de germinación, no regulan la sembradora,  no siembran en la época, densidad y profundidad adecuadas, no hacen rotación de cultivos para evitar la incidencia de plagas y enfermedades y no eliminan las malezas antes que estas dañen el cultivo. Es interesante observar que ninguna de estas tecnologías más productivas tiene costos adicionales a las tecnologías equivocadas que la mayoría de los productores de frejol está utilizando. Si ellos adoptaran de manera correcta apenas estas medidas “eficientizadoras”, podrían elevar la productividad;  y gracias a este primer y gradual incremento, en las próximas siembras dispondrían de recursos, generados en sus propias parcelas, para adquirir semillas mejoradas, fertilizantes y pesticidas; con ello probablemente podrían triplicar sus actuales rendimientos. La gradualidad en la introducción de innovaciones es la estrategia pragmática y realista que permite autogenerar dentro de las fincas/parcelas ( en vez de obtener de los bancos ), los recursos para la adquisición de los insumos de mayor costo, los que deberían ser utilizados como complementos en las etapas más avanzadas de tecnificación.

b) Algo similar ocurre en la producción animal. En promedio, las hembras de nuestros rebaños vacunos tienen su primer parto a los 40 meses de vida, pudiendo tenerlo antes de los 25 meses y las vacas adultas tienen una cría cada 20 meses pudiendo tenerla cada 13 meses. Esto significa que las primerizas ocupan la tierra escasa durante 15 meses sin producir ni un ternero ni un litro de leche; y las vacas adultas, entre una parición y otra, descansan durante 7 meses totalmente improductivas.  La tasa de extracción/o saca es del 15% al año pudiendo ser del 25%. Cada novillo ocupa/requiere una hectárea de pasturas para producir 70 kilogramos de carne al año; cada vaca ocupa en promedio una hectárea de tierra para producir 4 litros de leche al día. Todos estos bajísimos indicadores zootécnicos son consecuencia de que los vacunos están muy hambrientos; no necesariamente por falta de crédito para adquirir raciones balanceadas, sino por falta de pasturas y raciones que los propios ganaderos podrían y deberían producir en las propias fincas; si tuviésemos un sistema de educación rural funcional, pragmático y orientado a solucionar problemas y no  a “problematizar” las soluciones. Entonces,  si el productor tiene más vacunos que pasturas y raciones para alimentarlos adecuadamente, sería más conveniente vender algunos de sus animales. Y con el dinero obtenido mejorar el rendimiento y la calidad de las pasturas, fertilizándolas y dividiéndolas en piquetes para adoptar el pastoreo rotativo, producir sus propias raciones balanceadas, adquirir vacunas, sales minerales y antiparasitarios. Por falta de una adecuada capacitación muchos ganaderos no se dan cuenta de que, económicamente, es más conveniente: 1)- tener una vaca genéticamente mejorada, desparasitada y bien alimentada en base a buenas pasturas y raciones producidas con los ingredientes cosechados en sus propias fincas para que produzca 20 litros de leche de buena calidad al día, que  2) mantener en la finca 5 vacas hambrientas, con mastitis y llenas de ecto y endoparásitos, que en conjunto producen los mismos 20 litros de leche pero de mala calidad y obtenido con alto costo por litro producido.

Quinta ineficiencia. Muchos agricultores no diversifican la producción y no distribuyen/difieren las siembras en distintas fechas/etapas; al no hacerlo  se exponen a mayores riesgos de clima, enfermedades/plagas y mercadeo, que podrían ser fácilmente minimizados por ellos mismos. A propósito, si el clima lo permite, los agricultores, especialmente los pequeños, deberían reemplazar sus tradicionales monocultivos o “bicultivos” de granos básicos, que les proporcionan apenas uno o dos ingresos al año, por una canasta de rubros/especies de ciclo vegetativo más corto que generen alimentos para sus familias y sus animales, además de pequeños ingresos, durante los 365 días del año. Con tal diversificación en la producción de alimentos y en la generación de ingresos familiares, adicionalmente, se emanciparían de la dependencia de los créditos y evitarían el endeudamiento.

Sexta ineficiencia. Producen especies/rubros tradicionales que al ser de muy baja densidad económica rinden muy bajos ingresos por hectárea (yuca/mandioca, papa, calabaza, camote, frejol, maíz y otros granos básicos). Los productores rurales, muy especialmente los minifundistas, deberían ser asesorados técnicamente para que sepan hacer una correcta y prudente reconversión productiva; con el propósito de que pasen a producir rubros diferenciados y de mayor valor en la comercialización al ser vendidos a consumidores de poder adquisitivo más alto. Por ejemplo: deberían producir frutas y hortalizas más sofisticadas como fresas/frutillas, piñas, chirimoyas, melones, granadillas, pitayas/pitahayas, lichias, higos, tomates cereza, champiñones, espárragos, brócolis y alcachofas, maíz para choclo, frejol y arveja para consumir frescas (como chauchas), miel de abejas, vegetales/huevos/pollos producidos sin agroquímicos, huevos de codornices, lechones con producción programada para épocas de fiestas, flores y plantas ornamentales, condimentos y plantas medicinales, etc. Debido a que la mayoría de los agricultores tiene pequeñas superficies de tierra, con más razón deberían ser orientados a reemplazar, en forma gradual y prudente, para no exponerse a riesgos innecesarios:

—-los cultivos extensivos y de bajo valor económico, cuyos productos son consumidos por  los pobres

—- por otros cultivos más intensivos y más rentables, que son consumidos por los ricos.

Séptima ineficiencia.  Sufren importantes pérdidas en la cosecha y posteriores a ella (ya sean físicas o de calidad), que podrían ser evitadas si los agricultores  recibiesen una adecuada capacitación en el calibraje de las cosechadoras y en técnicas de almacenaje  para evitar los daños ocasionados por micotoxinas y/o por la incidencia de  gorgojos y roedores.

Octava ineficiencia.  No adoptan medidas elementales de procesamiento inicial de las cosechas antes de comercializarlas: lavarlas/limpiarlas, clasificarlas, secarlas, fraccionarlas y cuando sea posible envasarlas. Utilizando la mano de obra familiar podrían hacer un “maquillaje” tan elemental y sencillo como el que hacen los supermercados antes de vender las frutas, hortalizas, frejoles/lentejas/garbanzos, raíces y tubérculos, etc. Si los empleados de los supermercados pueden ser capacitados para saber hacer un maquillaje tan sencillo porque las familias rurales no pueden ser capacitadas para hacerlo?

Novena ineficiencia.  Por razones de facilismo, falta de espíritu asociativo con sus vecinos y hasta por ingenuidad, los agricultores se encargan apenas de la etapa más pobre del negocio agrícola, de la más riesgosa y de la que exige más trabajo, que es la etapa de producción propiamente dicha. Y  delegan/regalan a otros integrantes de las cadenas agroalimentarias la ejecución de las etapas ricas del negocio agrícola. Es decir, aquellas que ocurren antes de la producción (como por ejemplo preparar las raciones balanceadas utilizando los componentes cosechados en sus propias  parcelas ) y las que ocurren después de concluida la etapa de producción propiamente tal ( procesamiento y comercialización ). Al dedicarse apenas a la etapa de producción no logran apropiarse de la tajada más grande de las riquezas que ellos generan en sus fincas; y por esta razón quienes, en muchos casos sin merecerlo, se apropian de dicho valor agregado son los otros integrantes de las cadenas agroalimentarias.

En resumen, una conclusión que para muchas personas podrá sonar como sorprendente y/o hasta equivocada.

Al contrario de lo que suelen afirmar, quienes no han adquirido un conocimiento vivencial (directamente en terreno) de la realidad cotidiana de los productores rurales y del negocio agrícola, la pobreza rural no necesariamente es provocada:

a. por los supuestos “enemigos externos” tales como el colonialismo, el imperialismo, el FMI,  el Banco Mundial, la globalización, el neoliberalismo, los tratados de libre comercio; ni por los subsidios y medidas proteccionistas que adoptan los países ricos y desarrollados en beneficio de sus agricultores. Estos supuestos enemigos externos tienen una incidencia mínima, por no decir nula, en el éxito o en el fracaso económico de la gran mayoría de los productores rurales

b. tampoco es provocada por los gobiernos de los países latinoamericanos cuando no proporcionan a nuestros agricultores, las pseudo ayudas paternalistas, tales como distribución de créditos y posteriores refinanciaciones y condonaciones de deudas, subsidios, maquinaria y herramientas, pies de cría, semillas y  otros insumos modernos y no les garantizan la comercialización de sus cosechas. Estos nefastos engaños populistas más bien están destruyendo la dignidad de las familias rurales y estimulando el ocio y la mendicidad. 

Basta con analizar, sin prejuicios, las nueve ineficiencias recién descritas que son cometidas por la mayoría de los agricultores y ganaderos, para darnos cuenta que para corregirlas no se requiere eliminar los supuestos causantes de la pobreza rural recién descritos en los puntos a y b. Porque dichos errores son  provocados fundamentalmente por la insuficiencia y/o inadecuación de conocimientos, habilidades, principios, valores, aspiraciones y  actitudes más proactivas y solidarias, que el sistema de educación rural no proporcionó a los niños, jóvenes  y adultos rurales. Es debido a las nueve ineficiencias recién descritas que sus costos por kilogramo producido se vuelven innecesariamente muy altos y los precios por cada kilogramo que ellos comercializan se vuelven innecesariamente muy bajos. Es en virtud de la conjugación de estas dos variables ( costos de producción y precios obtenidos en su comercialización ) que los agricultores suelen recibir apenas entre el 15 y el 20% de los precios que los consumidores pagan por los productos agrícolas, después que estos son mínimamente procesados o “maquillados”, en los supermercados, fruterías, verdulerías, panaderías y carnicerías. En buena medida estas ineficiencias podrían ser  eliminadas por los propios agricultores…….si las instituciones de educación rural les hubiesen enseñado a hacerlo.

Es por todas estas razones que las soluciones para erradicar la pobreza rural no hay que seguir buscándolas  en las ventanillas de los bancos ni en las altas esferas de decisiones políticas de los ministerios de hacienda/finanzas, sino que en los pupitres de las cuatro instituciones educativas anteriormente mencionadas en este artículo. Sus programas educativos deben estar pragmáticamente orientados al deliberado propósito de formar, capacitar, profesionalizar, empoderar y desarrollar el espíritu emprendedor y asociativo/solidario (con sus vecinos). Todo esto  para que los propios agricultores, y no el retórico e ineficaz paternalismo gubernamental, puedan convertirse en eficientes solucionadores de sus problemas de producción, de administración rural, de procesamiento y de comercialización. El qué y el cómo hacer para adecuar los programas de las instituciones educativas rurales,  a  las necesidades más inmediatas de los agricultores, está descrito en los textos abajo indicados, que están disponibles, en forma gratuita,  en la  sección “Artículos del autor” de la página webhttp://www.polanlacki.com.br

A) Textos con recomendaciones para adecuar los contenidos curriculares de las  escuelas fundamentales/primarias rurales:

—-El fracaso de una educación, rural y urbana, que ofrece “el circo antes del pan”

—-Buscando soluciones para la crisis del agro: ¿en la ventanilla del banco o en el pupitre de la escuela?

—-La educación y el subdesarrollo rural:¿Jardines Colgantes de la Babilonia o huertas familiares?¿Enseñar lo exótico o lo UTIL y APLICABLE?

B) Textos con recomendaciones concretas para que las facultades formen agrónomos, veterinarios y zootecnistas más creativos, ingeniosos y pragmáticos que tengan real capacidad teórico-práctica para formular y ejecutar soluciones acordes a los recursos que los agricultores realmente poseen:

—La formación de profesionales para profesionalizar a los agricultores………. y para el difícil desafío de “producir más y mejor con menos recursos”

—Educación agrícola superior: la urgencia del cambio

C) Textos con recomendaciones para mejorar el desempeño de los extensionistas y la eficacia de los servicios de asistencia técnica y extensión rural:

—Qué haría yo si, 40 años después, volviese a ser extensionista?

—Una nueva capacitación para el desarrollo rural ¿gastar en actividades o invertir en resultados? ¿problematizar las soluciones o solucionar los problemas?

D) Y finalmente el artículo, titulado “El dilema de la educación en América Latina: ¿someterse  a los sindicatos de profesores o inspirarse en los campeones mundiales en excelencia educativa?” Este texto contiene recomendaciones para mejorar  la muy  politizada, teórica y abstracta formación que las facultades de educación/pedagogía, escuelas normales e institutos de formación docente están proporcionando a los futuros maestros de las escuelas fundamentales/primarias.  En ellas reside el origen/inicio de una larga cadena de distorsione y debilidades educativas que se irradian a los tres niveles de la educación formal rural y a la educación no formal ( servicios de extensión agrícola ).

Polan Lacki/ Opinión