En Costa Rica, Declaran el café símbolo nacional

39,6% nicaragüenses de los recolectores son nicaragüenses,
“Sin nicaragüenses se cerrarían cosechas costarricenses”,
CCDH recuerda a diputados ticos reconocer trabajo del nicaragüense
.

Alberto Cabezas

Declarar al café como un símbolo nacional fue un proyecto de ley que se tramito bajo el  21640 denominado: “Ley para declarar el café de Costa Rica como símbolo patrio en el desarrollo económico, social y cultural de nuestro país “ presentado a la corriente legislativa por el congresista  Wagner Jiménez, diputado costarricense de Liberación Nacional, hoy ley de la república.

Al café se le ha denominado “El Grano de Oro” debido a la prosperidad económica que le ha traído a Costa Rica desde sus inicios.

“El café representa el esfuerzo costarricense, la prosperidad y un mejor porvenir”, dijo el legislador.

El país costarricense se mantiene competitivo en el mercado internacional, generando el año anterior ¢178 mil millones en exportaciones de café.

Varios ayuntamientos costarricenses se pronunciaron a favor de esta iniciativa como Tibas, Dota. Pero también el Centro Cristiano de los Derechos humanos de Nicaragua que ven cómo buenos ojos esta nueva ley porque son los (as) nicaragüenses los que más se dedican a recolectar café pero también lamentan que los (as) cafetales en Costa Rica han venido desapareciendo por el fuerte impuesto de bienes inmuebles a estas tierras.


Alrededor de un 60% de los (as)  trabajadores (as) que recogen el café en Costa Rica nacieron en Nicaragua o Panamá, mientras que más de la mitad de los peones que levantan las estructuras ticas provienen del vecino país del norte.


Las cifras son aún más altas cuando se habla del sector agrícola en general: las cosechas de azúcar, cítricos, melón y sandía, entre otros, dependen entre 70% y 80% de extranjeros (as) para producirse y recogerse.

Estos dos son sectores donde la participación costarricense ha disminuido con el pasar de los años, aunque no necesariamente por desplazamiento, sino porque las aspiraciones laborales de los (as) ticos (as) ahora son otras.

“El tico no quiere coger café, esa es la realidad. Los jóvenes ya no ven en esto el ingreso del que nosotros nos beneficiábamos antes, ahora sus prioridades están en otras partes”, asegura Édgar Rojas, subdirector del Instituto del Café de Costa Rica (ICAFÉ)


La última encuesta del instituto a recolectores (2016) reveló que de las más de 200.000 personas que participaron en la cosecha de ese año el 58,6% eran extranjeros (as): 19% panameños (as) y 39,6% nicaragüenses.

“sin ellos sencillamente no habría cosecha”

“Nuestra metas y proyecciones están amarradas a la disponibilidad de esa mano de obra extranjera, sin ellos sencillamente no habría cosecha”, resumió Rojas.

La Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) costarricense tiene registrados 266.271 trabajadores en el sector agrícola nacional.

La estimación del MAG es que, para atender todas las cosechas del año, se necesitan alrededor de 73.000 extranjeros (as). Esto significa que un 27% de los trabajadores del sector son foráneos.

Sin embargo, cuando se habla estrictamente de peones agrícolas, el porcentaje se dispara.
La Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAACR) estima que esas 73.000 personas, en su mayoría nicaragüenses, rondan entre el 70% y el 80% de la mano de obra necesaria para sacar adelante las cosechas.


“Sin ellos (los extranjeros) hay que cerrar la agricultura en Costa Rica, es así de sencillo”, asegura Óscar Arias, miembro de la cámara.



La realidad es idéntica en el sector construcción.

La Cámara Costarricense de la Construcción informó que para el primer trimestre de este 2019 los (as) extranjeros (as) representaron el 26% del total de empleados (as) en el sector.

Ese dato, sin embargo, toma en cuenta todo tipo de trabajadores, incluyendo, por ejemplo, diseñadores, gerentes y otra mano de obra especializada.

Si se habla de las primeras dos líneas de trabajo (peones) el porcentaje aumenta significativamente.

Juntos somos familia

Volio y Trejos, una de las empresas constructoras más importantes del país, exhibe en todos sus proyectos un cartel con un par de banderas cruzadas de Nicaragua y Costa Rica bajo el lema “Juntos somos familia”.

Cerca de cada bandera se puede leer “50% costarricenses, 50% nicaragüenses”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s