Diario del Coronavirus en Nicaragua: Las garras del mamífero y los grupos sociales

El tercer día ha llegado a su fin, la media noche es inminente y con ella se ha callado temporalmente el miedo de la sombra que recae sobre una buena cantidad de seres humanos del país, otros, siguen en la lucha de mantener una calma desesperada, desesperada por la incertidumbre, desesperada por una realidad mortal, pero, aun así, la sombría serenidad es un abrigo muy pesado que debe soportarse.

Muchos acontecimientos sucedieron con el paso de la misteriosa unidad espacial llamada tiempo. Al final del día, los comportamientos de manada habían cesado con la aparente calma, sin embargo, el sonido de la gota de agua en el temible silencio despertó a muchos del sueño que generaba la apariencia de una ciudad que lentamente se sumerge en la tranquilidad de la ausencia del ser humano.

La pausada ausencia de seres humanos es notoria, la separación de grupos sociales es evidente, la sociedad continua segregada, las clases sociales se han dividido en dos grupos dominantes, los políticamente activos y los no alineados, de ellos, se desprenden dos grupos respectivamente, del primero, emanan dos subgrupos dominantes, los gobernados y los gobernantes, y de ellos mismos, se diluyen los círculos tradicionales, clasificados principalmente por niveles económicos, el segundo es completamente similar, su diferencia es la inactividad política.

La segregación y separación de grupos sociales es importante para continuar, el miedo a la oscuridad de la peste es mas visible en los no alineados de mejores niveles económicos, su posición ventajosa los ha convertido en zombis acaparadores del terror y de los bienes, sin embargo, los de menor nivel, luchan por mantener la calma y distribuir recursos esenciales.

Extrañamente, los gobernantes y políticamente activos confían en orientaciones emanadas desde lo mas alto y humanamente imaginable de sus líderes, al parecer existe un plan, aun es temprano profetizar resultados, lo cierto es que la peste de las alas del mamífero cada vez resuena cercana en los hogares y las decisiones serán decisivas hasta para la continuidad de este registro.

12:49 minutos de la medianoche, dos personas oficialmente presentan daños por la mordida del mamífero, el miedo es cada vez inminente en una sociedad rasgada por la peste, los presagios de una estela mayor de oscuridad revolotean como aves de carroña

 

Mario Vega, marzo 20-2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s